radio online

Nissan entregó este viernes las 23 cartas de despido a otros tantos trabajadores del grupo Acciona tras alcanzar a un acuerdo con los sindicatos para llegar a una indemnización de 28 días por año trabajado. Tras ese acuerdo, aún quedan unas 15 personas trabajando  para Acciona en la planta de Los Corrales de Buelna, todas en mantenimiento, según ha informado CCOO.

La multinacional japonesa ha recuperado así para los trabajadores de la planta de Los Corrales 23 puestos de trabajo, la mayoría carretilleros. Tras el anuncio de la empresa en abril del 'sobrante' de plantilla se está trabajando en evitar despidos y para ello se han recobrado tareas que estaban subcontratadas.

Aunque estaban citados para las 10 de la mañana, a media tarde del viernes algunos trabajadores llamados a recibir la carta de despido aún esperaban el finiquito.

Un fallo en la refrigeración de las cazoletas intermedias de la sección de fundición nodular de la planta Nissan de Los Corrales de Buelna provocó ayer la intervención de bomberos y Guardia Civil de la localidad para garantizar la seguridad de personal e instalaciones.

La avería no afectó a ninguno de los trabajadores de la fundición pero si ha causado graves daños materiales que están por cuantificar.

Bien es cierto que la rotura del sistema no ha afectado a la producción de la planta de Los Corrales de Buelna.

El sindicato Comisiones Obreras ya presentado ante militantes y simpatizantes la candidatura que ha elaborado para las elecciones que se celebrarán en la planta Nissan de Cantabria esta semana, el miércoles 8 de mayo. El sindicato puso énfasis en tres cuestiones importantes, la información a los trabajadores y la vigilancia del convenio colectivo y de las inversiones anunciadas por la multinacional japonesa en la planta de Los Corrales de Buelna. También han recordado la labor realizada en el último mandato, con reclamaciones constantes sobre los derechos de los trabajadores. En la legislatura que concluye se realizó un estudio pionero al desaparecer el transporte de empresa, un estudio de movilidad que acaba de ser presentado en el Ayuntamiento.

José Ramón González en especialistas y no cualificados, y Serafín García Díaz en técnicos y administrativos encabezan unas listas que pugnan por ser mayoritarias en un comité muy repartido actualmente. De hecho CCOO y Sigen-USO se reparten 10 puestos, cinco cada uno, tres son para UGT y otros tres para sindicatos independientes que en algunos casos se han fusionado con otras formaciones para estas elecciones, con lo que la incertidumbre preside unos comicios en los que están llamados a participar más de 700 trabajadores para la elección de 17 delegados.

La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, vinculó el excedente de plantilla de 55 trabajadores anunciado por la dirección de Nissan en la fábrica de Los Corrales de Buelna a “la propia política que está llevando a cabo la empresa, que la está vaciando de producción y trasladando carga de trabajo a una planta externa al grupo Nissan-Renault”.

“Es cierto que Nissan ha invertido dinero en los últimos años en la fábrica de Los Corrales pero de poco sirve si no la das carga de trabajo, y ese es el compromiso que está incumpliendo la empresa, que tiene ahora la fábrica en un 40% de su capacidad productiva”, agregó Cedrún durante su comparecencia en la rueda de prensa de la conmemoración del 1 de Mayo en la región.

La responsable regional de UGT matizó que se está negociando el convenio colectivo de la planta productiva cántabra de Nissan, aunque lo desvinculó del excedente de plantilla anunciado porque, según la sindicalista “no es un farol de la empresa ni una medida de presión para esa negociación colectiva”.

Cedrún recordó que la fábrica de Los Corrales de Buelna “fundía piezas para el grupo Nissan-Renault y para otros clientes externos, luego se limitó su producción al propio grupo y ahora la empresa incluso funde esas piezas en una fábrica de Valladolid externa al grupo”. 

“Signo evidente de esta política de vaciar de producción la fábrica de Los Corrales es que su director no vive siquiera en Cantabria y apenas pisa la región”, puntualizó la sindicalista, tras mostrar su preocupación por que “ahora son 55 pero el futuro es muy incierto y lo malo es que no se quede ahí”.

Un joven de 42 años residente en San Felices de Buelna, Joaquín Cantero, ha fallecido como consecuencia de un accidente laboral ocurrido el pasado domingo en la planta de mecanizado de la factoría Nissan en Los Corrales de Buelna. El accidente tuvo lugar en la mañana del domingo, siendo trasladado de inmediato al Hospital Marqués de Valdecilla, donde fallecía a mediodía del jueves. A día de hoy aún se investigan las causas concretas del accidente ocurrido en la sala de máquinas. Los compañeros de la planta corraliega han guardado en las últimas horas un minuto de silencio por el fallecimiento de un compañero “muy querido y extremadamente cuidadoso con la seguridad en la planta. Hasta Los Corrales de Buelna se ha desplazado el director de Nissan España, Frank Torres. En materia de seguridad la planta está por encima de los requerimientos exigidos por la normativa laboral. La dirección ha mostrado sus “más sinceras condolencias hacia la familia, amigos y compañeros en estos difíciles momentos”. Y ha explicado que continúan las investigaciones sobre la causa del accidente en colaboración con las autoridades competentes.

Joan Busquets, director hasta ahora de la planta Nissan de Los Corrales de Buelna, ha sido nombrado nuevo responsable de las operaciones industriales de Nissan en Sudáfrica. Se hará cargo de la planta que la compañía tiene en Pretoria. El sustituto en Cantabria será el hasta ahora director de nuevos modelos de Nissan en el Reino Unido, Alan Johnson.

Hasta el momento, Joan Busquets era el director de operaciones de las fábricas que Nissan tiene en Cantabria -que es una planta de fundición y mecanizado- y en Ávila -donde se producen camiones ligeros-. Además, también director de Emtisa, centro que produce piezas metálicas como son bastidores y largueros, ubicada en Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

El hasta ahora director de nuevos modelos de Nissan en el Reino Unido, Alan Johnson, sustituirá a Joan Busquets en la dirección de las operaciones de Nissan en Cantabria y como director de Emtisa. Mientras que Frank Torres, Consejero Director General y Vicepresidente de las Operaciones Industriales de Nissan en España se hará cargo directamente de la planta de Ávila.

Sobre Nissan en España

Nissan cuenta con tres centros de producción en España: Barcelona, Ávila y Cantabria, donde produce el turismo Nissan Pulsar, la furgoneta NV200 y su versión eléctrica e-NV200, los vehículos todoterreno Pathfinder y Navara; y los camiones ligeros NT400 Cabstar y NT500. Este año empezará a producir una nueva pick up. Además, Nissan España tiene un centro de I+D para motores y desarrollo de vehículos industriales ligeros, así como centros de recambios y de distribución. La sede de ventas de España y Portugal se encuentra en Barcelona. En total, 4.700 personas trabajan en Nissan en España y en 2014 se produjeron 141.100 vehículos

La dirección de Nissan Motor Ibérica (NMISA) ha firmado este martes un acuerdo con la representación de los trabajadores de la planta de Los Corrales de Buena como respuesta a la presentación el pasado 28 de mayo de un plan industrial que pretende adecuar la estructura de la fábrica a la reducción de la carga de trabajo de los últimos años, garantizando la competitividad de la planta cántabra.

Tras dos semanas de negociación "y el gran esfuerzo realizado por parte de la dirección de NMISA, así como la voluntad de negociación por parte de la representación social" el acuerdo ha permitido dar respuesta, entre otras cuestiones, a las cerca de 80 prejubilaciones puestas sobre la mesa por la dirección, un proceso que se iniciará a partir de este mes de junio y se prolongará a lo largo del ejercicio fiscal 2019, que finaliza en marzo de 2020.

Con todo, se ha acordado una vigencia del convenio colectivo de tres años, hasta marzo de 2022; compensar las prejubilaciones con el 85% del salario neto hasta la jubilación a los 63 años de edad; Una prima de adhesión en un único pago, equivalente al 5% para las personas que se acojan a las condiciones de las prejubilaciones acordadas; contención salarial (sin incrementos) en 2019, con un bono de continuidad equivalente a un máximo de un 0,5% para el presente año fiscal; un incremento salarial que se reparte en un aumento del 0,7% consolidado más un 1% no consolidado en 2020; un incremento salarial del 0,7% consolidado más un 0,5% no consolidado en 2021; la ampliación de la jornada intensiva de verano desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, durante la vigencia del convenio; y la revisión y regularización durante la vigencia del convenio del precio de la hora nocturna hasta alcanzar en el año fiscal 2021 un valor de 2,66 euros.

El acuerdo se ha ratificado con los representantes de los dos principales sindicatos, CCOO y Sigen-Uso, tras la decisión de UGT este fin de semana de no ratificar el convenio. El comité de empresa está formado por seis representantes de CCOO, cinco de Sigen-USO, cuatro de UGT y uno de CGT y CSI.

Las negociaciones comenzaban la semana pasada, tras el anuncio de la dirección de un plan industrial que prevé alrededor de 80 prejubilaciones como respuesta a la "necesidad de adecuar la estructura de la planta a la reducción de su carga de trabajo", cifrada en un 50% en la última década. El objetivo, según la dirección, es garantizar la competitividad tanto como el futuro de la fábrica cántabra, en la que actualmente trabajan cerca de 600 personas.

El consejero director general de NMISA, Genís Alonso, ha explicado que con la firma de este acuerdo "nuestra intención es asegurar que la planta de Cantabria se encuentre en una posición competitiva". La compañía apuesta por el futuro a largo plazo de la planta de Nissan en Cantabria y por ello está trabajando para conseguir nuevas oportunidades dentro de la Alianza, según la dirección. Prueba de ello, asegura, es el ritmo inversor realizado en los últimos siete años, que asciende a nueve millones de euros anuales y que ha consistido en innovaciones en las líneas de trabajo.

Los afiliados de UGT han decidido en Asamblea General rechazar el acuerdo logrado esta semana entre la dirección de Nissan Motor Ibérica y la representación sindical presente en el comité de empresa de la planta que la multinacional japonesa tiene en Los Corrales de Buelna. En principio la negativa de UGT no tendrá consecuencias sobre el convenio colectivo pactado esta semana porque los sindicatos CCOO y Sigen-USO, mayoritarios en ese comité, sí ratificarán el acuerdo. Una decisión que también se ha tomado en asambleas celebradas esta semana en fábrica y el sábado en sus respectivas sedes en Los Corrales de Buelna.

La dirección de Nissan Motor Ibérica y la representación sindical de los trabajadores alcanzado el jueves un principio de acuerdo en la negociación de las medidas de competitividad y del VI convenio colectivo de la planta de Los Corrales de Buelna.

El equipo directivo y los sindicatos revisaban los diferentes puntos que se presentaron en las reuniones previas y tras un gran esfuerzo por parte de la dirección, ésta dio respuesta a las peticiones del comité de empresa.

Se ha acordado una vigencia del convenio colectivo de tres años, hasta marzo de 2022; compensar las prejubilaciones con el 85% del salario neto hasta la jubilación a los 63 años de edad; Una prima de adhesión en un único pago, equivalente al 5% para las personas que se acojan a las condiciones de las prejubilaciones acordadas; contención salarial (sin incrementos) en 2019, con un bono de continuidad equivalente a un máximo de un 0,5% para el presente año fiscal; un incremento salarial que se reparte en un aumento del 0,7% consolidado más un 1% no consolidado en 2020; un incremento salarial del 0,7% consolidado más un 0,5% no consolidado en 2021; y la ampliación de la jornada intensiva de verano desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, durante la vigencia del convenio.

La dirección y la representación sindical se han emplazado a una nueva reunión el próximo martes 11 de junio para la firma de ese acuerdo, una cita en la que no estará UGT. El comité de empresa está formado por seis representantes de CCOO, cinco de Sigen-USO, cuatro de UGT y uno de CGT y CSI.

Las negociaciones comenzaban la semana pasada, tras el anuncio de la dirección de un plan industrial que prevé alrededor de 80 prejubilaciones como respuesta a la "necesidad de adecuar la estructura de la planta a la reducción de su carga de trabajo", cifrada en un 50% en la última década. El objetivo, según la dirección, es garantizar la competitividad tanto como el futuro de la fábrica cántabra, en la que actualmente trabajan cerca de 600 personas.

 

Los trabajadores de la factoría Nissan en Los Corrales de Buelna han entregado a Caritas Parroquial una cantidad de 3.000 euros para la compra de alimentos en los establecimientos del municipio con destino a las familias atendidas por la institución. El presidente del comité de empresa, José Manuel Tezanos, y el secretario, Miguel Ángel Arrey, hicieron entrega del dinero al presidente de Caritas, Ramiro Pérez, acompañado por la junta directiva de la organización en Los Corrales de Buelna.

Miguel Ángel Arrey adelantó que se donarán otros 2.000 euros a entidades como el Banco de Alimentos y recordó que ya en Navidad, algo que se repite desde hace algunos años, se hizo entrega de lotes de alimentos a Caritas Parroquial.

Por su parte Ramiro Pérez agradeció una aportación “tan importante para el centenar de familias que atendemos cada día” y explicó que sus compras siempre se realizan en los establecimientos de la localidad. También reconoció que el año ha comenzado con el incremento de las familias atendidas pero se mostró contento porque “aunque los resultados no son tan buenos como el año pasado, los donativos siguen creciendo, así que podemos compensar el aumento de personas atendidas”.

(En el reproductor, Miguel Ángel Arrey)

Los trabajadores de la planta Nissan de Los Corrales de Buelna han salvado el verano de más de un centenar de familias sin recursos de la localidad, con un donativo de 5.000 euros a Cáritas Parroquial que permitirá comprar alimentos hasta agosto, como reconoció el presidente de la institución, Ramiro Pérez.

La Asociación Cultural y Deportiva Trabajadores de Nissan entregó a la junta directiva de Cáritas en su sede corraliega una cantidad que "responde a la gran labor que desempeñan a lo largo de todo el año", explicó el secretario de la asociación donante, Miguel Ángel Arrey, encargado de entregar la cantidad a Ramiro Pérez junto al presidente de ese colectivo de trabajadores, José Manuel Tezanos. Recordó que ya en diciembre se entregaron lotes especiales y entonces hablaron de la posibilidad de hacer su donativo económico en una época de mayor necesidad. Ahora, pasado el 'furor' de la campaña de Navidad, donde los donativos y aportaciones son más abundantes, Cáritas empieza a tener que aprovechar recursos propios, con lo que los 5.000 euros "permitirán comprar alimentos hasta agosto" sin acudir a esos fondos, según explicó el presidente de la organización corraliega. Compra que se realiza en establecimientos de Los Corrales de Buelna, otro de los objetivos del donativo de los trabajadores de Nissan, que repercuta en el comercio de la localidad.

Son unas 110 familias las atendidas a diario por Cáritas Parroquial, cerca de 500 personas en las que en lo que va de año la institución se ha gastado unos 10.000 euros. Tras la "muy buena" campaña de Navidad las aportaciones se han ido terminando y a mitad de año ya se tienen que utilizar los recursos propios, pero, de momento, gracias a los trabajadores de Nissan, podrán reservar esos recursos hasta agosto.

Ramiro Pérez reconoce que se notan los planes de empleo y que cuando terminan muchas personas vuelven a requerir su ayuda. De las 110 familias atendidas, unas 30 son del norte de África, otras 20 del Este de Europa y la gran mayoría del resto españolas, con prevalencia últimamente de familias rotas que requieren una ayuda urgente.

Nissan escenificó este martes en Los Corrales de Buelna su apuesta por la planta que la multinacional del automóvil tiene en Cantabria, en la que invertirá más de 10 millones de euros a lo largo de los próximos 12 meses. Un aliciente con miras al futuro que se suma a otros 11 millones ya invertidos en 2012, en el que además se rubricó la contratación de 34 nuevos empleados. El Consejero Director General de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, explicó que la nueva inversión redundará en las plantas de fundición y mecanizado para la introducción de nuevas piezas y la modernización de las instalaciones. El anuncio se hizo en una gran sala de la factoría corraliega ante buena parte de los empleados y directivos de la planta, autoridades y medios de comunicación. Acompañaron a Frank Torres en el anuncio el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, el consejero de Industria, Eduardo Arasti, y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio. En su nombre, Diego reconoció sentirse “muy orgulloso” de tener en Cantabria una fábrica que es “referencia en el mundo” y generadora de “estabilidad, certidumbre, riqueza y empleo” para un gran número de familias del Valle de Buelna y de su entorno.

Durante su intervención, Torres habló de pasado, destacando los buenos resultados, “incluso mejores de lo esperado”, logrados en 2012, “lo que confirma que Nissan afianza las operaciones industriales en Cantabria y nos permite mirar al futuro con optimismo”; de presente, apuntando que la planta es a día de hoy un referente para el resto de centros de fundición y mecanizado, “lo que nos abre las puertas a optar a nuevos productos y a mantener nuestra tendencia de crecimiento”; y de futuro, avanzando que durante el ejercicio 2013 Nissan introducirá nuevas piezas, tanto para la versión eléctrica de la NV200 de Barcelona como para el nuevo camión de Ávila y el nuevo Note y la nueva versión del Qashqai que se producirán en Sunderland (Reino Unido).

Sobre los buenos resultados de 2012, aseguró que “han permitido atraer nuevas cargas de trabajo”. Además, se contrató a 34 nuevos empleados, se lanzó con éxito las nuevas piezas para la versión europea del vehículo completamente eléctrico de Nissan y se continuó con su plan de mejora de la productividad, seguridad y respeto por el medio ambiente.

Pero Frank Torres también dejó claro que el proyecto de crecimiento no ha hecho más que comenzar. “Si la mejora de competitividad de la planta cántabra continúa, en 2014 y 2015 seguiremos introduciendo nuevas piezas, como las que se montarán en el turismo que se fabricará en la planta de Barcelona”, afirmó. Y terminó dejando claro que en ese futuro “no cabe la relajación, ni caer en la complacencia. Debemos seguir trabajando duro y concentrándonos en la mejora continua de nuestra competitividad”.

Por su parte, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, dijo sentirse “orgulloso” de la planta de Los Corrales de Buelna y ensalzó “el factor humano” como “parte vital y clave” para que la multinacional haya considerado a la de Los Corrales como "planta de referencia", al mismo tiempo que ha defendido su "legítima ambición de crecer, producir más y crear nuevos puestos de trabajo, no sólo mantener".

El presidente felicitó a directivos y trabajadores por “ganarse día a día con su trabajo y esfuerzo la confianza del grupo Nissan y contribuir a que la Comunidad Autónoma pueda superar con éxito la actual coyuntura económica”.

La planta Nissan de Los Corrales de Buelna cuenta con más de 700 empleados y se dedica a la fundición y mecanización de diversas piezas para vehículos de la marca fabricados tanto a nivel nacional como internacional, así como al montaje de ejes de camión, destacando la producción de piezas de valor como las manguetas de dirección o los discos de freno.

Se trata de la segunda empresa de la región por número de trabajadores y pertenece a un sector, el de los componentes del automóvil, que representa casi una cuarta parte del PIB industrial de Cantabria.

Nissan Motor Ibérica ocupa un lugar destacado dentro de la industria automovilística española y cuenta con tres fábricas: Cantabria, Barcelona y Ávila. Es líder en los segmentos del todoterreno y de vehículos industriales y comerciales de gama ligera y media, y destaca por su elevado nivel tecnológico y su voluntad innovadora.

Además de la fabricación y desarrollo de vehículos, motores y componentes, distribuye también recambios para España y el sur de Europa. En total, Nissan da trabajo a 4.700 personas en nuestro país, donde el pasado año se produjeron 142.000 vehículos.

La dirección de la planta de Nissan en Cantabria y los representantes de los trabajadores se han reunido este jueves para, según la empresa, acordar medidas para afrontar el excedente de 55 personas que tiene actualmente la planta de los Corrales de Buelna para este año fiscal 2016.

La carga de trabajo prevista para este año fiscal hace que la planta deba afrontar este excedente de 55 personas. Nissan está analizando ya todas las situaciones posibles para afrontar este excedente de la mejor forma posible.

En los últimos tres años, Nissan ha invertido en la planta de fundición y mecanizado 44 millones de euros que han permitido lanzar nuevos proyectos y a la vez mejorar la eficiencia de las instalaciones. Todo ello, ha supuesto un incremento de la competitividad de la factoría, lo que la hace más atractiva para seguir atrayendo nuevos proyectos, siempre según la empresa.

Muy distinta es la visión que tienen de la situación los sindicatos, inmersos ya en la negociación de un convenio colectivo que ha desgajado de esa negociación, a petición de UGT, otra igual de importante, la que determinará qué hacer con el excedente de plantilla que aduce la empresa en una mesa de empleo.

De hecho, Eduardo Seco, representante de la Sección Sindical de UGT, afirmó ayer que los sindicatos estaban llamados a una reunión sobre el convenio colectivo pero se encontraron con que "el único argumento esgrimido por la dirección fue el sobrante de plantilla". El veterano sindicalista fue claro al asegurar que esa situación "es fruto de la ineficacia de los gestores que ha tenido esta planta durante los últimos años" y puso como ejemplo el que "en poco tiempo la fábrica ha tenido cuatro directores, una muestra de que las cosas no se han hecho bien".

En términos generales, los representantes sindicales no creen que sobre nadie, más bien ponen el punto de mira de su preocupación en la falta de despegue de la planta cántabra, un crecimiento que se había anunciado hace apenas dos años por la dirección de la multinacional en España en una de las visitas de sus mandatarios a Los Corrales de Buelna. De hecho la preocupación de los representantes de los trabajadores se centra en la pérdida de competitividad, que ha llevado a la fábrica de Los Corrales de Buelna a perder la posibilidad de producir un disco de freno para Renault Valladolid, una pieza que ahora se funde en la capital castellana y se mecaniza en Marruecos, en vez de hacerlo en una planta de la alianza como es la de Los Corrales de Buelna. Algo que podría acabar sucediendo con otras piezas llamadas en principio a producirse en Cantabria.

(Nota de prensa remitida por el departamento de Comunicación del colegio San Juan Bautista - La Salle).

Nissan dona una furgoneta e-NV200 a los alumnos de formación profesional del colegio San Juan Bautista - La Salle

  • Esta iniciativa contribuirá a mejorar el aprendizaje de los estudiantes de varios ciclos formativos relacionados con el sector de la automoción que se imparten en este centro educativo

La planta de Nissan Motor Ibérica (NMISA), en Los Corrales de Buelna, ha donado una furgoneta e-NV200 al Colegio San Juan Bautista, perteneciente a la Red de Centros La Salle y situado en nuestra localidad, con el objetivo de reforzar la formación práctica de sus alumnos.

Este centro educativo ofrece actualmente 8 ciclos formativos, cuatro de los cuales son del sector de la automoción. Cada uno de ellos cuenta con dos años de duración:

  • Formación Profesional Básica de Mantenimiento de Vehículos.
  • Grado Medio de Carrocería del Automóvil.
  • Grado Medio de Electromecánica de Vehículos.
  • Grado Superior de Automoción.

El vehículo donado permitirá a los 180 estudiantes de estos cursos disponer de una herramienta de aprendizaje para obtener las competencias y la cualificación necesaria en la realización de los trabajos técnicos propios de su futura profesión.
El director de Operaciones de NMISA en Cantabria, Óscar Bombín, y el director de la planta, Alberto Faura, han visitado hoy este centro educativo para hacer entrega del vehículo. En el acto también ha participado José Manuel Merino, director del colegio San Juan Bautista – La Salle.
“Desde Nissan queremos contribuir a mejorar la colaboración entre empresa y formación profesional y por ello nos enorgullece poder contribuir a la mejor preparación de estos jóvenes dentro del sector de la automoción”, ha destacado Bombín. Por su parte, Merino señaló: “El vehículo será de gran ayuda para el desarrollo de las clases prácticas de la rama de automoción. Además, permitirá acercar más a los alumnos al mundo de la empresa y profundizar en las últimas novedades tecnológicas del ámbito del automóvil. La donación de este coche mejorará notablemente el proceso de enseñanza-aprendizaje que se lleva a cabo en el Centro La Salle”.
Situada a 40 kilómetros de Santander, la fábrica de Nissan en Los Corrales de Buelna emplea a más de 650 personas y es una de las plantas de fundición y mecanizado más importantes de Europa. Está orientada en ser excelente en la fabricación de piezas imprescindibles, especialmente discos de freno y manguetas de dirección. Produce componentes para powertrain así como piezas para vehículos de las fábricas de Nissan y Renault en Europa, siendo por tanto una planta clave para la Alianza Renault-Nissan. La fábrica suministra componentes para modelos como el Renault Kadjar y los Nissan Juke, Qashqai y Micra.

Sobre Nissan en España

Nissan cuenta con tres centros de producción en España: Barcelona, Ávila y Cantabria, donde fabrica el turismo Nissan Pulsar, la furgoneta NV200 y su versión 100% eléctrica e-NV200, el nuevo pick-up Navara y el camión ligero NT400/Cabstar. Además, Nissan España tiene un centro de I+D para motores y desarrollo de vehículos industriales ligeros, así como centros de recambios y de distribución. La sede de ventas de España y Portugal se encuentra en Barcelona. En total, más de 5.000 personas trabajan en Nissan en España y en 2016 se produjeron 121.200 vehículos.

Sobre el Colegio San Juan Bautista - La Salle

La institución La Salle lleva 126 años en Los Corrales de Buelna, combinando fidelidad creativa e innovación emprendedora en todas las etapas educativas. El centro ofrece Educación Infantil, Educación Primaria y Enseñanza Secundaria Obligatoria, además de los Ciclos Formativos citados anteriormente, y los de la familia de Administrativo (Grado Medio de Actividades Comerciales, Grado Medio de Gestión Administrativa, y Grado Superior de Administración y Finanzas) y Grado Medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas. Es de destacar que los alumnos de Formación Profesional provienen de más de 30 poblaciones de Cantabria debido al prestigio de estas enseñanzas en el centro; de ahí la importancia de la labor social y educativa de la institución La Salle en el ámbito rural del Valle de Buelna y alrededores, labor que tiene, sin lugar a dudas, un gran impacto en el tejido empresarial de la comarca y de la región.

La dirección de Nissan España ratificó este martes ante la plana mayor del Gobierno regional su apuesta por afianzar las operaciones industriales de la planta de Los Corrales de Buelna, referencia mundial en la producción de piezas como discos de frenos o manguetas de dirección para los vehículos más vendidos de la marca en Europa y el mundo. Una apuesta que ha supuesto una inversión de 21 millones de euros para modernizar la maquinaria y que permite producir ya piezas para el nuevo Qashqai, uno de los coches más vendidos en Europa, presentado ayer de forma oficial en Madrid. Pero también para el nuevo Note o el Leaf, el vehículo eléctrico más vendido en todo el mundo, con más de 87.000 unidades. Incluso para el camión que se monta en la planta de Ávila y para el nuevo vehículo de pasajeros que comenzará a producirse en julio en Barcelona.

Orgullo de Nissan

Eso sitúa la planta de Los Corrales de Buelna en su máximo rendimiento y lleva a pensar a la multinacional japonesa que en el horizonte de 2015 debería ampliarse su capacidad productiva, con todo lo que ello implica. Así lo anunció Frank Torres, consejero director general y vicepresidente de las operaciones industriales de Nissan en España. “Es un lujo poder decir que el futuro sigue en nuestras manos”, afirmó, para hablar de una planta que funciona ya al máximo rendimiento, con una producción cercana a las diez millones de piezas al año y que las previsiones marcan que seguirá en esa línea hasta 2015. Se mostró orgulloso de una planta que ha logrado ser referente mundial en la producción de discos y manguetas, convirtiéndose en la factoría de ratificación de los procesos de producción a nivel mundial. “Hasta ahora viajábamos a Japón para copiar sus proceso, pero ahora es Japón el que comienza a copiar nuestras ideas”.

Compromiso bilateral

Lo dijo ante el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, quien habló de un proyecto “ilusionante”. Recalcó que en abril del año pasado se firmó un compromiso de colaboración entre la empresa y el Gobierno “que no solo se está cumpliendo, sino que Nissan está adelantando los plazos de una inversión que alcanzará los 24 millones de euros”. Un compromiso en el que su gobierno, dijo Diego, ha llegado al máximo de colaboración con la empresa. En total, tres millones de euros que permitirán alcanzar esa cifra de 24 millones en inversión. Recordó que en un marco de crisis general la planta Nissan de Los Corrales de Buelna entró con más de 700 trabajadores “y sale de la crisis con las mismas cifras de empleo, dentro de un objetivo claro como es producir más para crear más empleo”.

Formación profesional dual

También habló de un nuevo compromiso, la firma de un convenio para que la planta de Los Corrales de Buelna acoja estudiantes en prácticas dentro del proyecto Formación Profesional Dual, un proyecto que también resaltó Frank Torres, como una de las apuestas de futuro para la mejora de la competitividad e innovación. “Es muy importante ganar en competitividad y en innovación, pero también lo es ganar en talento, la base para poder continuar mejorando”. Mientras Diego recordaba algo de lo que saben muchos los corraliegos, los buenos tiempos de Aprendices, la cuna de grandes profesionales repartidos por toda la geografía nacional. Los estudiantes se formarán en las instalaciones de Nissan durante tres años, cuatro horas diarias, preparándose para “afrontar su futuro con más garantías, mientras el sector de la automoción se podrá nutrir de profesionales con experiencia”. Los beneficiarios serán estudiantes de química, electricidad y electrónica, energía y agua, informática y comunicaciones, instalaciones y mantenimiento, administración y gestión, fabricación mecánica y comercio y marketing.

Ignacio Diego estuvo acompañado por los consejeros de Industria, Javier Arasti, y de Educación, Miguel Ángel Serna, además de varios directores de sus departamentos, y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz. Por su parte, Fran Torres contó con la presencia del director de la planta en Los Corrales de Buelna, Joan Busquets, y Ruth Pina, directora de Recursos Humanos en Nissan Motor Ibérica.

Tras las explicaciones ante directivos de la planta y los medios de comunicación, visitaron la planta de mecanizado y comprobaron la producción de las nuevas piezas, además de los vehículos para los que se fabrican, entre ellos el nuevo Qashqai.

Al término de la visita, la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, se mostró “más que satisfecha con una jornada que nos reafirma en la esperanza de una pronta recuperación económica, un baño de oxígeno para el mantenimiento de los puestos de trabajo de la planta y de la comarca”.

(En el reproductor, declaraciones de Frank Torres, Ignacio Diego y Mercedes Toribio).

Nissan aprovechó ayer la firma del convenio colectivo que regirá las relaciones entre dirección y trabajadores de su planta en Los Corrales de Buelna hasta 2015 para anunciar una primera oleada de inversiones en las instalaciones de la factoría cántabra que cuantifica en 10 millones de euros y tienen como destino afrontar la producción de ejes y discos para los nuevos motores de Nissan. Así lo adelantó el consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, al asegurar que la firma del convenio colectivo y la mejora en la competitividad iniciada en 2011 garantizan el futuro de una planta “donde vamos a tener muchas oportunidades si seguimos haciendo los deberes”. Incidió en que “habrá oportunidades para nuevos productos y debemos estar listos para optar a ellos”. Dirección y sindicatos rubricaron esta misma semana un convenio que supondrá el mantenimiento de la plantilla actual, sin aplicar medidas traumáticas durante su vigencia, la aplicación de medidas de moderación salarial y la mejora de la flexibilidad y productividad para hacer frente a uno de los grandes retos de futuro para la factoría de Los Corrales de Buelna, incrementar la competitividad hasta equipararla con otras plantas del grupo en el mundo. Y como meta principal, convertir la factoría en planta madre, productora de piezas únicas, esenciales para la línea automovilística y esencialmente competitivas. Para ello la factoría corraliega deberá cumplir el Plan de Competitividad diseñado por la firma japonesa, estructurado en cinco pilares básicos; la especialización en piezas clave, desechando piezas que no sean competitivas; una flexibilidad que permita adecuar el tamaño de la planta a las contingencias del mercado; el convenio colectivo ya firmado; poder aplicar las mejoras competitivas de otras plantas como la de Tochigi; y optimizar inversiones para lanzar nuevos modelos. Según Frank Torres, el cumplimiento de esos cinco pilares “nos llevará a la mejora de la competitividad y nos hará candidatos a ser planta madre, en dura competencia con otras plantas del grupo en Japón y de Renault. Los deberes ya hemos empezado a hacerlos y este convenio es clave para ese futuro”. Frank Torres estuvo acompañado en todo momento por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, el consejero de Industria, Eduardo Arasti, y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio. Ante las explicaciones del responsable en Europa de Nissan, Diego se mostró satisfecho y agradecido a la apuesta de Nissan, asegurando que su Gobierno ha estado al lado de la compañía “en la medida que se le requería”, y adelantó que, en esa colaboración, “buscaremos nuevos objetivos para intentar optar a que Cantabria sea puerto de salida del grupo Nissan Renault, ser útiles mejorando la competitividad, las condiciones de salida de los productos hechos en España”. Arasti afirmó que “es una noticia muy positiva que entre todos, Nissan, administración, comité y trabajadores, hallamos podido y sabido dibujar un futuro prometedor para esta planta, una buena noticia para el futuro de Cantabria”. Y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, no tuvo reparos en calificarla como “genial”. Es, dijo “una gran satisfacción, máxime en el contexto actual, la apuesta de Nissan por esta planta y por Los Corrales de Buelna, lo que nos llena de orgullo. Es una gran noticia para el municipio”.

Un convenio conveniente

Respecto al convenio, tendrá una duración de cuatro años, 2012-2015, paralelo al Plan de Competitividad de la marca japonesa. Frank Torres aseguró que con ese acuerdo “iniciamos un camino que debe garantizar el futuro de la planta”. Supone, dijo, “el mejor ejemplo de trabajo en común entre administración, Nissan y sindicatos”. Y garantiza, ratificó, “el poder responder a las variaciones del mercado sin sucumbir a las caídas de la demanda, abriendo un futuro esperanzador en el que seguir considerando la planta como referente de fundición y mecanizado en Europa”.

El convenio incluye como medidas principales el no adoptar medidas traumáticas; flexibilidad para adaptarse a la demanda, “si son cambios de mercado temporales con medidas temporales, si son estructurales con medidas permanentes”, dijo Torres; moderación salarial en los próximos cuatro años, con incrementos de un 0% el primer año, 0,5 el segundo, 0,8 el tercero y 1% el cuarto; flexibilidad, abriendo la puerta a poder trabajar 15 sábados, 40 horas adicionales en caso de averías para recuperar la producción y estableciendo una bolsa de flexibilidad de días al alza y baja de menos 25 y más 30 días para bajadas o puntas de producción “que esperamos tener pronto”, además de que en 2015 se podrá trabajar un día más; y por último, hacer más piezas y mejores en menos tiempo. Este conjunto de medidas, dijo Torres, “dará una ventaja competitiva a Cantabria”.

Torres aseguró que el nuevo convenio “demuestra el compromiso de Nissan con España y su voluntad de seguir apostando por las operaciones industriales de Nissan en este país”. Agradeció la labor desempeñada por el anterior director de operaciones de las plantas de Barcelona, Ávila y Los Corrales de Buelna, José Luis Sanjoaquín, y dio la bienvenida al nuevo director, Joan Busquets, ambos presentes también en la visita a la planta y posterior rueda de prensa.

Terminó recordando que “al final lo que hay que hacer, como apunta la cultura japonesa, es preguntarse cómo se puede mejorar cada día”.

Esfuerzo de los trabajadores.

Los sindicatos firmantes coincidieron en señalar que es el convenio que se podía firmar en estos tiempos, asumiendo un gran esfuerzo de los trabajadores por garantizar el futuro de la planta y por la firma en sí.

Gonzalo de Miguel, presidente del Comité de Empresa y representante independiente de los trabajadores afirmó que “es un convenio difícil de negociar pero positivo para ambas partes, la dirección apuesta por esta planta con importantes inversiones y los trabajadores contestamos con contención salarial y flexibilidad”. Por CCOO Juan José Landeras dijo que “ha sido un paso importante en una situación general de crisis, una apuesta de futuro en la que el conjunto de los trabajadores hacemos un gran esfuerzo para que la planta pueda alcanzar las expectativas que Nissan nos ha marcado y con el tiempo consolidar la planta que repercuta en una mejora general para los trabajadores de esta planta y con ello para toda la comarca”. Por UGT, Eduardo Seco, aseguró que “a nuestro entender es un convenio que ha supuesto un gran esfuerzo por todas las partes pero que a la postre, en el contexto actual, es positivo, como continuidad del anterior, firmado hace cuatro años”. Y Ramón Sampedro, del Sindicato Independiente de Empresas Nissan y USO, afirmó que “dentro de las dificultades económicas actuales a todos los niveles, es un convenio que valoramos como lo menos malo posible, una apuesta clara por la planta, por los puestos de trabajo y la marca. Es una apuesta de la dirección por potenciar nuevos productos en esta planta y en ese contexto. Y aunque no es el mejor momento para negociar un convenio, hemos logrado dar un paso decisivo para garantizar el futuro de la factoría y del pueblo”.

La planta Nissan de Los Corrales de Buelna se prepara para ampliar su línea de producción con nuevas piezas destinadas a la pick-up que comenzará a fabricarse en Barcelona a finales de año. Para ello ha invertido 5,4 millones de euros, una parte de los 34 que se han destinado en los últimos tres años a la consolidación de la factoría corraliega como una de las plantas más importantes del grupo en el mundo. Una inversión que por lo demás, ha permitido lanzar con éxito una decena de proyectos nuevos para la Alianza Renault-Nissan, incrementar la producción para la creciente demanda del Nissan Qashqai o adelantar la participación en el próximo crossover de Renault, el Kadjar. También se ha invertido en logística, ampliando las instalaciones con nuevas naves de almacenaje que harán frente a los nuevos retos de la firma en Cantabria.

Así de claro se lo expuso ayer el Vicepresidente y Consejero Director General de las Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, en una visita que sirvió para confirmar el buen estado de forma de las relaciones entre empresa y ejecutivo y asegurar esa colaboración en el futuro. Allí estuvieron también el consejero de Industria, Eduardo Arasti y la alcaldesa de la localidad, Mercedes Toribio Ruiz, en un encuentro que les dio oportunidad de conocer al nuevo director de la factoría corraliega, Alan Johnson, sustituto de Joan Busquets en la dirección de las operaciones de Nissan en Cantabria.

Tras visitar la planta y explicar de primera mano al presidente las nuevas líneas de producción, Frank Torres se dirigió a todos los empleados, políticos y medios de comunicación en una de esas nuevas naves de almacenaje para afirmar que "sin duda alguna, el trabajo bien hecho hasta ahora nos ha permitido atraer nuevas inversiones" hacia "una de las mejores plantas de fundición y mecanizado de la Alianza". Con orgullo afirmó que "somos competitivos y nuestros niveles de calidad son muy apreciados en nuestra compañía", hasta tal punto que según aseguró "antes íbamos a Japón a aprender y ahora son ellos los que vienen aquí".

"Todas estas mejoras todavía nos dejan en mejor posición, si cabe, para atraer nuevos proyectos y tener la planta trabajando al máximo", concluyó Frank Torres.

Por su parte, el presidente regional dejó claro su compromiso de seguir colaborando con la empresa para captar nuevos proyectos que aporten "más estabilidad, más futuro y más empleo" a la planta corraliega. "Si se requieren nuevas inversiones, el Gobierno estará una vez más al lado del futuro de la planta de Los Corrales, porque la apuesta que se ha hecho en este trienio ha sido acertada, logrando lo que se pretendía, estabilidad en el empleo", señaló.

Piezas para toda Europa

En la actualidad, la planta cántabra suministra piezas a todas las fábricas que Nissan tiene en Europa, especialmente manguetas de dirección y discos de freno; en el último año ha contribuído al lanzamiento y éxito de nuevos modelos de la marca como son el Juke, el Note o el Tiida, producido en San Petersburgo (Rusia); desde enero del año pasado produce piezas para el nuevo Nissan Qashqai, el crossover líder de ventas tanto en España como en Europa, el cual, debido a su gran éxito en el mercado, ha obligado a ampliar la capacidad de producción de la planta corraliega. Pero además, en las instalaciones de Nissan en Cantabria también se producen piezas para los dos vehículos que la planta de Barcelona lanzó en 2014: la furgoneta 100% eléctrica e-NV200 y el turismo Nissan Pulsar. Y está inmersa en el proyecto para el nuevo crossover de Renault, el Kadjar.

Para el lanzamiento de estos proyectos se ha renovado y modernizado las instalaciones de la planta, la maquinaria de mecanizado, la modernización de las líneas de moldeo en la planta de fundición y la mejora de las instalaciones de desmoldado y de chorreado. Todo ello, enmarcado en el plan Cantabria Progresa que, entre otros objetivos, marca una estrategia industrial basada en las piezas más importantes.

Para este 2015 el objetivo es mejorar la logística, sincronizándola e incrementando su eficiencia, para lo que se han construido nuevos almacenes, donde se redistribuirá el material. Uno de ellos es el que ha podido ver el presidente de Cantabria como final de la visita, una nave que tiene una capacidad de 3.500 metros cuadrados.

Situación en Ávila

Muy distinta parece la situación en la planta de Nissan en Ávila, donde la dirección ha comunicado a los sindicatos su intención de plantear en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleos de extinción de puestos de trabajo. La respuesta del comité de empresa, reunido con carácter de urgencia, ha sido convocar una jornada de huelga para el próximo 7 de mayo, anunciando que tras ese día, si la empresa no retira el ERE, se convocará una huelga indefinida.

Página 1 de 2