radio online

El fuego inutiliza el repetidor de telefonía y TDT de Bostronizo

Daños en el repetidor de Bostronizo Daños en el repetidor de Bostronizo

El valle de Iguña ardió en la tarde noche del sábado por los cuatro costados, desde Los Llares a Bostronizo, de Calga a San Vicente de León, con la suerte de que el único daño notable se produjo en el repetidor de TDT y telefonía móvil de Bostronizo, dejando sin señal a buena parte de Arenas de Iguña. La suerte y sobre todo el trabajo de bomberos, personal de Montes, guardas y vecinos impidió que el fuego se extendiera más y llegara a caseríos o viviendas.

Herminio Fernández Aguado comprobaba en la mañana del domingo la extensión de un incendio que a punto estuvo de llegar a su cabaña, en Los Llares. El cordón de fuego se había extendido en pocos minutos, cuenta, y su hija llamó enseguida al 112. Allí ya le advirtieron que Cantabria estaba ardiendo y que intentarían acudir cuanto antes. Así fue, llegaron pronto, a tiempo para impedir que el fuego también llegara a una casa ya muy cercana a la carretera.

En Bostronizo las llamas llamaban la atención, llamas que se iniciaron en la falda de la montaña, atravesaron la carretera y llegaron al repetir de TDT y telefonía. Un árbol ardió y cayó en parte a la carretera, causando daños en los neumáticos de algunos coches que subieron al pueblo.

Luis Gutiérrez se quejaba en esa carretera de un daño en el monte que "en nada beneficia a nadie, es una locura quemar esto para nada".

En el valle de Buelna uno de los fuegos más importantes fue el del monte Brazo. Los Servicios de Emergencia tuvieron que evacuar a un grupo de gente que pasaba la noche en el refugio de montaña, que sintió el calor de las fuertes llamaradas.

Por la mañana las cosas estaban mucho más calmadas y la ligera lluvia ayudaba a apagar los pequeños focos que, aislados, aún echaban humo.

Artículos relacionados (por etiqueta)