radio online

programas12bo copy

   Escuchar ahora: Buena Onda

La Guardia Civil libera a decenas de vehículos inmovilizados por la nieve en la A-67

12 Feb 2018
783 veces

Efectivos del Sector/Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria han liberado poco antes de las 11.00 horas de hoy a decenas de vehículos que se encontraban inmovilizados en la Autovía A-67 a la altura del viaducto de Montabliz, debido a la intensa nevada que se produjo en pocos minutos e impedía que los mismos continuaran.

Gracias a esta rápida intervención de la Guardia Civil se ha podido solventar una situación de riesgo de posible colapso de la vía e incluso que se quedaran atrapados los ocupantes de sus vehículos.

La Guardia Civil viene trabajando intensamente desde el inicio del temporal de nieve que azota en los últimos días a Cantabria, recomendando a los conductores se informen de las situaciones de las vías antes de su puesta en carretera así como atiendan a las indicaciones de los agentes en cuanto a los posibles cortes intermitentes, uso de neumáticos de invierno, cadenas, etc.

Una quincena de vehículos auxiliados en Alto Campoo

Poco antes de las 20.00 horas del pasado viernes 9 de febrero, efectivos de la Guardia Civil de Espinilla que inspeccionaba la carretera CA-183 que da acceso a la estación invernal de Alto Campoo, observaron rodadas de vehículos en la vía, pese a existir paneles luminosos que indicaban que la vía se encontraba cerrada para todo tipo de vehículos.

En la citada vía existía una enorme ventisca que provocaba la acumulación de gran cantidad de nieve y hielo sobre la calzada y que la visibilidad se viera reducida a unos escasos dos metros de distancia.

Por patrullas del Puesto de Espinilla y del Sector de Tráfico, en diferentes tramos de la citada vía entre el kilómetro 18 y 19, encontraron a una quincena de vehículos, algunos cruzados bloqueando la vía, mientras que otros no podían continuar debido a la gran cantidad de nieve y hielo, unido a la escasa o nula visibilidad.

Dichos vehículos estaban ocupados en su mayoría por familias que pretendían llegar a segundas residencias en esa zona, así como menores con monitores que tenían previsto pernoctar en uno de los albergues de la citada estación invernal.

Ante la imposibilidad de recorrer los seis kilómetros que restaban para acceder a la estación invernal, se consiguió dar la vuelta a los vehículos, solicitando apoyo de un quitanieves para que vertiera sal en la calzada, e intentar de esta forma evitar que en la bajada los vehículos se salieran por alguna de las diversas rampas y curvas para llegar al pueblo de la Lomba, lugar donde la mayoría se quedaron a pernoctar en establecimientos.

En total se auxilió a unas cuarenta personas, entre adultos y menores, evitando gracias a la perspicacia de los agentes que se pudieran haber quedado atrapados o incluso sufrir algún accidente.

Valora este artículo
(2 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)