radio online

Los mayores de Los Corrales se apuntan a un mejor estilo de vida

23 Nov 2018
423 veces
La mayor parte de los participantes son mujeres La mayor parte de los participantes son mujeres

Las personas mayores de 60 años de Los Corrales de Buelna han decidido no quedarse en casa y aprovechar el tiempo libre para mejorar su memoria y su movilidad. "Queremos ser como los de los anuncios", decía una de las participantes en los talleres puestos en marcha por el Ayuntamiento a petición de los propios mayores. En total se han inscrito 152 personas, lo que ha obligado a abrir más grupos e incluso estrenar un taller por las tardes para quienes no podían por las mañanas.

No solo quieren estar de 'cine', también quieren hacer amistades y "salir de casa". Y lo hacen especialmente mujeres que acuden por la mañana a los talleres y también se ocupan del hogar. Así que sus mañanas son muy ajetreadas, pero aseguran que las afrontan de otra forma tras 'entrenar' cuerpo y memoria, "echar una parrafada" con las amigas y conocer gente nueva. En un 90% los participantes son mujeres las participantes y la gran mayoría con experiencia por haber participado en anteriores actividades.

Otra de las características de esta edición es que se descentraliza la sede de las actividades y, para facilitar la participación, se lleva a cada pueblo. Eso ha permitido que en Somahoz se apunten una veintena de personas, que se han dividido en dos grupos de talleres que se imparten en las antiguas escuelas. En San Mateo se han apuntado otra decena de personas que también se acercan cada semana en dos ocasiones a las escuelas. En Coo son también una decena de personas las que se citan en los locales de la junta vecinal y en Barros 12 en las antiguas escuelas. El grupo más nutrido es en Los Corrales de Buelna, tres grupos de 15 personas cada uno para los talleres de memoria y otros tres, dos de 15 y uno de 12, para los de movimiento saludable, más otro grupo de 13 personas por la tarde, en todos los casos en el centro social La Rasilla.

Gracias a los planes de empleo se han contratado monitores que han diseñado talleres al gusto de los inscritos. Muy demandados los de memoria, centrados en la estimulación cognitiva, y también las sesiones de movimiento saludable, destinadas a mejorar la capacidad funcional aeróbica, la fuerza muscular y la flexibilidad de las articulaciones. Con todo el objetivo va más allá, se trata de proporcionar una ayuda emocional, dando herramientas para mejorar la salud y la calidad de vida de todas las personas que participan de una manera continuada", explicaba Roberto del Val, concejal de Educación, Cultura y Ciudadanía responsable del proyecto.

Una de las consecuencias que más destacan los mayores es el hecho de que talleres y actividades se hayan impartido  en los diferentes pueblos del municipio, facilitando el acceso a ese programa a personas que no tienen medios para desplazarse habitualmente a otros lugares. Pero también el que se haya puesto énfasis en que todos ellos encuentros recursos suficientes para poder mantener una situación de máxima independencia, autonomía física y mental, complementada con una plena vida social.

Los monitores se afanan por mantener activos en todos los sentidos a los inscritos. "Al basarnos en una metodología activa los participantes han sido capaces de detectar sus propias necesidades durante el proceso de intervención, contribuyendo a ser elemento de sus propios cambios. Asimismo al emplear actividades dinámicas se incrementan las posibilidades de que los usuarios (mayoritariamente usuarias) reflexionen e interioricen nuevos conocimientos y aptitudes, consiguiendo con ellos mejoras a nivel personal y social".