El gobierno local prevé eliminar este año la 'curva de Colás' Martes, 23 Abril 2024 El gobierno local prevé eliminar este año la 'curva de Colás'

Plan para eliminar la 'curva de Colás' en Los Corrales

Uno de los históricos y peligrosos puntos negros del tráfico en Los Corrales de Buelna tiene fecha de caducidad. El concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento, José Manuel Martínez (PP), ha confirmado que este año espera afrontar la eliminación de la conocida como ‘curva de Colás’, derribando la casa que obliga a la Avenida Cantabria, arteria principal de la localidad, a estrecharse en una curva pronunciada que ha sido causante de muchos accidentes de tráfico a lo largo de los años.

El Ayuntamiento ha adquirido recientemente a la familia propietaria de la casa el edificio y el terreno próximo por cerca de 80.000 euros, una casa con 345 metros cuadrados y una finca de 1.358 metros cuadrados.

«Ahora estamos estudiando el planteamiento de lo que queremos para toda esa zona, un boceto general atendiendo a las necesidades del tráfico y de los vecinos», dijo Martínez. Adelantó que la idea que maneja el gobierno local es abordar la obra este año, «eliminando la casa y enderezando en lo posible la carretera», además de aprovechar el terreno restante para abrir aceras a los dos lados de la vía, habilitar nuevos aparcamientos y un espacio de «esparcimiento» para los vecinos en una zona de desarrollo de Los Corrales de Buelna «actualmente sin muchas opciones». «Estamos analizando la distribución del terreno resultante de la obra para saber cuál es la que más se ajusta al desarrollo que queremos conseguir», dijo.

Por otra parte, José Manuel Martínez se ha mostrado «más que satisfecho» con las obras realizadas en la carretera de acceso al barrio alto de la Contrina. Una obra buena, rápida y barata dio a entender: buena porque se estudió el problema para dar una solución a largo plazo; rápida porque el plazo de ejecución era de dos meses y se ha hecho en menos de dos semanas; y barata porque se planteó un presupuesto de 80.000 euros y no ha llegado a los 30.000.

«Está prácticamente rematada y el resultado ha salido mucho mejor de lo esperado en un principio, prueba de que cuando se estudia una actuación con técnicos y se tiene en cuenta a los vecinos, se termina encontrando la mejor solución, que no tiene porqué ser la más cara», dijo.

 

Visto 3516 veces