radio online

programas01li02 copy

   Escuchar ahora: Los 30 en lista

Artículos por fecha: Lunes, 10 Julio 2017

El centro de salud Besaya cambiará su nombre la semana que viene por el de María Fernández Pérez Rasilla, Hija Predilecta de Los Corrales de Buelna que destacó por su labor social, humana y sanitaria durante el siglo pasado. La alcaldesa, Josefina González, ha confirmado que el Ayuntamiento hará efectiva la semana que viene la autorización para conceder su nombre a título póstumo a un centro que da servicio a cerca de 20.000 personas de toda la comarca, convirtiéndose en el primero en la región que llevará el nombre de una enfermera. De momento ya se ha colocado sobre la puerta principal un gran cartel que anuncia el nuevo nombre del edificio.

Los alcaldes de todos los municipios a los que da cobertura, concejales de las corporaciones, representantes de colectivos y vecinos en general han aplaudido un acuerdo que se materializará el martes 18 de julio en un acto que contará con la presencia de autoridades regionales y locales, además de representantes de colectivos y vecinos.

La alcaldesa de Los Corrales de Buelna afirmó que se trata de un reconocimiento personal a una mujer con un gran valor humano y profesional", un reconocimiento particular a una profesión "con la que Maruchi quiso llevar lo mejor de la sanidad a todos los hogares, a todas las personas", y un reconocimiento general a "profesionales que han dado mucho a la sociedad".

Hija Predilecta desde 2006, Maruchi, como se la conocía en el pueblo, verá reconocida una vez más su labor profesional y social, una mujer adelantada a su tiempo, entregada a su profesión de enfermera y artífice de colectivos que sirvieron para fomentar la solidaridad y mejorar la educación y cultura de las personas mayores en la segunda mitad del siglo pasado, "toda una institución en Los Corrales de Buelna, un ejemplo impulsor de una gran obra social, de una importante labor cultural, de una experiencia vital de enorme mérito, basada en la ayuda a los demás y en la búsqueda del bienestar para todos", como señaló la Corporación al otorgarle el título de Hija Predilecta.

En 2015 la Consejería de Sanidad y Bienestar Social dio luz verde al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna para rendir homenaje póstumo a su entonces única Hija Predilecta, María Fernández Pérez Rasilla, permitiendo la colocación de una placa en el centro de salud Besaya para recordar su entrega a la profesión de enfermería durante el siglo pasado. Se había intentado dar su nombre al ambulatorio, pero no había sido posible. La llegada de las elecciones municipales y regionales paralizó el proceso que ahora se ha retomado con el apoyo de todos los regidores, concejales y el Gobierno regional.

Aquel mismo año, en el XIV Congreso Nacional y el IX Internacional de Historia de la Enfermería que se celebró en Santander, se dedicó un apartado especial a Maruchi en una sesión que llevó por título 'Vocación y Misión: claves que identifican la profesión de Enfermería'. Su labor profesional y humana se puso de manifiesto ante los asistentes a ese congreso en una exposición fruto de horas de entrevistas con familiares, amigos y personas que conocieron a la "ilustre enfermera" como la calificaba la autora de ese trabajo, Gloria de Alfonso Blanes, profesora de la Escuela Universitaria de Enfermería de Cantabria.

Antes, el Gobierno regional la incluyó en su recopilación de 'Damas ilustres y mujeres dignas', un catálogo de historias excepcionales de cántabras durante el siglo pasado.

Publicado en Últimas noticias

Cantabria ha recibido ya al proyecto 'Revuélcate', una aventura solidaria que tiene como principal objetivo la captación de fondos para la lucha contra enfermedades como el cáncer o la fibrosis quística. La diferencia con otros planes semejantes es que este proyecto se centra en algo tan llamativo como revolcar (no rodar) una rueda de tractor de unos 100 kilos de peso desde la frontera con Francia, en Irún, a Santiago de Compostela por el Camino del Norte, 795 kilómetros, 800.000 vueltas de rueda aproximadamente con las que conseguir fondos para la investigación de esas enfermedades. A partir de ahí, la aventura atravesará cuatro comunidades prácticamente durante un mes sin descanso, para lo que se precisa encontrar más de un centenar de personas para mover la rueda de principio a fin.

Un proyecto que «puede parecer disparatado, pero a esos disparates es a los que uno tiene que enfrentarse en más de una ocasión en la vida», decía uno de los directivos del Grupo de Montaña Orza, Ignacio Mantecón, encargado de coordinar ese proyecto a lo largo de la geografía cántabra, a donde llegó este lunes pasadas las tres de la tarde, entrando por Castro Urdiales.

El testigo le recogieron la presidenta de la Federación Española de Fibrosis Quística, Blanca Ruiz, y el propio Ignacio Mantecón, junto a los primeros voluntarios cántabros que revolcarán esa rueda durante la semana en la que atravesará la región.

Ella también ha hablado de una «auténtica locura», para añadir que es «una de esas locuras que llaman la atención sobre enfermedades como la fibrosis quística». «Cuando me lo explicaron reconozco que pensé que se les había ido la olla, pero pronto me convencí de que en un mundo donde hay tanto evento solidario cada día, en todas partes, hay que dar un paso más para poder reclamar la atención general, así que me apunté a esa aventura, sabiendo que el grupo Orza es de los que no se arredran ante esas locuras».

A partir de ahí el grupo montañero de Los Corrales, con una larga experiencia en grandes eventos, coordina el paso de la rueda de tractor por la región, 168 kilómetros desde la frontera con Vizcaya a la Franca (Asturias), donde serán equipos del Principado los que mantengan la proeza. Mantecón adelantó que serán unos 14 equipos para otros tantos turnos, de siete personas cada uno de ellos.

La previsión marca que la rueda deberá llegar a la Franca el día 14, atravesando Castro Urdiales, Laredo, Santoña, Somo, Santander (frente al Ayuntamiento), Barreda, Santillana, Comillas, San Vicente o Unquera, por playas, carreteras, caminos de montaña o lo que cuadre, manteniendo, dentro de lo posible, el trayecto del Camino de Santiago por el norte.

Si toda va bien, la rueda llegará a Santiago el día 26 de julio, abriendo la puerta a que los equipos que vayan participando en la prueba hagan las últimas etapas para participar en la ‘gloria’ de poder rematar ese «revolcón de solidaridad». «Allí estaré yo, e intentaré acompañar la rueda cada día», dijo Ruiz.

Publicado en Últimas noticias

Barriopalacio de Anievas optará a ser el pueblo más bonito de Cantabria en 2017. El kilómetro 0 de la región, el centro geográfico de la comunidad autónoma, se ha animado a presentar su candidatura con el aval del apoyo vecinal y corporativo, de asociaciones y colectivos que se han unido para "vender" los valores naturales, arquitectónicos y sociales de un pueblo que acoge cada año una Fiesta de Interés Turístico Regional, Un pueblo de leyendas, basada en la mitología cántabra. Ni leyenda, ni mitología, el alcalde, Agustín Pernía, quiere que la candidatura sea tangible, y para ello prepara proyectos que demostrarán la implicación vecinal e institucional en el "remate del trabajo hecho en Barriopalacio en los últimos años".

Son muchos los alicientes de un marco urbano digno de visitarse. Casas de indianos, iglesias con historia, una bolera de primera categoría, calles con solera y un entorno natural delimitado por los dos ríos que dan cobertura al pueblo y las laderas de las montañas que llegan a las calles del casco urbano. Y los hórreos típicos del valle, catalogados en los anales de esas estructuras, únicos. De hecho, uno de los proyectos de la Corporación es recuperar uno de los cinco que hubo en Barriopalacio para mostrarlo al mundo como una muestra de arquitectura popular y propia.

En cuanto a edificios, el pueblo se prepara para abrir ya un Centro de Interpretación de la Mitología de Cantabria, aprovechando la reciente rehabilitación de las antiguas escuelas. Fue el detonante de la decisión de presentarse a ese concurso, como reconoce el alcalde. El consejero José María Mazón inauguró el restaurado edificio y no pudo sustraerse al cuidado con el que se ha mantenido Barriopalacio. ¿Por qué no?, pensó el alcalde. Y dicho y hecho. "Lo cierto es que podríamos haber presentado cualquiera de los pueblos del valle, pero hemos aprovechado el tirón de la fiesta de interés regional para decantarnos por Barriopalacio".

Entre una cosa y otra desde el Ayuntamiento se han puesto manos a la obra para preparar planes de actuación que dejen en perfecto estado de revista el pueblo. Mejorar el área recreativa y el templete de la bolera, la propia cancha de juego, mimetizar los contenedores, soterrar la línea eléctrica o poner en marcha un interesante proyecto de voluntariado para reforestar los montes con castaños, un proyecto del que espera mucho el actual gobierno de Anievas.

En la candidatura hay que remarcar tres ámbitos. Uno de ellos el valor natural y patrimonial, y de eso en Barriopalacio están sobrados. No hay más que acercarse al pueblo y comprobar que está bordeado por montes, ríos y praderas, pegados a un casco urbano de calles cuidadas en las que la vista se va una y otra vez a casonas señoriales, miradores montañeses, geranios coloreando fachadas clásica de la tierra, aperos de labranza, madera bien cortada esperando el invierno en muchas esquinas.

En las cumbres, arqueología que recrea el paso de cántabros y romanos en los albores de la era;  en el valle, iglesias que hablan de la llegada del cristianismo; casonas con muchas leyendas alrededor que recuerdan tiempos de ventas de parada y fonda obligada; en el casco urbano, los indianos que regresaron dejando su huella en forma de edificios señoriales.

Además de la riqueza natural y patrimonial hay que demostrar lo hecho antes, ahora y después. Sobre los proyectos, mucho queda dicho. De lo ya realizado, además de la restauración de las antiguas escuelas o de una de las ermitas tradicionales del valle, destaca la limpieza de caminos y entornos de grandes edificios públicos, nuevos parques para niños, abrevaderos o escolleras en las que la implicación de los vecinos fue imprescindible. Como lo ha sido a la hora de poner Barriopalacio en el mundo, organizando una fiesta que ha resucitado el valor de la mitología cántabra. Ahora, el reto es hacer visible ese bagaje. Y en ello están ya vecinos y políticos.

Publicado en Últimas noticias