radio online

programas01lf04 copy

   Escuchar ahora: La Farola

Aparecen dos personas muertas en Los Corrales

En el reproductor Nacho Cavia contando la noticia en el informativo de las 18 horas.

La Policía Local de Los Corrales de Buelna encontró a primera hora del lunes dos personas sin vida en su domicilio de la calle Canteros de Buelna de la localidad, en principio sin signos de violencia visibles. Según las primeras pruebas periciales la muerte de esas dos personas, un varón de 59 años, Clemente Barrio, y su madre María Araceli Bárcena, de 94, podría haber tenido lugar en las últimas 72 horas.

Madre e hijo, residentes desde hace más de 50 años en el segundo piso del portal número 1 de esa calle, en pleno centro de Los Corrales, recibían periódicamente comida de un servicio de catering social. El domingo no se pudo hacer la entrega por falta de respuesta en el domicilio y al intentarlo de nuevo el lunes sin éxito la empresa trasladó su preocupación a los Servicios Sociales de Los Corrales de Buelna. Tampoco hubo respuesta, por lo que se dio aviso a la Policía Local que a la postre fue la que encontró los cadáveres.

Según fuentes de la investigación el varón, que podría haber sido el primero en fallecer, estaría en su cama y la madre en un sillón del salón principal, ambos sin ningún signo de violencia. La Policía Judicial de la Guardia Civil realizó a partir de ahí las primeras diligencias, quedando la casa custodiada por agentes de la Policía y Guardia Civil a la espera de las últimas investigaciones en el lugar de los hechos y el levantamiento de los dos cadáveres. También se avisó al hijo y hermano del fallecido, un empresario conocido de Torrelavega que tiempo atrás había compartido responsabilidad en el negocio de hostelería que regentaba con su hermano.

Según los vecinos y las personas que coincidían con el ahora fallecido en los lugares que frecuentaba habitualmente, la última vez que se le vio con vida fue la tarde del pasado viernes. A partir de ahí nada.

Su delicado estado de salud y el de su madre hicieron que algunas de esas personas se preocuparan, como apuntaba uno de sus vecinos, José López, pero nadie sospechó lo que había sucedido, si bien es cierto que le sorprendió el que durante todo el fin de semana no se oyera ningún ruido en el piso de arriba, donde vivían madre e hijo. Hace medio siglo las dos familias estrenaron ese edificio, en la esquina de Canteros de Buelna con Peñas Arriba. José López contaba que los ahora fallecidos llegaron con el padre, "una bellísima persona" y el hermano, "dos chavalines entonces". A partir de ahí han compartido un vida entera, especialmente en los últimos tiempos, cuando el hijo pedía en ocasiones a José que le echara una mano con su madre, a la que cuidaba desde hacía años.

Los conocidos aseguran que aunque le habían recomendado en más de una ocasión trasladarse a una residencia para estar mejor atendidos, él siempre se negó. Quería estar cerca de su madre hasta el final.

La presencia de vehículos de las fuerzas de seguridad en el centro del pueblo llamó la atención. Las personas aminoraban el paso por una calle muy transitada y preguntaban qué era lo que había pasado. Quienes conocían la situación de madre e hijo lamentaban el final. Los demás centraban sus conversaciones en que no recordaban un hecho así en la reciente historia de Los Corrales de Buelna.

 

Artículos relacionados (por etiqueta)