radio online

Una Vijanera "difícil de repetir"

10 Ene 2012
2725 veces

La Asociación Cultural de Amigos de La Vijanera hizo ayer balance de la última edición, sumándose a las voces que han destacado este año como uno de los mejores y más espectaculares de la reciente historia de la mascarada cántabra. César Rodríguez, uno de los motores culturales de la fiesta de Silió (Molledo), reconoció que el nivel de esta edición será difícil de repetir, un nivel de trajes muy bueno, renovado espectáculo y con la gente muy implicada. Los cambios han sido muy bien acogidos por los mayores del pueblo y eso deja muy buen sabor de boca a los actuales organizadores: los dos grupos con salidas distintas, la captura del oso, su viaje en carro, han gustado y nos hacen seguir adelante.

Sobre la cantidad de público que se acercó a Silió señaló que ya esperábamos mucha gente pero no tanta y tantos elogios, es para nosotros un honor porque lo hemos preparado todo con especial mimo desde hace tiempo para que saliera como ha salido. Lo mejor de esta edición, apuntó, ha sido la implicación de pequeños, grandes y mayores para hacer La Vijanera lo mejor posible y ese trabajo ha saltado a la vista. Lo peor, el eterno problema, la falta de aparcamiento, los tapones de una única carretera de entrada y salida, te frustra que haya gente que no pueda llegar al pueblo. De momento es algo que va a seguir pasando pero intentamos que en un futuro próximo todos tomemos conciencia de que la gente no puede andar ocho kilómetros para disfrutar de la fiesta, de que las colas de coches lleguen hasta Molledo y Bárcena de Pie de Concha, no puede ser y habrá que trabajar en su solución. También afirmó que alargar la fiesta fue todo un acierto.

Después de los actos fuertes de la mañana, la tarde fue magnífica, hay trajes que por su peso no pueden aguantar, pero el espectáculo de los cinco zarramacos que han aguantado ha sido impresionante. La gente decía que no entendían como se puede soportar así de seis de la mañana a seis de la tarde. Reconoció que fueron momentos para el recuerdo, creando otro ambiente, con menos gentes por las calles pero igual de implicada que en la mañana, acercándose a los orígenes de la fiesta. Son cosas que recompensan el trabajo hecho.

Camino a la UNESCO

Pero hay otro motivo de satisfacción para la asociación. Este domingo estuvo en Silió el máximo exponente de la Red Ibérica de la Máscara, Helder Rui Ferreira, el promotor de la idea de lograr que la UNESCO declare mascaradas como La Vijanera Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y Pablo Canal, miembro de la Asociación Cultural por la Recuperación de los Sidros y les Comedias «El Cencerru» de Valdesoto, que este año gestionará la continuidad de esa tramitación. Un camino que, pese a la escasa hasta ahora implicación de las autoridades cántabras, sigue el camino iniciado en 2009. Además, en este año, tras el liderato portugués de esa red, ahora le toca a Asturias.

De momento este domingo un grupo de vijaneros viaja al concejo de Siero, para disfrutar de Los Sidros de Valdesoto, otra de las mascaradas de invierno del norte de España. Unos días más tarde, la Red Ibérica de la Máscara se reunirá, en concreto los días 11, 12 y 13 de febrero, en la localidad sierense de Valdesoto por primera vez desde su creación, el 19 de marzo de 2011. La plataforma surgió con el objetivo de que las organizaciones relacionadas con las máscaras ibéricas tradicionales pudieran conocerse y compartir conocimientos e información, saber los problemas que tiene cada colectivo y buscar, en conjunto, una solución. Eso, además de la intención de lograr la incorporación de todas las máscaras ibéricas al patrimonio cultural inmaterial de la Unesco.

Lo que no habrá este año, en principio, es viaje a Lisboa para participar en el Desfile de Máscara Ibérica. Este año, por muchas razones, toca descansar.

(En el reproductor, César Rodríguez habla para los informativos de Radio Valle de Buelna)