radio online

programas01fa copy

   Escuchar ahora: F.Auto.Digital

Artículos por fecha: Lunes, 16 Enero 2017

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna ha confirmado que mantendrá en cuarentena el agua sanitaria del pabellón cubierto del complejo municipal Luis Andrés Samperio hasta comprobar que se ha erradicado definitivamente el brote de legionella detectado el pasado 5 de enero. Ese mismo día se adoptaron las medidas propuestas por el laboratorio que realizó los análisis y la próxima muestra se tomará este viernes 20 de enero, por lo que entretanto continuará la restricción del uso de ese agua. De momento no se ha restringido el uso deportivo de la instalación al estar el brote focalizado en ese agua y no entrañar riesgo para los usuarios.

La primera medida, tras informar a los usuarios del pabellón de la imposibilidad de usar el agua para duchas o lavabos, fue elevar la temperatura del agua acumulada en el depósito a los 60 grados, «una medida que debería garantizar la eliminación de ese brote», señaló el responsable municipal del área, Javier Conde. Deberá permanecer a esa temperatura hasta el 20 de enero y a partir de ahí, señaló, se harán nuevos análisis con la esperanza de que den negativos.

Además, apuntó, se tomarán otras medidas como elevar la temperatura del agua de los depósitos del resto de las instalaciones deportivas de forma constante, colocando una válvula reguladora del agua para controlar la temperatura que llega al usuario, evitando que se reproduzca ese brote.

También garantizó que, tras los análisis del resto de instalaciones deportivas dotadas con agua sanitaria, todas presentan valores normales «a día de hoy».

Conde explicó que, en cumplimiento de la normativa actual, el año pasado comenzaron a hacerse unos análisis periódicos del agua que «hasta ese momento no se habían realizado», controles que se vienen haciendo desde entonces en el pabellón cubierto del Estadio Municipal de Deportes, en el del colegio público José María Pereda y en los vestuarios del edificio que da servicio al campo de fútbol de hierba natural del complejo municipal. El brote se detectó en uno de esos controles, apostilló, «detectándolo a tiempo, sin que haya afectado a ninguna persona, y permitiéndonos tomar de inmediato las medidas sanitarias precisas para controlarlo sin más daños».

Medidas que han permitido mantener abierta la instalación para su uso deportivo, tanto en los entrenamientos diarios como en los partidos oficiales, advirtiendo a todos los usuarios sobre la imposibilidad de utilizar el agua en ningún caso

El caso no ha pasado desapercibido y responsables de instalaciones semejantes en todo el entorno se han interesado ya en la realización de esos controles periódicos para evitar males mayores.

Publicado en Últimas noticias