Sesión informativa en Arenas de Iguña Martes, 22 Febrero 2022 Sesión informativa en Arenas de Iguña

Más de 270 contenedores para biorresiduos tiñen de marrón el valle de Iguña

Mare ha extendido a lo largo de todo el valle de Iguña en apenas dos meses más de 270 contenedores destinados a los residuos orgánicos, dentro de un proyecto pionero que ya prepara el reparto de cubos domésticos entre todos los hogares del valle.

Algunos vecinos ya los tienen, todos aquellos que han ido participando en las sesiones informativas que se han desarrollado en Arenas de Iguña, Bárcena de Pie de Concha, Molledo, Anievas y Puente Viesgo, reuniones que pretenden incidir en la importancia de la recogida selectiva, aclarar las dudas sobre qué tipo de residuos van al contenedor marrón y cuáles siguen yendo en el de la Fracción Resto o a los ya establecidos para el reciclaje especial de envases, vidrio, papel y cartón. Mare ha estimado que en esos cinco municipios se repartirán un total de 2.300 recipientes aireados de 10 litros de capacidad para separar en el hogar la materia orgánica correctamente.

Una de las premisas en esos actos ha sido el incidir en la importancia de la colaboración ciudadana en la lucha contra el cambio climático, reduciendo nuestros residuos o reciclándolos correctamente para su posterior reaprovechamiento en nuevos recursos.

El consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha reconocido que son "los habitantes de la comarca de Iguña los auténticos protagonistas de la transición hacia una economía circular en la que Cantabria ya está inmersa". El comportamiento de los ciudadanos en materia de reciclaje hasta ahora le hace ser optimista. "Durante los últimos años han demostrado un comportamiento activo, con unos aumentos contantes en los niveles de reciclaje, lo cual nos permite avanzar hacia un modelo de gestión de los residuos aún más eficiente".

El proyecto piloto que la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la empresa pública MARE, está desarrollando en 11 municipios cántabros contempla no solo la implantación de más de 2.000 contenedores marrones para biorresiduos, sino también el aumento de los contenedores de recogida selectiva con el fin de disminuir la cantidad de residuos reciclables que acaban, incorrectamente, en el contenedor para la Fracción Resto.

Además de proseguir con la implantación y las respectivas sesiones informativas en el resto de municipios, también se llevarán a cabo actividades en centros escolares, visitas guiadas a la planta de tratamiento de Meruelo y talleres específicos para Pymes y comercios locales, hasta ahora aplazadas debido a la sexta ola de la pandemia.

Visto 568 veces