radio online

Nissan invertirá 10 millones de euros en la planta de Los Corrales

26 Abr 2012
2069 veces
De izquierda a derecha, Arasti, Diego, Torres y Toribio en Nissan De izquierda a derecha, Arasti, Diego, Torres y Toribio en Nissan

Nissan aprovechó ayer la firma del convenio colectivo que regirá las relaciones entre dirección y trabajadores de su planta en Los Corrales de Buelna hasta 2015 para anunciar una primera oleada de inversiones en las instalaciones de la factoría cántabra que cuantifica en 10 millones de euros y tienen como destino afrontar la producción de ejes y discos para los nuevos motores de Nissan. Así lo adelantó el consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, al asegurar que la firma del convenio colectivo y la mejora en la competitividad iniciada en 2011 garantizan el futuro de una planta “donde vamos a tener muchas oportunidades si seguimos haciendo los deberes”. Incidió en que “habrá oportunidades para nuevos productos y debemos estar listos para optar a ellos”. Dirección y sindicatos rubricaron esta misma semana un convenio que supondrá el mantenimiento de la plantilla actual, sin aplicar medidas traumáticas durante su vigencia, la aplicación de medidas de moderación salarial y la mejora de la flexibilidad y productividad para hacer frente a uno de los grandes retos de futuro para la factoría de Los Corrales de Buelna, incrementar la competitividad hasta equipararla con otras plantas del grupo en el mundo. Y como meta principal, convertir la factoría en planta madre, productora de piezas únicas, esenciales para la línea automovilística y esencialmente competitivas. Para ello la factoría corraliega deberá cumplir el Plan de Competitividad diseñado por la firma japonesa, estructurado en cinco pilares básicos; la especialización en piezas clave, desechando piezas que no sean competitivas; una flexibilidad que permita adecuar el tamaño de la planta a las contingencias del mercado; el convenio colectivo ya firmado; poder aplicar las mejoras competitivas de otras plantas como la de Tochigi; y optimizar inversiones para lanzar nuevos modelos. Según Frank Torres, el cumplimiento de esos cinco pilares “nos llevará a la mejora de la competitividad y nos hará candidatos a ser planta madre, en dura competencia con otras plantas del grupo en Japón y de Renault. Los deberes ya hemos empezado a hacerlos y este convenio es clave para ese futuro”. Frank Torres estuvo acompañado en todo momento por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, el consejero de Industria, Eduardo Arasti, y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio. Ante las explicaciones del responsable en Europa de Nissan, Diego se mostró satisfecho y agradecido a la apuesta de Nissan, asegurando que su Gobierno ha estado al lado de la compañía “en la medida que se le requería”, y adelantó que, en esa colaboración, “buscaremos nuevos objetivos para intentar optar a que Cantabria sea puerto de salida del grupo Nissan Renault, ser útiles mejorando la competitividad, las condiciones de salida de los productos hechos en España”. Arasti afirmó que “es una noticia muy positiva que entre todos, Nissan, administración, comité y trabajadores, hallamos podido y sabido dibujar un futuro prometedor para esta planta, una buena noticia para el futuro de Cantabria”. Y la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, no tuvo reparos en calificarla como “genial”. Es, dijo “una gran satisfacción, máxime en el contexto actual, la apuesta de Nissan por esta planta y por Los Corrales de Buelna, lo que nos llena de orgullo. Es una gran noticia para el municipio”.

Un convenio conveniente

Respecto al convenio, tendrá una duración de cuatro años, 2012-2015, paralelo al Plan de Competitividad de la marca japonesa. Frank Torres aseguró que con ese acuerdo “iniciamos un camino que debe garantizar el futuro de la planta”. Supone, dijo, “el mejor ejemplo de trabajo en común entre administración, Nissan y sindicatos”. Y garantiza, ratificó, “el poder responder a las variaciones del mercado sin sucumbir a las caídas de la demanda, abriendo un futuro esperanzador en el que seguir considerando la planta como referente de fundición y mecanizado en Europa”.

El convenio incluye como medidas principales el no adoptar medidas traumáticas; flexibilidad para adaptarse a la demanda, “si son cambios de mercado temporales con medidas temporales, si son estructurales con medidas permanentes”, dijo Torres; moderación salarial en los próximos cuatro años, con incrementos de un 0% el primer año, 0,5 el segundo, 0,8 el tercero y 1% el cuarto; flexibilidad, abriendo la puerta a poder trabajar 15 sábados, 40 horas adicionales en caso de averías para recuperar la producción y estableciendo una bolsa de flexibilidad de días al alza y baja de menos 25 y más 30 días para bajadas o puntas de producción “que esperamos tener pronto”, además de que en 2015 se podrá trabajar un día más; y por último, hacer más piezas y mejores en menos tiempo. Este conjunto de medidas, dijo Torres, “dará una ventaja competitiva a Cantabria”.

Torres aseguró que el nuevo convenio “demuestra el compromiso de Nissan con España y su voluntad de seguir apostando por las operaciones industriales de Nissan en este país”. Agradeció la labor desempeñada por el anterior director de operaciones de las plantas de Barcelona, Ávila y Los Corrales de Buelna, José Luis Sanjoaquín, y dio la bienvenida al nuevo director, Joan Busquets, ambos presentes también en la visita a la planta y posterior rueda de prensa.

Terminó recordando que “al final lo que hay que hacer, como apunta la cultura japonesa, es preguntarse cómo se puede mejorar cada día”.

Esfuerzo de los trabajadores.

Los sindicatos firmantes coincidieron en señalar que es el convenio que se podía firmar en estos tiempos, asumiendo un gran esfuerzo de los trabajadores por garantizar el futuro de la planta y por la firma en sí.

Gonzalo de Miguel, presidente del Comité de Empresa y representante independiente de los trabajadores afirmó que “es un convenio difícil de negociar pero positivo para ambas partes, la dirección apuesta por esta planta con importantes inversiones y los trabajadores contestamos con contención salarial y flexibilidad”. Por CCOO Juan José Landeras dijo que “ha sido un paso importante en una situación general de crisis, una apuesta de futuro en la que el conjunto de los trabajadores hacemos un gran esfuerzo para que la planta pueda alcanzar las expectativas que Nissan nos ha marcado y con el tiempo consolidar la planta que repercuta en una mejora general para los trabajadores de esta planta y con ello para toda la comarca”. Por UGT, Eduardo Seco, aseguró que “a nuestro entender es un convenio que ha supuesto un gran esfuerzo por todas las partes pero que a la postre, en el contexto actual, es positivo, como continuidad del anterior, firmado hace cuatro años”. Y Ramón Sampedro, del Sindicato Independiente de Empresas Nissan y USO, afirmó que “dentro de las dificultades económicas actuales a todos los niveles, es un convenio que valoramos como lo menos malo posible, una apuesta clara por la planta, por los puestos de trabajo y la marca. Es una apuesta de la dirección por potenciar nuevos productos en esta planta y en ese contexto. Y aunque no es el mejor momento para negociar un convenio, hemos logrado dar un paso decisivo para garantizar el futuro de la factoría y del pueblo”.

Artículos relacionados (por etiqueta)