Trabajadores del huerto junto a productos recogidos. Lunes, 30 Junio 2014 Trabajadores del huerto junto a productos recogidos.

Cáritas recibe los primeros frutos de los huertos ecológicos y solidarios de Los Corrales

Cáritas Parroquial ha comenzado ha recibir los frutos de los huertos ecológicos sembrados esta primavera en Los Corrales de Buelna para dar trabajo a 22 personas que estaban en situación de desempleo. El primer objetivo del proyecto puesto en marcha por el Ayuntamiento con la colaboración de la Consejería de Empleo es el de especializar en agricultura familiar a una veintena de personas bajo la dirección de dos técnicos, todos ellos parados. Y la intención de todos es que los frutos del aprendizaje terminen en los almacenes de Cáritas para reforzar con productos de temporada la cesta que periódicamente entrega a las 130 familias que atiende en la actualidad.

Las entregas han comenzado ya con varios kilos de judías y casi 200 lechugas recién recogidas de la tierra. Pero habrá que ir despejando los almacenes de la organización cristiana, porque las estimaciones de los técnicos hablan de que los huertos producirán este año cerca de 14.000 kilos de productos ecológicos y de temporada. Eso si las cosas van medianamente bien, porque si la meteorología acompaña esos datos se quedarán pequeños. Claro que siempre se corre el riesgo de que suceda lo contrario con mal tiempo.

En Cáritas se frotan las manos y piensan en lo que supondrá este verano mejorar la dieta de las 500 personas que reciben atención periódica. Porque se espera la llegada de unos 5.000 kilos de patatas, 1.400 de pepinos, 470 de judías, 1.100 de berenjenas, cerca de 2.000 kilos de tomates, 300 de cebollas, 1.250 de calabacines, otros mil de pimientos y 500 de zanahorias, además de unas 400 lechugas. Y para el postre, 280 kilos de melones y 150 de sandías. Suficiente al menos para cubrir el verano y dar una alegría de auténtico gourmet a quienes más lo van a agradecer.

A comienzos de la primavera el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna puso en marcha un proyecto que combina la contratación de parados, su especialización en agricultura familiar y la solidaridad. Desde entonces, una veintena de personas, rescatadas del paro por un periodo de seis meses, recibe formación sobre el cultivo de productos ecológicos. Y desde el primer momento todos los contratados dejaron claro que querían que el resultado de su formación tuviera a Cáritas como destino. Un objetivo más que bien visto desde la Corporación.

El Ayuntamiento, aprovechó las ayudas del Gobierno regional, para poner en marcha un proyecto que partía de la contratación de 22 personas paradas, un ingeniero, un técnico y 20 trabajadores. El ingeniero, Miguel Ramos, explicó que la intención es formar a las personas integradas en el proyecto sobre cómo cultivar productos ecológicos como recurso económico. Es, dijo, una prueba piloto para, sin funciona, poner en marcha en un futuro cercano huertos comunitarios para personas que lo necesiten.

El Ayuntamiento ha habilitado para ello cerca de 2.500 metros cuadrados de terreno en Barros, junto al polígono industrial, repartidos en cinco huertos de 500 metros cuadrados cada uno, según el técnico del proyecto, Ignacio Quejido. Más o menos un huerto familiar puede tener unos 100 metros cuadrados y ser suficiente para una familia durante el verano. Así que con el resultado de ese proyecto se podrá complementar la alimentación que reparte Cáritas para decenas de familias con necesidades reales, "incluyendo productos necesarios en cualquier dieta, ecológicos y de temporada, porque a todos los que estamos en este barco nos gustaría que fuera para esas familias".

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy773
Ayer3590
Esta semana8709
Este mes32547
Todo5749438
Free Joomla! templates by Engine Templates