Gema Pérez (derecha) dará continuidad al proyecto de atención centrada en la persona puesto en marcha por su antecesora, Beatriz González Varela Lunes, 17 Febrero 2020 Gema Pérez (derecha) dará continuidad al proyecto de atención centrada en la persona puesto en marcha por su antecesora, Beatriz González Varela

Relevo en la dirección de la residencia para mayores de Los Corrales

Gema Pérez ha asumido la dirección de la residencia para mayores de Los Corrales de Buelna, una nueva etapa en la que dará continuidad al proyecto de atención centrada en la persona implantado por la que ha sido hasta ahora directora, Beatriz González Varela, un modelo que tiene como uno de los objetivos más visibles la ausencia absoluta de ataduras para los residentes. Tras tres años al frente de la residencia Las Anjanas, Beatriz González ha comenzado la implantación de ese mismo proyecto en otra residencia, la de Puente Viesgo, adquirida recientemente por un grupo franco belga propietario ya de decenas de residencias en toda Europa.

"Ha sido un placer y un honor estar aquí estos tres años y liderar a un fantástico equipo de trabajo que ha posibilitado un gran cambio que no va a acabar aquí", dijo González Varela en la presentación de la futura directora. "Gema lleva con nosotros mucho tiempo y es una trabajadora incansable con grandes aptitudes que permitirán dar continuidad a este modelo de atención centrada en las personas que nos ha situado como uno de los pocos centros libres de ataduras en Cantabria".

No ha sido un camino fácil. Implantar ese proyecto provocó en sus inicios muchas quejas de familias que veían como se echaban los colchones al suelo para evitar las ataduras o barreras en las camas. También  hubo que explicar al personal lo que suponía ese nuevo modelo a todos los niveles. "Hemos hecho muchas cosas con un equipo que se ha involucrado totalmente en el modelo de atención centrada en la persona, un proyecto ligado a no utilizar sujeciones, algo esencial si lo que se busca es la dignidad y autonomía de las personas, algo posible, como hemos demostrado en las Anjanas".

Beatriz González aplaudió a un equipo "que ha creído en el modelo y en mí y se han lanzado a un proyecto que han hecho suyo desde el primer momento y en todos los puestos de trabajo, han abrazado una visión de una directora que llegaba nueva y que creía en ese modelo porque lo había visto en su trabajo en Inglaterra", explicó.

La directora saliente incidió en que "se ha demostrado que en un centro relativamente pequeño comparado con otros del entorno, y a pesar de contar con recursos limitados, el empuje personal y unas estructuras y metodología clara de trabajo han permitido superar todos los retos, una implicación de todos de la que me siento muy orgullosa, buscando siempre las medidas menos restrictivas para las personas".

Ahora le toca el turno a Puente Viesgo, misma intención que hace tres años, cuando llegaba a Los Corrales de Buelna. Eso sí, con paciencia, porque es muy llamativo y se logra a largo plazo: "no se consigue de la noche a la mañana, se consigue luchando cada día con personas marcadas por factores muy distintos, que pueden influir en cómo siente o cómo reacciona". "Es una visión muy diferente a la que se suele dar en las residencias y eso implica cambiar muchas cosas, desde la opinión de las familias a la de los trabajadores".

En Los Corrales de Buelna aún quedan metas por alcanzar, aunque el "éxito ha sido total". En tres años se ha implantado un nuevo método, se han hecho obras y añadido nuevo equipamiento adquirido "cuando se ha demostrado que este modelo está aquí para quedarse". Sensores de movimiento o camas bajas han sido algunos de los elementos añadidos más significativos, "pero es más que equipamiento, va mucho más allá, pasa por la implicación de todos los trabajadores y la comprensión de las familias".

"Si tengo que resaltar algo es esa implicación y ese éxito, porque hay pocos centros en Cantabria libres de sujeciones, y me gustaría recalcarlo para aplaudir a nuestro equipo y a las familias que han creído en nosotros".

Solo hay una cosa que a Beatriz González le hubiera gustado ver hacerse realidad en Los Corrales de Buelna, la recepción de una herencia que dejó un residente hace años y que los trámites han ralentizado hasta ahora. "Hemos trasmitido en varias ocasiones las necesidades de equipamiento que podrían atenderse con esa herencia, algo que hará que la vida de trabajadores y residentes sea mejor, más cómoda y más digna". Aseguró que "se ha luchado mucho y es de justicia que se cumpla la última voluntad de una persona que vivió aquí y que quería que su dinero recayera en esta residencia para mejorar la vida de trabajadores y residentes".

Gema Pérez asegura que tomar las riendas le da "un poco de vértigo" porque "este modelo requiere constante desarrollo, adaptar esos planes de atención a las necesidades reales de cada persona que vive aquí". La emociona formar parte del equipo que ha logrado aplicar el modelo de atención centrada en la persona porque "hemos logrado algo muy importante con mucho esfuerzo". "Beatriz nos ha marcado un camino muy importante y será difícil estar a su altura. Son cambios muy duros y hay que saber cómo guiar a todo el equipo de trabajo. Sé cual es el camino, ahora tengo que hacerlo", dijo. Un camino "muy marcado y sin retorno" en el que no pretende mandar, "quiero guiar a las personas, ayudar, colaborar, porque todo el mundo es conocedor de la parte que le toca en este proyecto".

radio online

Archivo de Noticias

Free Joomla! templates by Engine Templates