radio online

programas12bo copy

   Escuchar ahora: Buena Onda

Artículos por fecha: Lunes, 09 Julio 2018

La UTE Obrascón Huarte Lain-Cannor Obras y Servicios Cantabria, encargada de construir en los próximos cinco meses el nuevo puente sobre el río Besaya entre Los Corrales y San Felices de Buelna, ha dado ya el primer paso obligado para empezar la ejecución de esa estructura, demoler el viejo puente del Matadero, desescombrar el cauce del río y preparar el terreno para continuar con la obra.

Entre una cosa y otra tiene poco más de una semana para levantar la pasarela peatonal provisional que permitirá a los 78 vecinos del barrio de Penías atravesar ese río en dirección al centro de Los Corrales sin dar largos rodeos. En su comparecencia ante los habitantes de ese barrio el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, apuntó al 20 de julio como fecha aproximada para abrir esa pasarela que permitirá el paso de peatones y bicicletas. Y es que es una zona muy transitada no solo por los vecinos de Penías, sino especialmente por caminantes y ciclistas que aprovechan esa ruta para dar una vuelta completa al valle. Estos días con parada obligada para ver cómo avanzaban las obras de demolición.

Entre tanto, sigue funcionando el transporte gratuito reforzado por Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna y Consejería de Obras Públicas. Mazón también explicó a los vecinos que se han reforzado las líneas de transporte de viajeros, fijando 15 frecuencias entre Penías y Los Corrales y San Felices, ida y vuelta. El Ayuntamiento de Los Corrales completa ese servicio con su vehículo particular para casos excepcionales y para otras circunstancias los vecinos pueden pedir un taxi, todo a costa del Gobierno regional.

El nuevo puente sustituirá a una estructura que se terminó de construir en agosto de 1931. Se levantará sobre el río Besaya, siguiendo el trazado actual de la carretera autonómica que une Los Corrales con San Felices, una vía que soporta a diario un tráfico intenso, en su mayoría grandes transportes con dirección a las muchas factorías que se levantan a ambos márgenes del río y que dan empleo a más de un millar de trabajadores. Los cálculos hablan de unos 6.000 vehículos por día, de los cuales cerca de un millar son grandes transportes (un 16%).

Las aceras que incluye darán seguridad a las muchas personas que a diario pasan caminando o en bicicleta por él, personas que se han estado jugando la vida en los últimos años en un puente que apenas daba para que se cruzaran dos vehículos. Tendrá una longitud real de unos 300 metros, entre los accesos a la planta Nissan Cantabria y la parada de autobús de la recta de la Agüera, que se desplazará hacia el norte. El entorno tendrá una nueva señalización horizontal y vertical y se repondrán los cierres de las parcelas que resulten afectadas por las obras.

Publicado en Últimas noticias