radio online

El nuevo JUKE arranca en Los Corrales

13 Nov 2019
1242 veces
Disco de freno del nuevo JUKE Disco de freno del nuevo JUKE

La nueva generación del Nissan JUKE que se produce desde el pasado 10 de octubre en la planta de Nissan de Sunderland (Reino Unido) cuenta también con el sello de Nissan Motor Ibérica (NMISA), aportación cántabra para dos de los componentes con mayor valor añadido del vehículo, los discos de freno y las manguetas de dirección, ambos fabricados en la planta de fundición y mecanizado que tiene la compañía en Los Corrales de Buelna.

La planta corraliega comenzó a producir en exclusiva en septiembre esas piezas, una puesta en marcha que ha requerido más de cuatro millones de euros entre inversión y costes de introducción del proyecto. Una actividad que según la dirección contribuirá, por tanto, a que la planta de Los Corrales de Buelna continúe siendo un referente europeo para el resto de centros de fundición y mecanizado de la Alianza a nivel internacional.

En principio no tendrá repercusión en la plantilla, pero en cualquier caso viene a reactivar la situación e importancia de la planta de Los Corrales de Buelna. Eso sí, las nuevas piezas irán sustituyendo a las del JUKE original. Primero se compartirá la producción de unas y otras y luego quedarán las del nuevo vehículo.

Bien es cierto que la dirección incide en que la producción de los discos de freno y las manguetas de dirección para el nuevo Nissan JUKE en la fábrica de Nissan en Los Corrales de Buelna abrirá la puerta a optar a nuevas cargas de trabajo y situarse como referente global entre los centros de fundición y mecanizado.

Entre tanto, Nissan ha vendido en Europa casi un millón de unidades (un 10% en España) del JUKE, un modelo que sorprendió por su particular estética y que ahora llega a su segunda generación después de casi una década en el mercado. El innovador JUKE, un crossover cupé deportivo y atlético, estará disponible en los concesionarios españoles a finales de noviembre.

El director de Operaciones Industriales de NMISA en Cantabria, Eduard Reimondez, destaca que este proyecto “contribuye de forma importante al plan industrial a medio plazo de la planta de Cantabria. Continuamos enfocados en ser un centro de producción de alta calidad y competitivo en costes”.

Nissan apuesta por el futuro a largo plazo de la planta de Cantabria y por ello está trabajando para conseguir nuevas oportunidades dentro de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Prueba de ello es el ritmo inversor realizado en los últimos siete años, que asciende a 9 millones de euros anuales, y que ha consistido en innovaciones en las líneas de trabajo.

Situada a 40 kilómetros de Santander, la fábrica de Nissan en Los Corrales de Buelna proporciona empleo actualmente a más de 500 personas y es una de las plantas de fundición y mecanizado más importantes de Europa. Está orientada en ser excelente en la fabricación de piezas imprescindibles, especialmente discos de freno y manguetas de dirección. Produce piezas para vehículos de las fábricas de Nissan y Renault en Europa, siendo por tanto una planta clave para la Alianza. Además de para el JUKE, la fábrica suministra componentes para los modelos Qashqai, Micra, e-NV200, LEAF y Navara de Nissan, así como para los modelos Kadjar, Megane y Captur de Renault. En 2018 produjo más de 45.000 toneladas de componentes.

Sobre Nissan en España 
Nissan cuenta con cinco centros de producción en España: en Barcelona, Ávila y Cantabria, donde fabrica la furgoneta 100% eléctrica e-NV200, líder de ventas en Europa, y el pick-up Navara. Asimismo, fabrica componentes para las plantas de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, tiene un centro de I+D para toda Europa, un hub de distribución y un centro de recambios. Barcelona acoge la sede comercial para España y Portugal, países en los que Nissan lidera la movilidad eléctrica y el segmento crossover, y cuenta con una red de más de 200 puntos de venta y postventa que dan cobertura a toda la Península Ibérica. En España, Nissan emplea a más de 4.500 personas.