radio online

programas01fa copy

   Escuchar ahora: F.Auto.Digital

Dos vacas calcinadas en el incendio de un pajar en Tarriba

23 Ene 2017
887 veces
Bomberos trabajando en la extinción. Bomberos trabajando en la extinción.

El incendio de un pajar en Tarriba, San Felices de Buelna, le ha costado la vida a dos vacas y ha acabado con más de 30 rollos de hierba de Miguel Ángel Quevedo, propietario de un caserío "salvado" por la llamada de un vecino al 112 y la intervención de los bomberos del parque de emergencia de Los Corrales de Buelna. Una desgracia en la que "aunque cuesta verlo ahora, hemos tenido suerte, porque el fuego podía haberse extendido al resto del caserío y haber matado a las otras seis vacas que tengo", reconocía Quevedo, acompañado desde primera hora de la mañana por su hijo y amigos. No hubo daños personales porque el fuego se inició de madrugada en un caserío que se utiliza para guardar ganado y hierba, como otros tantos en una zona apartada del pueblo, en la carretera hacia el cementerio y la cueva Hornos de la Peña.

Mientras Quevedo comprobaba los daños, los bomberos continuaban con su labor de extinción. Seis horas después de su primera intervención seguían saliendo llamas de un pajar en el que había que echar mucha imaginación para reconocer los cuerpos totalmente calcinados de las dos vacas.

Sobre las seis de la mañana un vecino atisbó el humo que salía del pajar y avisó al 112. Fue el primer golpe de suerte, porque el casería está muy alejado del pueblo y las nieblas de la mañana podían haberse confundido perfectamente con el humo. Poco después llegaban los bomberos y por el estado avanzado del fuego estimaron que el pajar llevaba al menos dos horas ardiendo. Las vacas estaban ya calcinadas y era imposible salvar los rollos de hierba que se encontraban en el pajar o el techo de madera de las dos plantas de ese edificio, pero si se podía mantener el resto. La primera intervención fue extender un manto de espuma para estabilizar el incendio y después actuar con agua para ir sofocando la fuerza de las llamas. En un primer análisis de las posibles causas se maneja ya un cortocircuito en el cuadro eléctrico de la puerta al pajar como origen del fuego.

La intervención de los bomberos permitió salvar las otras dos estructuras del caserío, otro golpe de suerte porque en ellas se guardan más rollos de hierba, necesarios para las otras seis vacas que tiene Miguel Ángel Quevedo aún en el monten. "Una suerte que no las hayamos guardado aún porque íbamos a hacerlo la semana pasada por el aviso del frío, pero no pudimos y eso las ha salvado". Son tudancas, como una de las muertas por el incendio. La otra era cruzada, "una vaca con la que me había encariñado porque desde pequeña la dio biberón y me seguía como una oveja". Las dos eran especialmente buenas, hasta el punto que habían bajado ellas solas a la cuadra, como contaba Miguel Ángel, el miércoles en concreto, le decía un amigo que con él estaba. La pena es que eso ha provocado su muerte.

Ahora a esperar, "ya veremos cómo me planteo esto, si lo restauro o qué", reconocía desanimado Quevedo, mientras las llamas y el humo continuaban saliendo por el tejado del pajar.

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación del Servicio Emergencias 112 Cantabria)

Santander - 23.01.2017

Bomberos del 112 trabajan en la extinción de un incendio en un pajar en San Felices de Buelna

Han muerto dos vacas y se han visto afectados alrededor de 25 rollos de hierba, aunque no hay que lamentar daños personales

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria trabajan desde primera hora de esta mañana en la extinción de un incendio declarado en un pajar ubicado en el barrio Tarriba de San Felices de Buelna. Han muerto dos vacas y se han visto afectados alrededor de 25 rollos de hierba, pero no hay que lamentar daños personales.

El incidente se ha producido en una edificación aislada utilizada para almacenar pastos y como refugio de los dos animales que han fallecido. Está construida con bloques de hormigón y cubierta de madera, y en su interior cuenta con dos alturas.

Ha sido un vecino de la zona el que ha dado aviso del incidente al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria minutos después de las 06:00 horas, aunque se estima que el incendio pudiera llevar activo desde horas antes. Hasta el lugar se ha desplazado para atender el suceso a bomberos del propio servicio, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna.

A su llegada los efectivos del 112 se han encontrado con un incendio completamente desarrollado, que ya había colapsado la cubierta de la construcción. En un primer momento, han bajado la carga de fuego con un colchón de espuma, para posteriormente continuar atacando las llamas con agua.

A estas horas (10,00 h.) el incendio está controlado y se está extrayendo la hierba del interior para completar la extinción, que se estima se extenderá unas tres horas más. Los trabajos están siendo complejos dadas las características confinadas de la edificación.

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)