radio online

Los Corrales congela el IBI y el impuesto de vehículos

04 Nov 2019
484 veces
De izquierda a derecha, Julio Arranz, Nacho Argumosa y Germán Arce De izquierda a derecha, Julio Arranz, Nacho Argumosa y Germán Arce

Los Corrales de Buelna incrementará "por imperativo legal" las tasas y precios públicos para el año que viene en un 0,3%, el IPC interanual, congelando impuestos como el bienes inmuebles o el de vehículos de tracción mecánica. Así lo explicó el presidente de la Comisión Especial de Cuentas, Economía y Hacienda, Germán Arce, al anunciar una política fiscal que a cuatro años tratará de "rebajar la presión fiscal sin mermar la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos".

Sobre la subida explicó que afecta a las tasas del servicio de suministro de agua y de alcantarillado y a los precios públicos de las piscina, guardería, teatro y cementerio y tanatorio. Una "escasa repercusión", dijo, poniendo como ejemplo un precio público que ni siquiera subirá ese 0,3%, el del Teatro Municipal. En este caso hay una bonificación del 15%, lo que supone que la entrada en una película de estreno subirá un céntimo, explicó.

Incidió en que lo que no se ha modificado son los impuestos, ni el IBI, ni el IVTM ni el "mal llamado" Derechos Reales. Desde el equipo de gobierno, dijo, "hemos priorizado la atención a los servicios que se prestan a los ciudadanos, por eso la política fiscal del gobierno para el año que viene ha sido continuista, garantizando la calidad de esos servicios".

Comparó lo que se paga en Los Corrales de Buelna con la media de municipios de población equivalente como Reinosa, Santoña o Laredo, señalando que por lo general es menos lo que se abona en Los Corrales. Incluso explicó que el tipo que aplica el Ayuntamiento, el 0,53% es una centésima que el de los ayuntamientos del entorno, que aplican un 0,531 de media. Algo muy parecido, dijo, sucede con el impuesto de tracción mecánica, a pesar de que el municipio cuenta con un importante tráfico de todo tipo de vehículos, especialmente pesados, y un elevado parque móvil. "En términos generales la presión fiscal no es más alta que municipios semejantes o de nuestro entorno y siempre nos mantenemos cerca de los límites mínimos que nos permite la legislación".

Afirmó que la política fiscal "no puede ser motivo de actuaciones de urgencia, cambiándola cada año, sino que tiene que estar muy pensada, estudiada a largo plazo". La política fiscal, apuntó, regula gastos e ingresos y "si tenemos que mantener contención presupuestaria, no generando deuda, evitando gastar por encima de nuestras posibilidades, habrá que revisar las dos balanzas". La idea, terminó, es "diseñar unos presupuestos para 2020 adecuados a los servicios de los ciudadanos y empezar a trabajar a cuatro años vista con una política fiscal que, sin rebajar la calidad de esos servicios, nos permita rebajar la presión fiscal, fue nuestro compromiso de campaña y es lo que intentaremos hacer, siempre priorizando el servicio público".