radio online

Los nuevos edificios del centro estarán terminados antes de finalizar abril

15 Abr 2019
780 veces
En 15 días la empresa Rotedama pondrá en manos del Gobierno y del Ayuntamiento la futura sede de la biblioteca, el archivo o las escuelas municipales En 15 días la empresa Rotedama pondrá en manos del Gobierno y del Ayuntamiento la futura sede de la biblioteca, el archivo o las escuelas municipales

Dentro de 15 días la empresa Rotedama pondrá en manos del Gobierno regional y del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna los dos edificios que está construyendo sobre las antiguas escuelas, en el centro de la localidad. Se cumplirán así los plazos previstos para la finalización de la obra y será el Consistorio corraliego el que se encargue de rematar un proyecto que tiene como objetivo poner a disposición de los corraliegos una nueva biblioteca municipal, la sede del archivo histórico, abrir locales para las escuelas municipales o acoger la oficina de recaudación.

El recién estrenado consejero de Obras Públicas y Vivienda, José Luis Gochicoa, comprobó ayer lunes, junto a la alcaldesa, Josefina González, y el concejal de Obras y Urbanismo, Luis Ignacio Argumosa, la marcha de las últimas actuaciones y recibió las explicaciones de los técnicos de la empresa Rotedama sobre su desarrollo y lo que resta concluir. No mucho, aunque parezca lo contrario. En las dos próximas semanas se rematarán los detalles por acometer en el tendido eléctrico, se terminará de pintar todas las habitaciones y se colocarán (esta misma semana) los grandes ventanales y puertas que dan a la Avenida Condesa Forjas de Buelna, la amplia entrada principal a la futura biblioteca.

La empresa también está rematando el pasillo trasero, que servirá de paso de la calle Campoo a Forjas de Buelna y de acceso al aparcamiento subterráneo de los nuevos edificios. Y poco más. El resto ya será responsabilidad del Ayuntamiento.

La alcaldesa recordó que los presupuestos municipales de 2019 prevén una partida de 50.000 euros para amueblar ambos edificios con todo lo necesario. «También aprovecharemos la parte del mobiliario de la actual biblioteca que se pueda, para abrir cuanto antes el servicio». El plan de actuación está marcado desde hace meses, dijo, y la intención es ponerse en marcha en cuanto se recepcionen las obras.

El concejal de Obras y Urbanismo explicó las tres vías que se abrirán una vez los edificios pasen a manos de las administraciones. En primer lugar se sustituirán todas las tuberías de fibrocemento que rodean los nuevos edificios, modernizando la canalización de suministro de agua potable. De forma paralela se ampliará la potencia eléctrica de ambos inmuebles para acoger los servicios para los que están pensados y albergar eventos de todo tipo. Y por último se urbanizará el tramo que queda entre esos edificios y la plaza de la Constitución. Ya se ha pedido un presupuesto a la empresa que colocó el enlosado de esa plaza para dar continuidad al suelo actual, dijo Argumosa.

El siguiente paso será trasladar al centro la biblioteca municipal desde su sede actual, la Casa de Cultura de la plaza de la Pontanilla. Lo mismo que el archivo histórico, desde una nave del Ayuntamiento en el polígono industrial de Barros, o las diferentes escuelas municipales y la oficina de recaudación, en la plaza del Conde Mansilla. Eso dejará muchos espacios libres que, al menos en cuanto a la biblioteca (el mayor de ellos), ya tienen destinatario, la Agencia de Desarrollo Local, que multiplicará por dos sus locales actuales, en la calle Almirante Pero Niño.

En su visita a los nuevos edificios, José Luis Gochicoa destacó el «buen ritmo» de las obras y avanzó que para finales de mes estarán terminadas. El resultado, dijo, «será un lugar de referencia para el mundo de la cultura en Los Corrales, dejando atrás el derrumbe del antiguo edificio». Señaló que se está dando forma a un proyecto «moderno y funcional que cubrirá las necesidades del Ayuntamiento en el área cultural».

Josefina González apeló a la «buena sintonía que ha operado durante toda la legislatura entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento, algo que se ha notado en las inversiones que han llegado al municipio, millones de euros en distintas áreas».  De los dos edificios afirmó que «es una doble satisfacción y una doble solución para nuevos y modernos servicios públicos».