radio online

programas01si02 copy

   Escuchar ahora: Infor. Crónica 10

Los Corrales de Buelna retoma el camino de los cuentos

22 Abr 2014
958 veces
Inicio del maratón de cuentos Inicio del maratón de cuentos

Los Corrales de Buelna ha retomado el camino de los cuentos con un maratón que se alargará hasta el próximo mes de mayo y que pretende que, al menos un día a la semana, grandes y pequeños, solos o en grupo, los vecinos de la localidad cuenten una historia en público. La idea parte de la biblioteca municipal, escenario principal de un maratón que comenzó con la participación de la responsable del servicio Ana Ara, y alumnos de tercero de Primaria del colegio La Salle, con su profesor, Miguel Caneiro.

Y aprovechando el Día del Libro y la variedad con la que se quiere marcar ese maratón, este miércoles serán los alumnos de la Escuela Municipal de Arte los que pongan en escena el cuento 'Pequeño azul y pequeño amarillo', con láminas de colores. "Abril lo hemos diseñado para romper el hielo, quitar miedos y animar a todos a participar, porque todos podemos contar un cuento". Así lo explicaba Ana Ara, al hablar de la variedad de un arranque que contará con colegios, escuelas municipales como la de arte y música, grupos de teatro y profesionales de la narración oral. De hecho el próximo miércoles 30 de abril será el cuenta-cuentos Julián Moreno el que visite la biblioteca en la hora de los cuentos, a las seis de la tarde.

A partir de ahí, especialmente en mayo, las puertas se abrirán a los corraliegos, una hora un día a la semana para empezar. Porque la inscripción se mantendrá abierta durante todo el tiempo. "No hay límite, y si tenemos mucha gente dedicaremos algo más de tiempo a la semana e incluso nos extenderemos a junio, que al final es lo que queremos, que todos cuenten su cuento". Y si no es suyo, no pasa nada, porque en la biblioteca aconsejan el libro que mejor vaya a los contadores improvisados.

Solo hay un requisito, no leerle, "se aprende y se cuenta como vaya mejor, porque sino la experiencia nos dice que puede hacerse algo largo y aburrido, perdiendo el interés del público". La recomendación es poner imaginación, "que un cuento se puede contar con una guitarra, un papel o una cinta, todo vale, menos leer".Y es que una de las intenciones es potenciar la narración oral como origen de todas las historias y como nexo de unión entre generaciones, además de "un aliciente para que los pequeños se apasionen por la lectura". De hecho, según Ana Ara, hay ya muchos jóvenes apuntados, solos y en grupos, "algo que me ha encantado". Ahora apunta a las familias, para que se apunten y cuenten juntas, y a los vecinos en general. Pero también pide "escuchadores", porque sino "se pierde la magia que se crea entre quien cuenta y quien recibe la historia para volver a contarla".

Valora este artículo
(1 Voto)