radio online

programas01fa copy

   Escuchar ahora: F.Auto.Digital

La piscina climatizada de Los Corrales ralentiza las obras a la espera de material

19 May 2017
598 veces
La nueva estructura está a la espera de madera laminada específica que se fabrica en centro Europa La nueva estructura está a la espera de madera laminada específica que se fabrica en centro Europa

La reconstrucción de la piscina climatizada de Los Corrales de Buelna está a la espera de la llegada del material que dará forma al nuevo edificio, especialmente la madera laminada que se está elaborando en centro Europa y que antes de llegar tendrá que pasar los controles de garantía suficientes para que la dirección de obra de luz verde a su instalación. Así lo ha explicado el concejal de Obras y Urbanismo, Luis Ignacio Argumosa Abascal, al responder a las dudas vecinales sobre los motivos que habían provocado la ralentización del ritmo de la obra.

"Las obras no se han parado", dijo, al explicar que tras desmantelar toda la cubierta se están acometiendo trabajos previos a la instalación de la estructura principal, que se espera pueda llegar en un plazo de dos o tres semanas. "Estamos en pleno proceso de fabricación del material específico para la construcción de la nueva piscina", señaló, para añadir que "luego todo irá mucho más rápido porque será montar las piezas que ya hayan llegado".

El concejal también insistió en que "se está trabajando sobre las plazos previstos, con lo que esperamos la finalización de la obra para los últimos días de julio". De todas formas insistió en dos cuestiones. La primera que tras finalizar la obra prevista se intentará incorporar alguna mejora y adecentar el interior. La segunda es que "no se abrirá el edificio hasta que esté en perfectas condiciones, me da igual si es 15 días o un mes más tarde".

Por otra parte Argumosa ha entregado a los portavoces de los grupos municipales los dos últimos informes técnicos elaborados sobre las piezas retiradas de la cubierta anterior. Uno lo ha realizado la Universidad Politécnica de Madrid y las conclusiones finales coinciden con el que ya realizó al cerrar el edificio, en diciembre de 2015, aludiendo a la incorrecta elección del sistema de cubierta como causa principal del deterioro del edificio.

El otro informe es de la actual Dirección de Obra y apunta también a la mala situación de la piscina, con la estructura de madera afectada por la humedad, los elementos metálicos oxidados y la cola degradada y sin capacidad de adherencia.

En ambos casos, señaló Argumosa, "los informes dejan claro que mantener la actividad en ese edificio era inviable, avalando nuestra decisión de cerrarlo por el riesgo de poder llegar a producirse daños personales, nos felicitamos por la decisión de cerrar el edificio porque los informes dejan en evidencia que no se daban condiciones de seguridad. En definitiva, la cerramos porque se estaba cayendo y los informes técnicos demuestran que la decisión fue la acertada".

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)