radio online

Los Corrales reabre su piscina climatizada el lunes 23 de octubre

16 Oct 2017
1673 veces
Exterior de la nueva piscina climatizada de Los Corrales Exterior de la nueva piscina climatizada de Los Corrales

Se acabó la larga espera de los cientos de usuarios de la piscina climatizada de Los Corrales de Buelna. La empresa concesionaria, Serviocio, ha anunciado su reapertura el próximo lunes 23 de octubre, casi dos años después del cierre de las instalaciones por riesgo de colapso de la estructura, como se anunció a finales de 2015 por el gobierno local. A lo largo de este año la empresa Siec ha tirado el anterior edificio y levantado un nuevo, el Ayuntamiento ha adecuado las instalaciones eléctricas, acometiendo tareas de albañilería y limpieza y la empresa adjudicataria está poniendo a punto el servicio para su reapertura en las mejoras condiciones posibles en una semana.

De momento no hay fecha para otra de las incógnitas que los interesados quieren cerrar cuanto antes, el inicio de las inscripciones de usuarios, pero, según Serviocio, en breve se dará a conocer esa fecha, con la intención clara de recuperar los cerca de 2.000 socios que llegaron a tener la piscina y gimnasio antes de su cierre. Los vasos de la piscina no han cambiado, si el gimnasio, mayor que el anterior al haberse optado en el nuevo edificio por líneas rectas en vez de las curvas da la derruida instalación. De hecho se ha pasado de 360 metros cuadrados, frente a los 240 anteriores. Se han ganado 120 metros en la primera planta, la que ocupa ese gimnasio.

Y habrá mejoras, porque desde el Ayuntamiento ya se ha anunciado que en la próxima licitación del servicio, en apenas un año, se recomendarán actuaciones como la renovación del suelo del gimnasio público.

También se han recuperado ya los accesos al Estadio Municipal de Deportes alrededor de la piscina cubierta y los aparcamientos al norte del edificio.

Casi dos años de cierre

Las alarmas saltaron en otoño de 2015, cuando el equipo de gobierno local encargó un análisis técnico del edificio ante el mal estado que presentaba, alertados por la empresa Serviocio. El lunes 7 de diciembre se cerraba el complejo para que técnicos de la Universidad Complutense de Madrid analizaran la estructura. No se volvió a abrir, atendiendo precisamente las recomendaciones de esos técnicos. El informe definitivo llegó en enero de 2016, ratificando las primeras impresiones. Hablaba de riesgo de derrumbe de los laterales acristalados y de la mala elección del proyecto.

La obra de desmantelamiento de la vieja estructura y la construcción de una nueva se adjudicó a la empresa Siec con un presupuesto de 413.000 euros, frente a los 500.000 que establecía el pliego de licitación. La empresa planteó además como mejoras una ampliación del plazo de garantía de 15 meses a añadir al año establecido en el pliego de cláusulas y un nuevo sistema de refrigeración y deshumidificación del gimnasio valorado en 86.622 euros.

Artículos relacionados (por etiqueta)