Decenas de personas de toda la comarca asistieron a un acto que sirvió de reconocimiento a "una vida de privaciones y sacrificio" Sábado, 09 Agosto 2014 Decenas de personas de toda la comarca asistieron a un acto que sirvió de reconocimiento a "una vida de privaciones y sacrificio"

Buelna, Cieza e Iguña rinden homenaje a sus ganaderos más veteranos

Vecinos de los valles de Buelna, Cieza e Iguña rindieron homenaje este sábado a sus ganaderos más veteranos, a los hombres del campo y la montaña en un acto que reunió a cerca de 200 personas en pleno monte Brazo de Los Corrales de Buelna, en el lugar donde se levanta el Monumento a los Ganaderos. El mal tiempo no impidió que se acercaran hasta lo alto de los Campos de la Cruz decenas de personas "encantadas" con un reconocimiento así, como decía José Antonio, un ganadero de Somahoz que tenía claro que "la lluvia a nosotros no nos asusta". Y es que las previsiones y el cielo amenazaban tormenta, pero la mañana aguantó y pudo reconocerse la labor de los agentes del medio natural, de los grupos de montaña Orza y Buelna y de muchos ganaderos de los tres valles, incluso de muchas personas que colaboran desinteresadamente año tras año con ese homenaje.

También hubo dos menciones especiales. Una para el que fue consejero de Ganadería en el gobierno de Juan Hormaechea, Vicente de la Hera, que recogió el diploma emocionado. Y otro, a título póstumo, al que durante años fue concejal de Ganadería en San Felices de Buelna, Juan José Pardo Laguillo, fallecido en el pasado mes de junio.

Con los homenajeados y sus familias estuvo la consejera de Ganadería, Blanca Martínez, y buena parte de las corporaciones de Los Corrales, San Felices y Cieza, con sus alcaldes al frente, Mercedes Toribio Ruiz, José Antonio González Linares y Agustín Saiz respectivamente. No pudo estar representada la junta vecinal de Bostronizo, Arenas de Iguña, porque en ese momento se celebraba la Santa Misa por San Román, el patrono del pueblo.

Tras la Santa Misa en recuerdo de los fallecidos y la entrega de menciones especiales, celebradas junto al refugio de montaña levantado en los Campos de la Cruz, los presentes se desplazaron hasta el Monumento a los Ganaderos, enclavado en el límite entre los valles de Buelna e Iguña. Allí tuvo lugar la ofrenda florar por todos los caídos. En nombre de los presentes, María González y José María Castillo depositaron dos ramos de flores como muestra de respeto y afecto a "muchos amigos perdidos por el camino".

Mercedes Toribio Ruiz recordó que desde 2009 el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna y la junta vecinal de Bostronizo se unen cada año para recordar "el esfuerzo diario de unas personas que demuestran a cada paso su devoción por un sector ayer y hoy tan importante para la economía de cualquier municipio cántabro", según apuntó la anfitriona del acto. Un homenaje, dijo, "con nombres propios pero extendido a todas aquellas personas que representan una vida marcada por las privaciones y el sacrificio".

Al final, cerca de 200 personas se unieron a la comida campestre y asistieron a la actuación de Pedro Álvarez, campeón regional de la canción montañesa, y el Grupo de Gaitas La J'hila, compartieron recuerdos y se citaron para el año que viene en el mismo lugar.

Tras los cafés, fueron muchos los que se acercaron de nuevo a la talla en piedra que rinde homenaje a la ganadería, obra del escultor Manuel Llovio, una de las notables ausencias de este año. Su monolito, inaugurado en septiembre de 2009, coincidiendo con la primera edición del homenaje a los hombres del campo, reza ‘En honor a los ganaderos de Buelna y Bostronizo’. También se echó en falta a José Luis García, 'Gabarry', colaborador en la organización del acto fallecido hace apenas un mes.

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy2430
Ayer11617
Esta semana14047
Este mes175757
Todo8557735
Free Joomla! templates by Engine Templates