José Antonio González Linares se despidió como alcalde de sus vecinos Martes, 23 Mayo 2023 José Antonio González Linares se despidió como alcalde de sus vecinos

"Me voy con la cabeza alta, sabiendo que lo he dado todo por mi pueblo"

"Me voy con la cabeza alta, sabiendo que lo he dado todo por mi pueblo, que he llegado mucho más allá de lo que nadie puso pensar, que he superado los retos que me he impuesto, que he hecho de San Felices de Buelna un lugar mejor donde vivir y que he intentado ser un buen alcalde para todos. Sé que en algunos casos no lo habré conseguido y pido disculpas, las mismas que a mi familia, por haberla dejado de lado estos últimos 24 años, especialmente a mi apoyo principal, a mi mujer. Es hora de irse, sabiendo que dejo en manos de los que vengan un Ayuntamiento envidiable". Así se despidió este fin de semana José Antonio González Linares de sus vecinos, emocionado, tras el homenaje popular improvisado que recibió en el inicio de las fiestas patronales de su pueblo, las últimas que presidirá como alcalde.

"Con el paso del tiempo cuantas veces se hace realidad eso de que parece que fue ayer. A mí me lo parece. Me parece ayer cuando Revilla me convenció para dar pedales en pos de una meta distinta, la de mejorar mi pueblo. Me parece que fue ayer cuando un grupo magnífico de personas me arropó en mi primera lista electoral. Me parece ayer las victorias que mis vecinos me daban con sus votos. Se ha pasado todo muy rápido y, como a cualquiera, me gustaría alargar más este periodo de mi vida, pero hay que saber cuándo llega el momento de despedirse", dijo el alcalde que llegó a ser el más votado de España. "No tengo mucho que decir. Un gracias con mayúsculas a todos mis vecinos y la gran mayoría de los concejales que me han acompañado. Una disculpa a los que no pude o no supe dar una buena respuesta. Y una afirmación. Di todo lo que fui capaz en todo momento. Hice todo lo posible por mejorar mi pueblo y me voy tranquilo porque estoy convencido de haber llegado muy lejos en esa  idea. Mi familia también me necesita, y yo a ella, y es tiempo para que compartamos el resto de nuestra vida".

Tras cinco legislaturas con mayorías aplastantes (en una de ellas logró pleno de concejales con el 86% de los votos emitidos), hace repaso de la lista de logros, interminable, pero destaca algunos como "recuperar la magnífica Torre de Pero Niño, que eran cuatro paredes, el pabellón polideportivo, la residencia para mayores, el tanatorio, el parque de Tarriba, el futuro auditorio, pero quizá, la más importante, ha sido la variante de Los Corrales a Puente Viesgo, ha permitido mejorar los accesos, y ha sido crucial para poner a San Felices de Buelna en el mapa del mundo". En el ámbito humano, destaca otro logro, "la unión, la colaboración de los vecinos en todo cuanto le hemos pedido desde el primer momento".

Cree que nada se ha quedado en el tintero "porque cada legislatura hemos cumplido con nuestro programa electoral y hemos ido siempre más allá, como ha sucedido en esta, una legislatura tan complicada". Asegura que ha sido así por varias razones, "compromiso y trabajo, esfuerzo y empuje, llamando a todas las puertas, así se van consiguiendo, tarde o temprano, todas las cosas. Ninguna ha quedado atrás, ni olvidada, ni un pequeño bache, ni un gran proyecto. Las que estaban en nuestras manos se han hecho, todas y más".

"Dejamos muchas cosas hechas y, quizá, sobre todo, el haber conseguido que todo el mundo conozca ya San Felices de Buelna por unas cosas o por otras. Ha cambiado radicalmente en todos los sentidos. Ese es mi mayor orgullo. En todos los tramos de edad hemos hecho algo, desde las primeras aulas de dos años, (ahora también de un año) al pabellón polideportivo, desde el centro social a la residencia o el tanatorio, y un auditorio, poner a disposición de las familias viviendas sociales y potenciar nuestro polígono para crear empleo. Ese es nuestro bagaje, y eso nadie podrá quitármelo".

Pero con el tiempo esa dedicación exclusiva se ha ido convirtiendo en una pesada carga, "robando tiempo a mi familia quizá cuando más me han necesitado", lamenta, recordando que ya tiene 77 años y es tiempo de parar.

Comenzó su carrera política en 1999 por su amistad con el líder del PRC y presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, quien le pidió que concurriera a los comicios municipales con los regionalistas. Tras las elecciones de aquel año la Asociación Vecinal Dobra, que contaba con el apoyo mayoritario de los vecinos, decidió dar la Alcaldía a González Linares con el apoyo también del PP y en esa legislatura comenzaron los logros que marcaron la reciente historia de San Felices.

La recompensa llegó pronto, en 2003, cuando el voto de sus vecinos le dio 10 de los 11 concejales de la Corporación, un resultado que se repitió cuatro años más tarde. Ya se aventuraba lo que pasó en 2011, once de once, pleno en el Consistorio. Y las dos últimas, nueve de 11, así lo deja un alcalde que ya ha pasado a la historia de San Felices de Buelna.

 

Visto 1117 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)