La foto de Pablo Unai que ha dado la vuelta al mundo Domingo, 10 Diciembre 2023 La foto de Pablo Unai que ha dado la vuelta al mundo

Mas de 13.000 personas pasan bajo el árbol de Cartes cada festivo

Cartes se ha convertido en el Faro de Occidente de la Navidad cántabra. El árbol más alto de Europa ha hecho que se hayan sobrepasado con creces las mejores perspectivas tanto del Ayuntamiento como del comercio y hostelería, que celebra especialmente ese hito con facturaciones nunca vistas. Incluso los vecinos, mayoritariamente, asumen la incomodidad que será vivir estos días totalmente invadidos. No en vano, es Navidad.

Retenciones en las carreteras de acceso, por el norte y por el sur; calles tomadas por una marabunta que quiere tocar el ingenio del momento, pasar por debajo y sentir el vértigo de mirar hacia arriba; bares, cafeterías, restaurantes con el cartel de no cabe ni un alma y, aún así, colas en las entradas. El árbol hace magia, y las visitas a la villa se multiplican como los panes y los peces. Desde el Ayuntamiento facilitaban ayer los primeros datos concretos. Si el día del encendido fueron 7.200 personas las que se registraron entrando en el recinto, el miércoles fueron más de 13.000. Y ayer se esperaba cerrar el día con datos algo superiores.

Cartes ya es el epicentro de la Navidad, el lugar más concurrido en estos primeros días de las fiestas en Cantabria. A Cartes, a Santiago, a Riocorvo "llega tanta gente que no hay forma de atenderlos, ni aunque tuviéramos seis, diez o veinte camareros", dice Jorge Gutiérrez, el propietario de La Bolera, en pleno Camino Real. Diego Revuelta, camarero experimentado, lo tiene claro, "yo una cosa así no la he visto en mi vida". Los establecimientos que han podido han apretado un poco el espacio para colar alguna mesa más y dar respuesta a una demanda inusitada.

El alcalde, Agustín Molleda, se pasea cual alguacil de Bienvenido Míster Marshall. No es para menos. "Es imposible cuantificar las miles de personas que vienen cada día, más allá de las que podemos registrar en el árbol. Imposible saber cuántas estuvieron el miércoles o ayer viernes, cuántas vendrán este fin de semana, pero lejos de números, lo importante es que hemos conseguido el objetivo principal, ilusión para los niños, riqueza para el comercio, visibilidad para el municipio".

A primera hora había tenido una reunión de coordinación con la Guardia Civil, "para valorar algo preocupante como fue el colapso en las carreteras, porque si queremos la máxima seguridad en Cartes también queremos la máxima seguridad para acceder al municipio", dijo. "No somos ajenos a esos problemas de retenciones y no lo somos porque tenemos la obligación, y yo la máxima responsabilidad, de mantener el equilibrio entre vecinos y visitantes, tarea que no es sencilla pero que tenemos la obligación de afrontarla". Tras la reunión afirmó que "solo puedo agradecer a las Fueras de Seguridad su respuesta, se va a reforzar con Tráfico los accesos a Cartes y se va a incrementar este fin de semana la presencia de patrullas de Guardia Civil". También les preocupan los visitantes que vienen a todo menos a disfrutar. Ya ha habido algún intento de robo y lo quieren evitar. "También tenemos en cuenta que ante la multitud que viene siempre surgen problemas de seguridad, personas que intentarán aprovecharse, pero con los refuerzos anunciados vamos a combatirlo".

Terminó pidiendo paciencia a cuantos llegan y que los que viven más cerca aprovechen entre semana para ver todo lo que ofrece la villa estas navidades.

Al árbol le ha salido una dura competencia, el Camino Real, por donde se ven japoneses (estaban en Madrid y han venido a ver el árbol), holandeses, muchas personas del País Vasco, Asturias, Palencia, Burgos, andaluces. José María Alonso ha logrado un sitio en un bar. Es de Burgos y afirma que "lo que nos ha llamado más la atención es el pueblo, desde luego el árbol es una pasada, pero como bonito, el pueblo, cuidado con mimo, y desde luego volveremos seguro". Manuel Cano había llegado de Jaén. "Nos habían dicho que el pueblo de por sí era muy bonito y en realidad nos ha gustado mucho, pero lo que me ha gustado más es como está todo, organizado, cuidado, limpio". Desde Granada visitó Cartes Paqui García Márquez. "Me ha gustado todo, el árbol, los adornos, el mercado y mucho el pueblo. Vienes por una cosa y te quedas por todo lo demás". "El árbol es impresionante pero el pueblo también, está muy bonito", decía una familia que acaba de aterrizar desde Aguilar de Campoo. Feliz porque el viaje (y sobre todo el esfuerzo para aparcar) había cundido.

Los vecinos y quienes trabajan en Cartes pierden un poco de fuelle en su fe, antes incondicional, en el proyecto cuando encontrar aparcamiento es algo casi imposible; cuando tienen que "sacar los papeles" para demostrar que viven en Cartes para entrar con sus coches; cuando la silla en cualquier terraza está más cotizada que el palco del Real; cuando para sacar al perro hay que pedir la vez y, si es pequeño, rezar para que no le pisen. Pero, en su mayoría, están felices con todo lo que está pasando. Alberto Álvarez vive a escasos metros del Ayuntamiento de Cartes y, junto a su pareja, reconoce que "a nosotros nos gusta la Navidad y nos gusta que haya ambiente. Están controlando las entradas a los residentes, nos dejan aparcar, así que no lo hemos notado demasiado".

También hay quien no está tan contento. Es el caso de Ana Isabel Prado, que vive en Bedicó pero trabaja en Cartes. "Muchos estamos hartos de los colapsos en las carreteras, de tener que dar vueltas y vueltas, kilometradas, para poder trabajar o volver a casa, es vergonzoso lo que nos han hecho". Luis García de los Salmones regenta una farmacia en Cartes y vive en la villa. Reconoce que "ha sido un cambio tremendo de la mañana a la noche, es cierto que ha sido un colapso, que hemos notado mucho la publicidad que han dado los medios de comunicación, pero esperamos que se vayan normalizando un poco las cosas, porque al final da gusto ver el pueblo así".

 

Visto 2400 veces