Acampada 24 horas diarias frente a Caja Cantabria - Liberbank. Viernes, 06 Septiembre 2013 Acampada 24 horas diarias frente a Caja Cantabria - Liberbank.

Afectados por las preferentes en la comarca central acuden en apoyo de los afectados en Castro

Un grupo de diez personas pertenecientes a la Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes de Caja Cantabria - Liberbank en la Comarca Central, a acudió ayer jueves  en apoyo de los afectados castreños. Como ya les informábamos, desde principios de semana, un grupo de afectados de la zona oriental se encuetran acampados de manera permanente el primer día de esta peculiar "semana de acampada contra la banca", discurre con absoluta normalidad. A lo largo de estos dias se han ido turnando, llegando a última hora de las tardes a formar un grupo aproximado de medio centenar de personas que reciben el apoyo de todos los vecinos y  visitantes de la localidad que transitan por la zona.

La acampada continuará durante la noche, y proseguirá, según lo previsto, durante toda la semana, 24 horas.

Nota enviada por la Plataforma Castreña

Los Afectados castreños están “pasando calor y frío y durmiendo en la calle como desahuciados” para “hacer la mala propaganda y el daño que merece” a la antigua Caja de Ahorros, integrada ahora junto a Cajastur, Caja Castilla-La Mancha y Caja Extremadura en el banco Liberbank.      En la protesta están participando cada jornada cerca de medio centenar de afectados, desde personas mayores a niños pequeños, pasando por familias enteras, que se van relevando a lo largo del día. Así, por la mañana y por la noche pasan por el 'camping' más de 40 personas, mientras que unas diez se quedan por la noche a dormir en las tiendas de campaña.

             Supone “un paso más” en la “lucha” que vienen llevando a cabo los vecinos castreños con preferentes pero “no el último”, ya que habrá “más acciones y más fuertes”. “No nos vamos a rendir”, advierte César Méndez, portavoz de la Plataforma de Vecinos de Castro Urdiales Afectados por las Preferentes, agrupación que también ha desplegado pancartas, carteles y ha colgado un tendal con letreros alusivos a la estafa y en los que reclaman su dinero frente a la entidad, en cuya puerta hay un muñeco del presidente, Manuel Menéndez.

             Durante el día, los participantes en la acampada 'matan el tiempo' recogiendo firmas de apoyo -más de dos mil en las tres primeras jornadas-, cantando canciones y coreando eslóganes de la estafa, charlando con otros afectados y vecinos, leyendo el periódico o jugando a las cartas. “Yo, cuando llego a casa, ya tengo ganas de bajar”, confiesa Manuel Pérez, que destaca el buen ambiente en el que está transcurriendo la protesta así como el "apoyo, solidaridad y compañerismo" de vecinos, turistas y dueños de comercios y locales cercanos, que se han volcado con ellos, trayéndoles “todo lo que nos ha hecho falta”.

             Así, la cafetería de al lado les ha prestado unas mesas y sillas, y les han llevado bocadillos, pinchos cafés y refrescos, que también les han acercado de otros bares, incluso rabas y vino les han traído de uno de "la otra punta del pueblo". Los vecinos les han bajado tortillas, fruta y termos de café. También han recibido la visita de otros Afectados, llegados de Santander, Los Corrales o Galizano, así como de colectivos afectados por la hipoteca o el paro. “Esto es un robo. Lo dice todo el mundo”, apunta Pérez.

Apoyo del Ayuntamiento, vecinos y turistas

             El alcalde de Castro Urdiales, Iván González, les ha expresado igualmente su apoyo, pues se considera un “pleno defensor” de los ciudadanos, más cuando estos “luchan por sus derechos”, en este caso por “el dinero ahorrado durante tantos años”. El regidor sabe que los participantes en la acampada “están haciendo un gran sacrificio personal” para que les devuelvan sus ahorros. “Desde el Ayuntamiento, saben que les apoyamos, que estamos ahí, siempre de la forma más justa o en la medida de lo posible les vamos a atender y les vamos ayudar”.

             Un camarero que trabaja en la cafetería de al lado admite que los preferentistas “están reclamando lo que es suyo”, porque les han robado. Así, les desea “que les devuelvan su dinero”. Y un taxista de la parada de enfrente coincide en que les han “estafado”, por lo que le “parece bien” que estén intentando “recuperar su dinero”. “Nosotros vivimos de la alegría del bolsillo de la gente”, admite.

            Y a los vecinos que pasan por la acampada ante Caja Cantabria les parece también "muy bien" que los clientes afectados por las preferentes salgan a protestar porque “no hay derecho a que lleves toda la vida ahorrado un dinero para la vejez y luego no lo tengas”, se lamenta Isabel. Mientras, Ana también ve “estupendo” el campamento organizado, y cree que “hay que hacer más cosas” en todo el país. “Que se unan todos los afectados”, aconseja.

            “Están protestando por una causa que es justa”, sentencia Chema, que ve normal que los afectados quieran “llamar la atención y hacer ruido”, más si se tiene en cuenta que los miembros de la Plataforma “salen a dar la cara por todos”. Por eso espera que se solucione el problema “cuanto antes” y “todos recuperen su dinero. “Es de justicia”, añade.

             Juan Luis, que no es afectado, se acerca todos los días a la acampada de las preferentes, para apoyar, porque “no me parece nada bien lo que les han hecho”. “Lo considero un robo sin pistola, un crimen con letras mayúsculas”, opina este excliente de Caja Cantabria.

             Y Fernando, un vecino de Bilbao que veranea en Castro, celebra también la acampada contra el “timo” de las preferentes, que conoce bien, pues un hermano suyo es afectado de “Bankia”. A su juicio, ha sido un “robo”, por lo que pide que se resuelva esta “papeleta” mediante la “devolución íntegra del dinero a todo el mundo. Y punto”.

             Fermín es uno de los cerca de mil castreños afectados por las Preferentes. Relata cómo a su mujer, Rosa, le colocaron este producto tóxico de riesgo. Según explica, cuando su esposa entró un día a la oficina de Caja Cantabria salió la directora de su despacho y fue hacia ella “como los leones cuando ven un búfalo cojo”. Le aconsejó que quitara sus ahorros de toda la vida -9.500 euros- de la cuenta corriente, y que los depositara en otro producto que le daba un 2% de interés, ya que además podrían disponer del capital cuando quisiera, según le aseguró. Entonces, su mujer tenía más de 70 años y veía “mal”. Ambos eran clientes de toda la vida, y llevaban más de 50 años trabajando con la entidad. Fermín y Rosa son pensionistas y viven como pueden. Además, lo están “pasando bastante mal” e incluso toman pastillas para depresión. Mientras, han puesto el caso en manos de un abogado y confían en que haya justicia para ellos y el conjunto de los afectados.

            Además de esta acampada, los afectados de Castro Urdiales se concentran todos los martes y jueves ante Caja Cantabria y “Bankia”, donde realizan pitadas y llevan a cabo iniciativas como la del céntimo solidario, que consiste en ingresar distintas cantidades de dinero en ONGs y agrupaciones y colectivos solidarios.

Acciones en la comarca central

Pasado el período de vacaciones de agosto, ya están organizándose las nuevas acciones reivindicativas. Comenzarán con una concentración el martes día 17 frente a Caja Cantabria de Los Corrales.

Más información en este enlace.

(Imágenes de la acampada frente a la oficina principal de Liberbank en Castro Urdiales)

  • 130906-pereferentes-acampada-castro-002
  • 130906-pereferentes-acampada-castro-003
  • 130909-pereferentes-acampada-castro-001
  • 130909-pereferentes-acampada-castro-002
  • 130909-pereferentes-acampada-castro-003

Artículos relacionados (por etiqueta)

radio online

Archivo de Noticias

Nuestros Visitantes 2

Hoy2547
Ayer4782
Esta semana19107
Este mes19107
Todo5534663
Free Joomla! templates by Engine Templates