radio online

programas12bo copy

   Escuchar ahora: Buena Onda

Artículos por fecha: Sábado, 10 Febrero 2018

Federico Crespo presentó hoy en el Ayuntamiento de San Felices de Buelna, ante un salón de actos abarrotado, su último libro hasta el momento, la historia de los González Salmón, una familia que nace en Mata a mediados del siglo XVIII y que marcó una época en la política española durante más de un siglo, de 1748 a 1877. Ministros, diplomáticos o el primer corresponsal de guerra como tal que se conoce, el historiador de la Guerra de la Independencia. Un libro centrado en documentos históricos que comienza con tres hermanos excepcionales, Juan Manuel, cónsul general de España en Marruecos; Antonio, responsable de unir Tarifa al continente y creador de una red de espionaje que logró vencer a Napoleón; y Juan Domingo, historiador de la Guerra de la Independencia y considerado el primer reportero de guerra, relatando los enfrentamientos sobre el terreno. Pero hubo más. Por destacar uno, Manuel, hijo de Juan Manuel, que llegó a desempeñar el cargo de Primer Secretario de Estado con Fernando VII, responsable del Gobierno de España durante muchos años.

Una historia de jándalos emigrados a Cádiz casi de niños y que supieron aprovechar su inteligencia para abrirse un camino que marcaría los designios de grandes capítulos en España.

El alcalde de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares, destacó la labor de buceo en los documentos históricos de  Federico Crespo, tanto como su capacidad y buen hacer. Lo hizo ante decenas de vecinos que quisieron estar en la presentación, escuchando al autor del libro y llevándose, gratuitamente, un ejemplar, 662 páginas de la historia de España regida por una familia procedente de Mata.

Publicado en Últimas noticias
Sábado, 10 Febrero 2018 13:59

Los joyetos presumen de Santa Olalla

La llamada de Santa Eulalia volvió a congregar este sábado a los joyetos, manteniendo intacto el hilo conductor que les hace estar especialmente unidos al pequeño pueblo en el que nacieron ellos o sus antecesores, Santa Olalla, en el municipio de Molledo. Por eso, desde hace once años, se ponen de acuerdo para sentarse en torno a una mesa y esparcir sobre el mantel recuerdos de cuando 'moceaban'.

Como siempre, el fin de semana en el que celebran a su patrona, cerca de un centenar de joyetos volvieron a casa y, como ya sucedió en las anteriores ocasiones, se mostraron orgullosos de pertenecer a un pueblo que se lleva en la sangre y se trasmite con ella. Asentado en el valle, en un hoyo protegido del norte y bendecido por el sol, los nacidos en Santa Olalla presumen del nombre de ese lugar, los del ‘joyo’, el hoyo. De ahí lo de joyetos.

Los encuentros comenzaron hace once años, "como homenaje a nuestros amigos fallecidos, con los que habíamos compartido tantas romerías de entonces", contaba uno de los organizadores, Fernando Silió. En la primera edición se planteó la organización de una Santa Misa en recuerdo de los fallecidos y una comida de hermandad. Se preparó entre una veintena de amigos y terminaron apuntándose el doble, 40. "Así hasta este año, solo hombres, porque éramos los que entonces íbamos juntos a las romerías".

Así las cosas, la undécima convivencia de joyetos comenzó con una Santa Misa en memoria de los fallecidos, incluida una ofrenda floral, con mención especial a los últimos ausentes y terminó con una comida en un restaurante de Santa Olalla.

Publicado en Últimas noticias