radio online

La comarca restañe las heridas del temporal

25 Ene 2019
1373 veces
Estampa de los efectos del temporal en Las Fraguas Estampa de los efectos del temporal en Las Fraguas

En Los Corrales de Buelna la jornada de ayer ha servido para las restañar heridas abiertas por la fuerza de ríos y arroyos, atender nuevas y viejas incidencias y ofrecer soluciones a problemas de cortes de carreteras o la necesidad de nuevos aparcamientos ante la inutilidad de decenas de garajes colectivos subterráneos. A mediodía la alcaldesa, Josefina González, ofreció una primera valoración de los daños sufridos, alertando sobre los cortes de carreteras como la Nacional 611 con Cieza, afectada por cuatro grandes argayos, o la comarcal con Collado, con grandes grietas y riesgo de hundirse. Una situación que deja el valle de Cieza incomunicado con el de Buelna y con una única salida, la del alto de Piedrahita, hacia Iguña. Aunque abierta en uno de sus carriles, González pidió "máxima precaución" en la única carretera de acceso a Coo, horadada por completo en la parte de calzada próxima al río. En contrapartida, se logró abrir la carretera al polígono industrial de Barros y el puente de Somahoz, que había dejado incomunicado el barrio de San Andrés. En ese barrio también se dio una solución provisional al suministro de agua, arrasado por la riada.

Otra solución que llegó durante la mañana fue para los muchos vehículos que se habían quedado sin su plaza de aparcamiento. El colegio La Salle y después el Pereda cedieron para este fin de semana sus grandes patios como zona libre para estacionar los vehículos. También se trabajaba para solucionar los cortes de luz y agua que se produjeron en varias zonas del municipio.

Otras cosas no tendrán remedio, como la destrucción parcial de la histórica presa que en su día construyó Quijano para desviar el agua del río Besaya hacia sus instalaciones, arrasada en su mayor parte por un cauce desbocado a la altura de Somahoz.

La alcaldesa destacó el trabajo realizado por todos los cuerpos al servicio de un dispositivo "que ha funcionado a la perfección, coordinación y eficacia que nos deja un gran sabor de boca en medio de tanta desolación". "Cada uno ha hecho lo que tenía que hacer en una cadena de mando totalmente clara, una organización perfecta". El técnico del 112 recogía cada llamada y mandaba un equipo para valorar las circunstancias de la incidencia, para en último término afrontar la situación con los efectivos adecuados. Un despliegue en el que "nadie ha escatimado el mínimo esfuerzo, incluso empresas, comercios y vecinos". Agradeció el apoyo de la empresa ASV cediendo toda la señalización que ha sido precisa en cada punto conflictivo, como ejemplo de una "gran y general solidaridad".

Mencionó también el empuje facilitado por la llegada de la UME, repartida en innumerables garajes y atajando problemas de mayor calado con maquinaria pesada.

Como había hecho la Policía Local previamente, incidió en dar un mensaje de "calma y tranquilidad sin levantar la guardia y manteniendo la prudencia necesaria".

Los coordinadores de Policía Local y Protección Civil, Tomás Gutiérrez y Amando Ordorica, añadieron que todos sus efectivos trabajan aun para atender nuevas incidencias y aquellas que no se habían podido afrontar en las últimas horas, "cientos de llamadas", decía Gutiérrez, decenas de garajes inundados con más de metro y medio de agua, apuntaba Ordorica. Pero insistían en que a lo largo de las próximas horas actuarán en todos los frentes todavía abiertos.

En Cieza el alcalde, Agustín Saiz, apelaba a la llegada de efectivos para colaborar en las tareas de apertura de carreteras en un municipio que tras el obligado corte de la carretera a Los Corrales de Buelna quedaba prácticamente incomunicado. Un llamamiento efectivo que logró abrir un carril de la carretera que comunica Villayuso con la Nacional 611. De ahí la dirección obligada es hacia Arenas de Iguña, ya que en sentido Los Corrales de Buelna esa Nacional seguirá cortada.

Como la vía que llega a Brenes, en Arenas de Iguña, donde será imposible llegar desde Los Llares "en una buena temporada", decía el alcalde, Pablo Gómez, tras comprobar el estado de la carretera con el consejero de Obras Públicas, José María Mazón.

En San Felices de Buelna contabilizaban 16 argayos en distintos puntos de un municipio que trabajaba con todos sus efectivos para recuperar la tranquilidad, decía el alcalde, José Antonio González Linares.