radio online

programas04cv05 copy

   Escuchar ahora: A los 4 vientos

Entrevista a la alcaldesa de Los Corrales con motivo de los dos años de legislatura

17 Jul 2017
537 veces
Josefina González, alcaldesa de Los Corrales de Buelna Josefina González, alcaldesa de Los Corrales de Buelna

Al cumplirse dos años de legislatura, la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, contesta a algunas de las cuestiones destacadas de los dos primeros años de mandato y habla del futuro.

"Dos años ya de legislatura que han pasado en un suspiro. Está siendo una etapa de trabajo muy intensa, que me está permitiendo conocer el funcionamiento de la administración más a fondo. Pero es un trabajo muy gratificante, y lo vivo como una etapa de crecimiento personal. Sigo con las mismas fuerzas y con las mismas ganas del primer día, y doy las gracias por haber tenido esta oportunidad"

ENTREVISTA

-Dos años de legislatura, ¿con buenos y malos momentos?

-Como todo en la vida, a medida que avanzamos en ella. Hasta ahora tengo que decir que están siendo más los buenos momentos que los malos. Los buenos están siendo gratificantes; los malos, hasta ahora, no son ni más ni menos que los esperados. Por lo tanto, el balance es positivo.

-¿Qué destacaría de lo logrado en estos dos primeros años?

-Hay muchas cosas a destacar y en distintos ámbitos, pero quizá la demostración a los vecinos de que hay otra forma de trabajar desde el equipo de Gobierno con respecto a lo que hemos tenido en los últimos años es algo de lo que me siento orgullosa. Como todos sabemos somos dos grupos políticos que fuimos capaces de negociar, ponernos de acuerdo y poner en marcha un proyecto común que guía nuestro trabajo y que forma nuestra hoja de ruta. Por lo tanto, destacaría la implicación y el trabajo todos mis compañeros a diario, somos un equipo y eso se trasforma en resultados visibles.

-¿Resultados como cuáles?

-Por otra parte estamos dando un vuelco importante a todo el pueblo y eso también se nota: ya hemos derribado, por fin, las ruinas que nos dejaron en el centro del pueblo y estamos en proceso de licitar la obra que terminará de cambiar la imagen del casco urbano, un edificio al servicio de los ciudadanos para su uso y disfrute y, como no, con oferta cultural. Estamos en proceso de terminar la cubierta de la piscina tras un proceso largo pero necesario para dar seguridad en una instalación muy utilizada por vecinos y visitantes.

Tenemos en marcha la construcción de puentes y mejora de canalizaciones, otro problema que abordamos desde el principio, la necesidad de mejorar las estructuras de nuestro pueblo. El mantenimiento de los edificios públicos es otra de esas sorpresas desagradables que nos hemos encontrado y que estamos abordando desde el primer día: hemos arreglado los tejados de varios edificios (Ayuntamiento, escuelas de Somahoz, escuelas de Barros, nave del matadero, etc), destacando el arreglo, tanto del tejado como del interior, de los vestuarios del campo de futbol (otra sorpresa desagradable y en un estado de ruina importante). Y seguimos con lo que aún queda por hacer: estamos a punto de licitar el tejado de las escuelas de San Mateo.

En la actualidad está en curso la ejecución de una nueva nave municipal, al lado de la Estación de Renfe, cuyo arreglo era también prioritario por el estado en que se encontraba la anterior, ampliando la superficie y por consiguiente su posibilidad de uso. También avanzamos con los asfaltados: comenzamos con la zona de Penías y continuaremos con la de otros barrios que, estando en zonas menos transitadas, tienen las mismas necesidades de mantenimiento que las demás: barrio de San Andrés o Lobao. También acometemos la mejora de aceras, que están muy deterioradas.

Nos esforzamos en arreglar y mantener nuestros parques en buen estado, aunque a veces nos encontramos enfrente a aquellos que destruyen de forma gratuita todo ese trabajo, pero no perdemos las ganas de seguir avanzando.

La oferta cultural ha mejorado notablemente y el programa de Los Corrales Reserva Cultural acabó el año pasado con una balance positivo, con un afluencia de público más que satisfactorio tanto a las actividades de otoño (música y teatro), como a las de Navidad o cine en la calle. Las visitas guiadas por el pueblo para conocer nuestro patrimonio y nuestro entorno fueron una novedad importante que, tras la primera evaluación, tenemos pensado mantener y ampliar. Fue una apuesta importante por la cultura, ya que por primera vez se hizo una contratación de técnicos especialistas para el desarrollo de esas iniciativas. Destacar también los campamentos de verano integrando a menores con minusvalías, la ampliación de los cursos de verano con una nueva oferta sobre envejecimiento activo (muy bien recibida por nuestros vecinos y con una gran acogida en la actividad de prácticas con una participación mayor de la esperada) y la ampliación de actividades en la biblioteca. En definitiva, manteniendo lo que ya teníamos y funcionaba bien pero ampliando e innovando con nuevas propuestas. Y por supuesto, no nos podíamos olvidar del resurgimiento de nuestra fiesta mayor, San Juan, que ha recuperado una actividad y oferta que nunca debió de perder.

Las actividades y pruebas deportivas no lo solo se han mantenido, innovando y mejorando en su programación, sino que además se han ampliado a otras nuevas  (vuelta al Besaya cadete, prueba de ciclocrós, torneo de baloncesto).

-Y ¿qué cree que se ha quedado en el tintero?

-Bueno, hablamos de nuestros primeros dos años, por lo tanto la realidad se impone. Creo que todo el mundo puede entender que no es posible  arreglar todo aquello que no se ha hecho en veinte en este corto periodo de tiempo. Nuestro ánimo es seguir trabajando a este ritmo y poder realizar la mayor parte de cosas que estén a nuestro alcance, que van siendo muchas. Queda aún media legislatura, y estoy segura que remataremos muchos proyectos que aún está en nuestra intención realizar.

-Empezamos por las grandes obras. ¿Cuál es la situación de la piscina climatizada?

La situación es la conocida por todos. Yo creo que no por hablar más de ello se tiene más información: está licitada y en proceso de reconstrucción de la cubierta. Lógicamente, una vez entregada la obra  nosotros haremos el traspaso de las instalaciones a la empresa que gestiona el servicio, y esta deberá encargarse de poner todo a punto para su uso, que estoy segura se realizará con la mayor premura posible, ya que todos estamos muy interesados en que se produzca cuanto antes. Quiero recordar que este problema fue una sorpresa y un reto para todos nosotros y que en breve la solución será una realidad, contra viento y marea y a pesar de quienes se quieren empeñar en oscurecer nuestro trabajo para echar una cortina de humo sobre la verdadera y triste realidad: una gestión nefasta y que podía haber supuesto una auténtica tragedia si se hubieran cumplido los pronósticos de los todos los técnicos que han intervenido en el proceso.

-Hay quien se queja de falta de claridad en el proceso

-Quiero poner de manifiesto que, ante esa difícil situación, hemos abordado el problema de frente. Cuando nos encontramos un informe tan alarmante que prevenía sobre lo que podía ocurrir, tomamos decisiones valientes, primando en todo momento la seguridad de usuarios y trabajadores por encima de todo lo demás; sabiendo que hemos prevenido una posible catástrofe, lo demás carece de importancia. Por lo tanto en este tema estoy muy tranquila. Nada puede ennegrecer una gestión responsable y que nos hace sentir bien, y eso no tiene precio. Por lo tanto, no necesito entrar a ningún tipo de crítica destructiva ni pleito absurdo para defenderla, me avala el sentido común.

-¿Para cuándo se licitará el edificio que financiará el Ayuntamiento sobre las antiguas escuelas?

-En el pleno de finales de mayo hemos aprobado el último paso para poder comenzar a realizar todo el proceso administrativo necesario. En breve estaremos licitando, por lo que la realidad del nuevo edificio está cada vez más cerca.

-Otra de las grandes obras en las que colaborará el Gobierno regional es el nuevo puente Ranero, ¿qué se sabe?

-Que también será una realidad en breve. Tienen la partida presupuestaria, tienen el proyecto y está en marcha la licitación, por lo tanto no podemos estar más encantados. No olvidemos que el comienzo de la construcción de este puente es el punto de partida para que la tan ansiada ronda de circunvalación sea una realidad.

-¿Cómo ha sido la transformación de la actual Casa Consistorial?

-Mejor, como está siendo. Siempre tuvimos la idea de que este edificio era nuestro Ayuntamiento, un edificio de finales del siglo XIX, emblemático, y que ha sido el gran ignorado: ni un solo arreglo, ni un solo céntimo gastado en su mantenimiento desde su compra hace 28 años. Por lo tanto, abandonar este edificio no era para nosotros una opción, sino todo lo contrario, mantenerlo como centro administrativo y comenzar a recuperar los años perdidos para darle el esplendor que nunca debió de perder. En cuanto a la renovación, vamos muy bien; estamos gestionando esta trasformación con todos los recursos que están a nuestro alcance. Por un lado con partidas presupuestarias desde 2015 para acometer las acciones principales, comenzando por el tejado o el cambio de ventanales y mejora de accesibilidad. Por otro lado, aprovechamos al máximo las subvenciones del Gobierno regional, como por ejemplo la instalación del ascensor (con una aportación parcial) y una nueva que hemos pedido para hacer accesible la planta baja. Y por último, aprovechamos para realizar todo aquello que con nuestro personal propio sea posible, como reformas o pintar. Creo que al final el resultado será un edificio totalmente renovado, funcional y accesible, ese es nuestro reto final.

-¿Qué queda por hacer en la Casona, que le gustaría cambiar aún en ese edificio?

-Después de lo imprescindible hay detalles que a nuestro modo de ver rematarían la imagen del edificio y la del municipio, como por ejemplo letras tanto en la fachada como en el interior que indique que es nuestro Ayuntamiento y la trasformación del entorno, que también está ya en proceso.

-Como cuestiones pendientes sin duda está la renovación del alumbrado. ¿Qué o cuándo se verá la luz al final del túnel?

-Empezamos a trabajar en ello desde el minuto uno, aún a sabiendas de que el reto era difícil. Pero aunque éramos conscientes de la complejidad del proceso, nos encontramos con más problemas de los esperados. Estos problemas provocaron que nuestro primer paso le tuviéramos que desandar, pero eso no supuso que nuestras ganas de solucionar el problema perdieran intensidad. Después de analizar la situación con todos los agentes implicados y muchas horas de trabajo, hemos decidido tomar otro camino para llegar a una solución más satisfactoria para todos.

-Un acuerdo con la empresa

- Sí. Hemos llegado a un acuerdo con la empresa que gestiona la luz y, tras constatar que es un servicio que no convence a ninguna de las partes, procedimos a negociar la resolución del contrato de mutuo acuerdo, quedándose dicha empresa hasta enero para continuar prestando el servicio. Mientras, paralelamente, vamos trabajando para que una empresa del sector comience los pasos previos a realizar un pliego y la consiguiente licitación.

-¿Se podrá hacer esta legislatura?

-El proceso abierto así lo indica. Ganaremos no solo el tiempo perdido sino que se aprovechará para llevar a cabo una modernización y cambio de todo el alumbrado público de una vez y no por fases como estaba previsto. El resultado será efectivo mucho antes que lo que preveíamos en nuestra primera intención y llegará a todas y cada una de las luminarias y, lo que es aún mejor, será la empresa quien realice la inversión. Además, el proyecto es aún más ambicioso y no se queda solo en las luminarias, abriendo las puertas del siglo XXI a nuestro municipio. Pretendemos que este cambio nos permita controlar, mediante la telegestión, no solo el alumbrado sino también otros servicios (agua, basura, tráfico), sentando las bases para que un municipio como el nuestro sea pionero en la oferta de servicios no solo a los ciudadanos sino a las nuevos enfoques empresariales.

-Todo apunta a que la situación económica es buena, ¿cómo se va a aprovechar?

-La situación económica es buena. Nuestra máxima es la responsabilidad: invertir y a la vez mantener un ahorro para lo que pueda hacer falta en algún momento, ya que por nuestra experiencia de apenas dos años hemos tenido que gestionar, como hemos dicho, varias negligencias como la de la piscina cubierta o los vestuarios deportivos. Mantendremos el equilibrio de gasto y ahorro, pero proporcionando los servicios necesarios a nuestros vecinos.

-¿En qué medida se puede decir que el Gobierno regional se ha volcado con el municipio, qué inversiones se pueden destacar?

-Desde luego que sí, en inversiones directas (edificio cultural de la plaza, puente Ranero), subvenciones de accesibilidad, de turismo, de empleo, de cursos de formación, ampliación de partidas para ayudas a servicios sociales. En definitiva, políticas sociales y de ayuda a quien en estos años ha pagado el precio más alto de una crisis desigual e injusta a todas luces, así como mantenimiento y ampliación de nuestro patrimonio. Haciendo un cálculo de lo ya trasferido y lo comprometido, podemos decir, que hasta este momento la inversión del gobierno de Cantabria en nuestro municipio supera los seis millones de euros.

-¿Algún aspecto más destacable que el resto?

-Se puede destacar entre esas trasferencias la recuperación del fondo de cooperación municipal, un dinero que nos da libertad para invertir en aquellas necesidades detectadas en nuestro municipio. Además, destacar la comprensión del Gobierno regional al asumir la deuda moral de una inversión fallida en el centro del pueblo y su ampliación de miras con la construcción de un puente. Sin olvidarnos de las ayudas sociales (ticket social, ampliación de ayudas, obras de accesibilidad) que hacen más fácil y soportable la vida de muchos de nuestros vecinos.

-¿Se podrá aumentar la plantilla municipal en lo que queda de legislatura?

-Espero poder hacerlo. Está en marcha el proceso del técnico jurídico y a continuación será otro de servicios técnicos (arquitecto técnico). Ante las dificultades que nos encontramos en este campo, estamos poniendo en marcha la creación de una bolsa de empleo con los perfiles técnicos que más precariedad estamos sufriendo.

-¿Le preocupan las continuas noticas sobre actos delictivos? ¿Se sumarán efectivos a la Policía Local? ¿Qué relación se mantiene con la Guardia Civil?

-Me preocupan y mucho, eso es algo evidente, y las conversaciones con los responsables de la seguridad de nuestro municipio es constante. Como fruto de ese diálogo, desde Delegación de Gobierno nos aseguraron que la Guardia Civil, que es la que tiene las competencias en seguridad, ampliaba los efectivos del servicio de patrulla por las calles, por lo que podrían atajar el problema de forma más directa y efectiva. Confiamos en su palabra y esperamos que su presencia, visible y continuada, sea un freno para los  delincuentes y que recobremos la sensación de seguridad que teníamos hasta hace pocos años. Quiero resaltar que con la Guardia Civil la relación es muy cordial y de confianza, algo de lo que a día de hoy podemos presumir. El sargento es una persona cercana y muy afable. Recuerdo su asistencia a una charla sobre violencia de género en la biblioteca y la buena impresión que causó a todos los asistentes que no le conocían. Incluso alguna mujer me dijo que se sentía más segura sabiendo que él estaba aquí y que era el responsable de este tema.

-¿Y la Policía Local?

-Nos gustaría poder ampliar las plazas de Policía Local, pero de momento ya hemos explicado que no es posible. Con los efectivos que disponemos hemos aumentado el número de horas de trabajo para poder poner en marcha un turno de noche aleatorio que permita una vigilancia extra, sin fechas establecidas, lo que facilita el factor sorpresa, esperando que se convierta en un inconveniente para aquellos que siguen pretendiendo hacer nuestra vida menos segura.

-Hablando de empleo, ¿qué perspectivas hay de participar este año en nuevos planes de empleo, y de qué tipo?

-Seguimos apostando por los planes de empleo porque sabemos que son un salvavidas, aunque temporal,  para muchos de nuestros vecinos. A pesar de los inconvenientes con los que nos encontramos al principio, seguimos firmes en nuestro compromiso con los que, como he dicho antes, son las mayores víctimas de una crisis que se ceba con ellos de forma injusta. Agradecemos al Gobierno de Cantabria su implicación y la ampliación en las cuantías de la subvención para aumentar salarios que dignifican la labor de los trabajadores de estos planes y que han evitado que los conflictos empañen una labor social. Y sí, apostamos por planes ya conocidos por todos, como son el mantenimiento de espacios naturales, o la contratación de técnicos para los campamentos de verano. También repetiremos planes que fueron novedad el año anterior y que fueron muy bien acogidos por los vecinos, como  la ampliación de actividades para mayores en los pueblos, la fabricación de adornos navideños y las visitas guiadas que pensamos ampliar. Por último, ante el abanico de necesidades que vamos detectando buscamos planes que puedan ayudarnos. Así, este año la novedad será la contratación de un técnico que actualice la planimetría de nuestro municipio y otro que se encargue de la ordenación de nuestros montes.

-Volvemos a cuestiones que están en la calle. ¿Para cuándo el cambio del mercado semanal?

-Hemos encontrado una opción que puede satisfacer a todas las partes, prestando un servicio a los vecinos con el menor perjuicio para ellos. Esta posibilidad abierta en la llamada finca Santa Marina es posible después de haber aprobado el Plan General de Ordenación Urbana. Como manifestamos la legislatura pasada desde la oposición, la aprobación del Plan General traería beneficios para el municipio, y este es uno de ellos. Pero debemos llevar a cabo una serie de gestiones previas que nos llevarán un tiempo. Así que mientras tanto, como medida urgente para despejar una entrada de carretera que debe dar un servicio de forma ininterrumpida, tomaremos una medida transitoria, variando levemente las calles ocupadas por el mercado, hasta que el destino final sea una realidad.

-Es un trabajo callado pero, ¿cómo se están aprovechando las ayudas para casos de emergencia social?

-Es un trabajo responsable y discreto, todos podemos necesitar en uno u otro momento acudir a buscar ayuda y no hace falta estigmatizar por ello. Pero si, es una labor continua y que están gestionando los servicios técnicos de forma beneficiosa para los usuarios. Subrayar el apoyo y la responsabilidad del Gobierno de Cantabria en materia social y el esfuerzo presupuestario de esta partida.

-Los Corrales de Buelna participa en el PAIF, ¿ha avanzado ya el programa?

-Sí, está avanzando. Lo bueno de este programa es que se desarrolla de forma individual en cada municipio y atendiendo a sus necesidades reales. Algunas actividades han comenzado y otras se están programando, como unas intervenciones en la radio local para trasmitir información que pueda ser interesante para todas las familias.

-En estos días se está viendo la demolición de parte del patrimonio de Quijano; ¿hay posibilidad aún de negociar la cesión de parte de esos bienes con CELSA?

-Que no sea porque nosotros no ponemos interés en ello. Nos hemos reunido algunas veces y lo haremos cuantas veces sean necesarias para que nuestro patrimonio público aumente para disfrute de los vecinos.

-En el orden político, ¿espera una segunda parte de legislatura más sosegada?

-No. Si desde el comienzo de la misma hasta ahora nuestro trabajo intensivo está siendo mal digerido por la oposición, cuando nos acerquemos a unas nuevas elecciones será peor. Estamos viendo cómo los argumentos son personales, falta de respeto e incluso insinuaciones insidiosas, pero seguiremos en la misma tónica de no contestar a difamaciones ni calumnias gratuitas, que nada tienen que ver con la realidad. Eso se demuestra día a día con nuestra forma de trabajar, tenemos otras cuestiones más importantes y urgentes que entrar en una espiral de descredito personal, no lo hemos hecho ni lo haremos, no tenemos necesidad, nos avala nuestro trabajo.

-¿Tiene ganas de repetir como candidata a la Alcaldía?

-Por supuesto. El balance a día de hoy, como he dicho, es positivo. Tengo ganas y energía, y una ilusión intacta por seguir mejorando la vida de nuestros vecinos. Luego ellos valoran y sopesan, y, si quieren, seguiremos aquí trabajando para ellos. Si deciden que no, pues a nuestro trabajo habitual. Lo bueno de tener una profesión fuera de la política es que no tengo la necesidad de luchar de forma indigna por mantener un sillón, las difamaciones y ataques personales no forman parte de mi forma de trabajar, cada uno con su estilo, yo con el mío. Soy independiente y eso me hace más libre para elegir y para dignificar mi posición. Suelo disfrutar de todo lo que hago, si no fuera así no volvería a intentarlo.

Valora este artículo
(2 votos)