radio online

Las máquinas ya están en la ladera de San Mateo

29 Oct 2019
450 veces
Las máquinas ya están en la ladera de San Mateo Las máquinas ya están en la ladera de San Mateo

Los vecinos de San Mateo de Buelna se pasarán el próximo mes mirando al cielo y la tierra de la ladera del barrio del Calero, donde se levantan sus viviendas, algunas desalojadas desde el temporal de finales de enero. Su único deseo ahora es "recuperar sus vidas". "Hoy es un día muy feliz para todos nosotros", decía uno de los portavoces, José Manuel Ceballos, al comprobar que la maquinaria llegaba a ese terreno para iniciar las obras de consolidación y drenaje. "No olvidamos a quienes lo han hecho posible, por eso aprovechamos para agradecer el esfuerzo de José Luis Gochicoa, Ignacio Argumosa, Julio Arranz e Isabel Fernández, porque sabemos que han estado trabajando a tope para que la obra pueda comenzar", señaló en referencia al consejero de Obras Públicas, al alcalde de Los Corrales de Buelna, el concejal de Obras y Urbanismo y la responsable del área de Medio Ambiente. "Solo desear que haga buen tiempo, que todo salga bien y poder regresar a la normalidad, recuperar lo que eran nuestras vidas antes del temporal de enero".

Lo decía tras comprobar como las máquinas de la empresa Rucecan comenzaban a trabajar en esa ladera, iniciando este martes las obras de asentamiento de la ladera sobre la que se levanta el barrio. Las lluvias de enero abrieron varias grietas en ese terreno y se aconsejó desalojar varias viviendas por el riesgo de que el corrimiento de tierras terminara por afectarlas. Tras nueve meses de sustos a los vecinos y propietarios del terreno y búsqueda de soluciones las máquinas ya están en San Mateo.

Un día en el que el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna también ha confirmado la adjudicación de su parte en esa solución, las obras de drenaje de las fincas afectadas, como adelantó el alcalde, Luis Ignacio Argumosa. La empresa elegida es Tamisa y el precio de adjudicación de 46.200 euros. Previamente la Consejería de Obras Públicas había adjudicado a Rucecan por 64.454 euros el asentamiento del terreno mediante el hincado de railes.

El concejal de Obras y Urbanismo, Julio Arranz, explicó que la intención es acompasar unas obras que, dijo, en varias fases de su desarrollo coincidirán, por lo que era muy importante la puesta en contacto de las dos empresas para coordinar la ejecución de la consolidación del terreno y del drenaje, algo que ya hemos hecho", apuntó.

Así se lo han trasladado a los portavoces de las familias afectadas preocupadas en los últimos días porque las lluvias torrenciales del pasado miércoles abrieron nuevas grietas en ese terreno. Ahora vecinos, políticos y empresas esperan que el tiempo acompañe y se pueda avanzar en una solución que espera consolidar el terreno para que no se repita un episodio como el vivido a finales de enero, que obligó a desalojar a más de una decena de familias, de las que solo tres han podido volver a sus hogares, siempre con el miedo de que nuevas lluvias fracturen más ese terreno.

"Después de tanto pelear y tanta espera ya podemos respirar tranquilos porque las máquinas ya están aquí y comienzan las obras", dijo el alcalde, quien se unió a los vecinos deseando "que el tiempo acompañe, porque si es así se podrá cumplir sobradamente el plazo de un mes y podrán volver a sus casas en diciembre con todas las garantías". Argumosa entendía la preocupación de los vecinos, "antes por el cuándo y ahora por el cómo se harán las obras, preocupación agravada por el tiempo que ha pasado buscando una solución y por ver las obras ahora sobre sus casas", pero aseguró que las empresas han garantizado una obra segura.

Adelantó que la ejecución de los trabajos obligará, al menos esta semana, a cortar la carretera que pasa por el Calero "como medida de seguridad", algo que no dejará incomunicados a los vecinos que aún viven en ese barrio por la posibilidad de acceder desde la parte alta.

Argumosa y Arranz señalaron que si el tiempo acompaña en un mes estará terminada una obra sobre la que harán, dijeron, "un seguimiento diario de qué se hace, cómo y de qué manera avanzan las obras".

También mostró su satisfacción el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, "por poder cumplir con nuestro compromiso". Ahora, dijo, habrá que esperar a que el tiempo de un respiro "con lo que se podrían incluso agilizar los plazos de ejecución y que los vecinos puedan volver a sus viviendas cuanto antes, que es nuestro deseo y lo que siempre hemos perseguido", dijo.

Recordó que el retraso en hallar una solución fue más administrativo que técnico y destacó que se ha llegado ya a una solución entre las dos administraciones, Consejería y Ayuntamiento, que permitirá llegar al final deseado.

Artículos relacionados (por etiqueta)