En una reunión con los sindicatos pidió "prudencia" y afirmó que está trabajando en encontrar "nuevas oportunidades de negocio" Miércoles, 13 Mayo 2020 En una reunión con los sindicatos pidió "prudencia" y afirmó que está trabajando en encontrar "nuevas oportunidades de negocio"

La dirección de Nissan insiste en la posición "estratégica" de la planta de Los Corrales

La incertidumbre sobre la continuidad de la planta que Nissan tiene en Cantabria, acrecentada por el frenazo del mercado de la automoción debido al Covid-19 y la huelga indefinida planteada en Barcelona, ha motivado una reunión entre los sindicatos y la dirección de Recursos Humanos de la compañía en España y la de Producción de la fábrica de Los Corrales de Buelna. El objetivo era recabar información real sobre la situación de la planta de cara al plan de reestructuración que se prevé conocer a finales del mes de mayo y que supondrá, según todo apunta, un antes y un después en la presencia en Europa de la multinacional japonesa.

Las voces sindicales han coincidido en señalar que en la reunión no se pudo concretar lo que será el futuro de la factoría en un escenario en el que parecen perder fuelle los soportes principales de su producción en España a la vez que se pone el punto de mira en la marca Renault, al fortalecer su presencia en el mercado europeo, mientras Nissan apuesta por Asia o América. Al final de la reunión CCOO ha sido el sindicato más crudo en sus declaraciones, poniendo en duda la situación "estratégica" de la planta cántabra ni no hay inversiones para modernizar las instalaciones actuales, algo que para CCOO deja claro que "es el momento de luchar fuerte y de forma decidida para amarrar nuestro futuro".

Tras la reunión la dirección ha dejado claro que Nissan "apuesta por el futuro a largo plazo de su planta de Cantabria". Por ello la dirección de Nissan Motor Ibérica está trabajando, asegura, "para conseguir nuevas oportunidades dentro de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y también con terceros que permitan dotar de un mayor volumen de producción a la fábrica". Prueba de ello, añade, "es el ritmo inversor realizado en los últimos siete años, que asciende a nueve millones de euros anuales en innovaciones en las líneas de trabajo. También insistió en que el plan industrial de la planta de Cantabria "no está vinculado al de Barcelona".

Los primeros en preguntar en esa reunión con la dirección fueron los representantes de Sigen Uso, poniendo sobre la mesa las dudas de la plantilla: situación actual de la planta cántabra, perspectivas de futuro, repercusión de la situación en Zona Franca y el papel de Renault en ese nuevo escenario. La compañía puso énfasis en la necesidad de tener prudencia, asegurando que desconoce los detalles del plan industrial que se presentará, presumiblemente, el 28 de mayo. La dirección respondió al sindicato independiente que Cantabria "tiene una realidad distinta" y que se está trabajando en encontrar "nuevas oportunidades de negocio" de cara a un futuro que no está ligado, afirmaron, al resto de las plantas españolas. En ese sentido se aseguró que se trabaja en tres frentes, el rendimiento de la planta, la búsqueda de negocio y la mejora tecnológica. Sobre la situación de Renault, se insistió en que sigue siendo un cliente y que las decisiones que adopte afectarán a ese futuro industrial.

UGT incidió en que la dirección no tiene constancia sobre las decisiones que se vayan a tomar en general sobre el futuro de Nissan en España ni en particular sobre Cantabria. Una dirección que destacó la distinta situación que afecta a las plantas cántabra y catalanas y ahondó en lo dicho en varias ocasiones sobre la "importancia estratégica" de la factoría de Los Corrales de Buelna. A preguntas de UGT la dirección aseguró que no se ha mantenido hasta el momento ningún contacto con el Gobierno regional.

CGT trasladó a sus afiliados también la petición de la dirección de prudencia, de la importancia de la planta cántabra en el grupo y los movimientos para garantizar mercado a futuro. Como también había hecho el sindicato independiente, resaltó que la dirección ha adelantado que el ERTE actual se alargará posiblemente hasta el 30 de junio, fecha en la que se prevé iniciar el regreso a la normalidad paulatinamente.

A partir de ahí ha sido CCOO el que ha hecho una valoración de la situación basada en las informaciones trasladadas por la dirección y las que maneja el sindicato, asegurando que la Alianza ya ha repartido las áreas en las que centrará su actividad cada uno de sus componentes, dejando a Nissan Asia o Estados Unidos y a Renault Europa, sin que eso quiera decir que la marca japonesa deje su producción en el viejo continente. Un escenario difícilmente reversible, a pesar de los esfuerzos que se están haciendo desde distintos ámbitos.

Así las cosas, CCOO cree que la situación de la planta de Los Corrales de Buelna, en un escenario en el que no se cuenta con las fábricas catalanas de Nissan, es muy complicada sin la implicación de Renault en la asignación y mantenimiento de la producción. Algo ya de por sí complicado tal y cómo está la casa francesa. Pero también ve alternativas en el mercado europeo si se evita una muerte lenta de la fábrica corraliega.

¿Cómo evitarlo? Según CCOO con una inversión inmediata para modernizar líneas de moldeo, con la renovación del parque de máquinas de mecanizado y apostando por la fundición de aluminio.

Artículos relacionados (por etiqueta)

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy1940
Ayer6114
Esta semana24806
Este mes153929
Todo6543197
Free Joomla! templates by Engine Templates