radio online

programas01si02 copy

   Escuchar ahora: Infor. Crónica 10

Los Corrales abraza a las familias de Ana y David

20 Ene 2018
1448 veces
La iglesia parroquial se llenó de amigos y vecinos en último adiós a los jóvenes fallecidos en el accidente de Caviedes La iglesia parroquial se llenó de amigos y vecinos en último adiós a los jóvenes fallecidos en el accidente de Caviedes

"Gracias, gracias, gracias". No se necesitaban muchas más palabras. Los Corrales de Buelna arropó a las familias de Ana Capellín y David Duque, jóvenes fallecidos en el accidente de Caviedes hace apenas una semana, en el funeral oficiado en una iglesia llena de amigos y vecinos, conmocionados aún por el dramático accidente en el que perdió la vida el matrimonio. El agradecimiento por ese abrazo colectivo llegó desde las dos familias, emocionadas por la gran demostración de cariño.

No era día de palabras, lo había dicho el párroco que oficio las honras fúnebres, Francisco Lledías. Era un día de sentimientos, de gestos, de estar ahí. Y eso fue lo que hicieron todos los asistentes al funeral, oficiado por el propio párroco junto al sacerdote Avelino García Echeverría y el diácono permanente José Manuel Fernández Quevedo.

En su homilía el párroco reconoció el "inmenso vacío" dejado por Ana y David, habló de su "trágica" pérdida y de lo difícil de acostumbrarse a su ausencia. "Pero Jesús está aquí para consolarnos, para enjuagar nuestras lágrimas", añadió, "porque frente a la muerte, la Iglesia nos muestra el camino de la vida eterna".

Terminó su homilía con una alusión a la imagen que preside el retablo mayor del templo corraliego, la Virgen de la Dolorosa, "llorando lágrimas de esperanza por la pérdida de su hijo".

La Santa Misa terminó con las palabras del director del colegio La Salle, José Manuel Merino, quien insistió en que Ana y David acompañan ya a Jesús. Y los amigos de ambos, adalides ya del recuerdo permanente a dos personas que han dejado una gran huella en sus vidas.

La ceremonia comenzó y terminó con los acordes del gran órgano de la iglesia, tocado por el organista de la catedral de Santander y la parroquia de Los Corrales de Buelna, Norbert Itrich.

Como habían llegado, los vecinos volvieron a sus vidas cotidianas tras mostrar sus condolencias, su cariño a las familias. Allí estuvieron prácticamente todos los integrantes de la Corporación corraliega, representantes de muchos colectivos, cientos de amigos y vecinos solidarios con el dolor de los allegados.

Valora este artículo
(6 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)