radio online

programas01fa copy

   Escuchar ahora: F.Auto.Digital

Preocupación en Los Corrales por la posible existencia de alimentos para perros con alfileres

25 Ene 2017
2300 veces
Un dálmata ha tenido que ser llevado de urgencia a un veterinario que le detectó tres «cuerpos extraños compatibles con agujas» Un dálmata ha tenido que ser llevado de urgencia a un veterinario que le detectó tres «cuerpos extraños compatibles con agujas»

Los dueños de perros en Los Corrales de Buelna están más que preocupados por la posibilidad de que alguien esté distribuyendo alimentos en distintas zonas verdes del municipio con la malsana intención de dañar a sus mascotas, compuestos que despertarían el apetito de los perros pero que irían aliñados con agujas que provocarían daños en el sistema digestivo de esos animales. Puede sonar a leyenda urbana pero desgraciadamente es tan real como que al menos un perro se ha visto afectado en los últimos días por ingerir algún tipo de alimento con alfileres en el parque de La Haye Fouassiere de Los Corrales.

La dueña, Gema Sampedro, al poco de volver a casa tras un paseo por ese parque y sin intuir aún lo que le podía pasar a su dálmata, tuvo que llevarle a un veterinario de urgencia al comprobar que no comía y lo poco que ingería lo vomitaba. A lo largo de cuatro días se le hicieron varias placas en las que se detectaron tres «cuerpos extraños compatibles con agujas» en su estómago, según el informe del veterinario, que ha concluido al final del tratamiento con un diagnóstico de «gastroenteritis por cuerpo extraño».

Tras la primera visita al veterinario el animal regresó con su dueña manteniéndose «en observación», pero ante su estado de salud volvió al día siguiente y ya entonces tuvo que ser ingresado. Según el primer informe del veterinario, una vez auscultado, el dálmata presentaba un cuadro de vómitos, anorexia y apatía, por lo que se le medicaron protectores gástricos y antiemétricos. Con ello los vómitos cesaron pero continuó sin querer comer por lo que se le hizo una radiografía en la que se detectaron esos tres cuerpos extraños, ingresando al animal para controlar su estado. A los dos días de estar ingresado se le realizó otra placa y se observó que había expulsado dos agujas y al día siguiente la radiografía demostró que ya estaba limpio de cuerpos extraños. Transcurridos unos días el perro ha recuperado completamente el apetito y está ya en plena forma.

La dueña y su hermana, Silvia, lo que no han recuperado es la tranquilidad. Han tenido conocimiento de la existencia de al menos otro perro afectado, una vecina del entorno de La Haye cuya mascota presentaba los mismos síntomas, aunque en principio también se ha repuesto, tras un diagnóstico de diarrea.

Lo que sí están haciendo varias personas, ellas incluidas, es advertir a otros dueños de mascotas de la posible existencia de alimentos con alfileres en ese céntrico parque para evitar males mayores.

Marta Pérez Peredo paseaba por la zona ayer con su perro y expresaba su preocupación por algo que se ha corrido como la pólvora entre los dueños de mascotas, y señalaba que además apenas hay zonas donde llevar a los perros en un entorno especialmente poblado del municipio. Una cuestión que plantean otros dueños. En la zona de La Haye Fouassiere el Ayuntamiento ha habilitado un parque para perros pero no es suficiente para los muchos que recorren la zona, dicen, especialmente después de que el miedo se adueñara de los vecinos.

En Los Corrales hay cerca de 1.100 perros censados.

Radiografías del animal en la que se aprecian los alfileres

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)