radio online

programas01fa copy

   Escuchar ahora: F.Auto.Digital

El reloj sigue en marcha para las obras del puente Renero

09 Oct 2018
458 veces
Ya se han colocado las vigas que sustentarán la plataforma Ya se han colocado las vigas que sustentarán la plataforma

A ocho semanas de tener que abandonar el cauce del río, la empresa que construye en Los Corrales de Buelna el nuevo puente Renero ya ha comenzado la colocación de las vigas que soportarán la plataforma principal de esa estructura. De momento los plazos se van cumpliendo y se prevé poder abrir el viaducto al paso a principios de diciembre, en ese momento quizá solo para peatones. El 30 de noviembre las máquinas tendrán que abandonar el cauce del río Besaya por mandato de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, con lo que todo lo que haya que hacer en la base del viaducto o que requiera grandes grúas, como está siendo el caso de la colocación de las vigas, tendrá que estar terminado para esa fecha. Y en principio también para esa fecha tendrá que desmontarse la pasarela provisional que ha permitido hasta ahora el paso por ese punto de peatones y ciclistas, conexión principal de los vecinos del barrio de Penías con el centro de Los Corrales de Buelna.

Si como se prevé, para esa fecha ya está avanzada la plataforma del nuevo puente los peatones podrán utilizar ese paso para cruzar el río, a la espera de poder abrir también al tráfico el nuevo viaducto, una vez se hayan rematado todos los trabajos tanto en esa estructura como en su conexión a la Avenida Quijano en Los Corrales o con la recta de la Agüera a la otra parte del río.

En ese momento se contará con un puente de 60 metros de longitud y dos carriles con una anchura de 3,25 metros cada uno, plataforma que incluye también dos aceras de más de dos metros a cada lado.

En total, serán 12 metros de calzada para agilizar el tránsito en un punto que sufre a diario un tráfico muy elevado, en el que se incluye un alto número de vehículos pesados debido a la conexión con los polígonos industriales de Barros y de la recta de La Agüera, además de empresas como Nissan Cantabria o Trefilerías Quijano. Los cálculos hablan de unos 6.000 vehículos por día, de los cuales cerca de un millar son grandes transportes (un 16%).

El proyecto también incluye nueva señalización vertical y horizontal de la futura carretera, reponiéndose todos los cierres de aquellas parcelas que se hayan visto afectadas por las obras.

Con las manos en la masa, en la UTE Obrascón Huarte Lain-Cannor Obras y Servicios Cantabria miran el reloj y el calendario. Se hicieron con la obra con un plazo de ejecución de 12 meses y los cambios en el proyecto han reducido a menos de la mitad ese plazo. Incluso el precio fue a la baja. La obra salió por dos millones de euros y se adjudicó en 1,5 millones.

Desde entonces las obras han venido marcadas por dos parones. Uno largo, el impuesto por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico cuando comprobó que las obras no se estaban haciendo conforme al proyecto y afectaban, en pleno invierno (el pasado) al cauce del río. Hubo que revisar el proyecto y en el final de la primavera todo estuvo dispuesto para retomar las actuaciones. Entonces llegó el segundo parón. Los 78 vecinos del barrio de Penías pusieron el grito en el cielo porque se les aislaba del centro de Los Corrales sin solución. El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, entendió la petición y se esperó a la instalación de una pasarela peatonal y provisional que desde principios de julio da servicio a cuantos cruzan el río Besaya.

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)