radio online

Nissan asegura estar "analizando soluciones para afrontar el excedente de 55 personas"

28 Abr 2016
1587 veces
El futuro de la planta pasa por el próximo convenio colectivo El futuro de la planta pasa por el próximo convenio colectivo

La dirección de la planta de Nissan en Cantabria y los representantes de los trabajadores se han reunido este jueves para, según la empresa, acordar medidas para afrontar el excedente de 55 personas que tiene actualmente la planta de los Corrales de Buelna para este año fiscal 2016.

La carga de trabajo prevista para este año fiscal hace que la planta deba afrontar este excedente de 55 personas. Nissan está analizando ya todas las situaciones posibles para afrontar este excedente de la mejor forma posible.

En los últimos tres años, Nissan ha invertido en la planta de fundición y mecanizado 44 millones de euros que han permitido lanzar nuevos proyectos y a la vez mejorar la eficiencia de las instalaciones. Todo ello, ha supuesto un incremento de la competitividad de la factoría, lo que la hace más atractiva para seguir atrayendo nuevos proyectos, siempre según la empresa.

Muy distinta es la visión que tienen de la situación los sindicatos, inmersos ya en la negociación de un convenio colectivo que ha desgajado de esa negociación, a petición de UGT, otra igual de importante, la que determinará qué hacer con el excedente de plantilla que aduce la empresa en una mesa de empleo.

De hecho, Eduardo Seco, representante de la Sección Sindical de UGT, afirmó ayer que los sindicatos estaban llamados a una reunión sobre el convenio colectivo pero se encontraron con que "el único argumento esgrimido por la dirección fue el sobrante de plantilla". El veterano sindicalista fue claro al asegurar que esa situación "es fruto de la ineficacia de los gestores que ha tenido esta planta durante los últimos años" y puso como ejemplo el que "en poco tiempo la fábrica ha tenido cuatro directores, una muestra de que las cosas no se han hecho bien".

En términos generales, los representantes sindicales no creen que sobre nadie, más bien ponen el punto de mira de su preocupación en la falta de despegue de la planta cántabra, un crecimiento que se había anunciado hace apenas dos años por la dirección de la multinacional en España en una de las visitas de sus mandatarios a Los Corrales de Buelna. De hecho la preocupación de los representantes de los trabajadores se centra en la pérdida de competitividad, que ha llevado a la fábrica de Los Corrales de Buelna a perder la posibilidad de producir un disco de freno para Renault Valladolid, una pieza que ahora se funde en la capital castellana y se mecaniza en Marruecos, en vez de hacerlo en una planta de la alianza como es la de Los Corrales de Buelna. Algo que podría acabar sucediendo con otras piezas llamadas en principio a producirse en Cantabria.

Artículos relacionados (por etiqueta)