radio online

programas01ta copy

   Escuchar ahora: Tablón Anuncios

Artículos por fecha: Lunes, 01 Mayo 2017

Los Corrales de Buelna y La Haye Fouassiere han reafirmado este fin de semana sus lazos de hermanamiento en la localidad cántabra, apoyándose en el deseo de una Europa unida frente a un futuro incierto marcado por el terrorismo o las próximas elecciones francesas. Así lo destacaron los alcaldes de las dos localidades en el acto protocolario de la reedición de esos votos al cumplirse 20 años de un matrimonio que, como apuntaba la presidenta del comité español, Luisa María Ingelmo, "cada vez da más frutos".

La visita de cerca de 60 vecinos de La Haye ha servido para rubricar una sociedad que se firmó en Francia el 3 de mayo de 1997, tras haber rubricado el fraternal acuerdo el 27 de octubre de 1996 en Los Corrales de Buelna. Dos décadas que se han sellado sobre el papel y bajo los acordes de las partituras de un encuentro musical en el que han compartido escenario una agrupación de cada lado de la frontera, un conjunto de cuerda del Loira y la Agrupación de Pulso y Púa Fresneda, junto al trío Altisidora, de Ciudad Real.

Pero la confirmación de ese hermanamiento ha tenido también sus símbolos en forma de regalos. La delegación francesa regaló a la cántabra una lámpara que refleja la luz de esa unión, un mapa de estrellas que sitúa a las dos localidades en Europa. Por parte de Los Corrales de Buelna se regaló un cuadro de un artista local que representa uno de los bienes catalogados patrimoniales más importante del pueblo, la iglesia parroquial, y dos copas para brindar por ese hermanamiento con una comarca, la francesa, donde destaca la producción de vino blanco, mouscadet.

Y a falta de poder viajar a Liébana, la compañía corraliega Anabel Diez Teatro representó para los franceses su obra Beato, una de las piezas dramáticas que se escenificará con motivo del Año Jubilar.

También ha habido protagonistas jóvenes, un intercambio de estudiantes que ha traído a Cantabria a dos alumnas de segundo grado de La Haye, como punto de inflexión de una nueva vertiente del hermanamiento. La presidenta del comité cántabro espera de esa nueva vertiente surja el futuro del hermanamiento, que los jóvenes aprovechen las ventajas que ofrece en todos los sentidos esa unión de municipios. "Conocer otro país, otro idioma, otra gente y otra forma de hacer las cosas y  ver la vida, una gran oportunidad", decía.

Los franceses volverán a su tierra este lunes, tras cumplir con una agenda cargada de visitas, actos oficiales y encuentros familiares. El bosque de secuoyas de Cabezón o la localidad de Comillas han sido algunos de los lugares en los que los corraliegos han ejercido de cicerones con franceses que han venido en varias ocasiones a Cantabria y que, año tras año, han llegado a conocer bien la Comunidad Autónoma.

Publicado en Últimas noticias