radio online

Cartes presenta alegaciones a las nuevas normas de protección del parque de la Viesca

10 Ene 2020
111 veces

El alcalde de Cartes, Agustín Molleda, ha presentado ante la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente varias alegaciones contra el Proyecto de Decreto por el que se aprueban las normas de protección del Área Natural de Especial Interés de La Viesca (términos municipales de Torrelavega y Cartes).

Ese proyecto fue sometido a información pública en julio de 2018 por un periodo de dos meses durante el cual se recibieron tres alegaciones. La aceptación de una de ellas ha supuesto un cambio en la delimitación de la Zona de Conservación y de la Zona de Uso Recreativo que afecta a 3,95 hectáreas, lo que provocó la apertura de un nuevo periodo de información pública. Algo que ha aprovechado el gobierno de Cartes para presentar varias alegaciones como "parte especialmente afectada por la propuesta de cambio en la zonificación y régimen de usos en las Normas de Protección del ANEI de La Viesca", y por "no compartir el objeto de la misma".

En la exposición de motivos el Ayuntamiento de Cartes destaca que los objetivos que el ANEI persigue "están claramente determinados normativamente, y resultan plenamente coincidentes y coherentes con los que desde este Consistorio se pretenden para el área, dos tercios de cuya superficie se encuentran emplazados dentro del término municipal de Cartes". Un Ayuntamiento que expresa su voluntad de "desarrollar el ANEI y su normativa en plena sintonía con la propia naturaleza jurídica del mismo, con el proceso participativo y de consenso establecido hasta la fecha y con los términos que sobre la gestión, uso y futuro de este espacio natural protegido ha venido estableciéndose".

La primera alegación versa sobre la propuesta de cambio de zonificación de determinadas áreas comprendidas dentro del ANEI, lo que supone la reducción del área de conservación en casi cuatro hectáreas, algo contra lo que se posiciona el Ayuntamiento. "Dos evidencias" sostienen la disconformidad del Consistorio: la primera, la propia obligación normativa del ya citado Decreto 63/2016, que impone la restauración de los hábitats terrestres y acuáticos, y la segunda, la constatación material en el curso del tiempo de la evolución de los terrenos afectados por los depósitos de estériles, inmersos en procesos espontáneos a la vez que de intervención humana. Como conclusión sobre la modificación de los ámbitos de zonificación, desde este Ayuntamiento se manifiesta expresamente la necesidad de que los terrenos a los que se refiere la misma se mantengan en su condición de zona de conservación.

La segunda alegación versa sobre "los pretendidos nuevos usos autorizables en la zona de uso recreativo", que "suponen un cambio sustancial en la visión de lo que habría de ser el ANEI". Una propuesta de usos e instalaciones "que se aparta por completo de los principios y objetivos que motivaron la declaración del área como el espacio natural protegido que es". En consecuencia, "se solicita expresamente la supresión de la construcción de instalaciones deportivas de nueva planta y la ejecución de nuevo equipamiento e infraestructuras".

La tercera alegación gira sobre la obligatoriedad de determinar la vigencia de las propias normas de protección. "La referencia a la vigencia temporal de estas normas no aparece en ningún momento en el texto de la propuesta, lo que supone un incumplimiento (queremos entender que involuntario por parte de esa administración) de las disposiciones legales establecidas al efecto".

La cuarta hace referencia a los "efectos del silencio en los procedimientos de intervención administrativa". Y la quinta hace una valoración global desde el Ayuntamiento de Cartes de las modificaciones planteadas. En primer lugar se afirma que "supone una modificación muy sustancial de los objetivos de la declaración del ANEI, del modelo de espacio protegido -que queda muy desvirtuado- y de la línea normativa y gestión del mismo hasta la fecha establecidos". En segundo lugar, se asegura que "supone una quiebra en la orientación que en torno al futuro uso y gestión del ANEI se ha venido llevando a cabo en los últimos tiempos desde los procesos de consulta pública y los diferentes encuentros con colectivos cívicos".