radio online

programas01si02 copy

   Escuchar ahora: Infor. Crónica 10

Artículos por fecha: Sábado, 03 Noviembre 2018

Aunque la marca gastronómica Magostas de Buelna cumple en 2018 siete años de vida, lo cierto es que atesora fiestas tradicionales que llevan celebrándose 40 años oficialmente y mucho más tiempo como tradición popular. Es el caso de las magostas de Somahoz o San Mateo, o como la de Coo de las Castañas, pueblo que hace honor a su nombre incluyendo uno de los alicientes de esas fiestas, las carboneras, un postre con receta propia a base de castañas y chocolate que elaboran las vecinas del pueblo.

Esa tradición la recogieron colectivos como la peña Gedío o el Tarumbo, que hoy sábado celebra la trigésimo octava edición de su magosta. Más de veinte años lleva la peña Rebujas, suficientes para convertirse en el colectivo promotor de la marca Magostas de Buelna, introduciendo una iniciativa más al reparto de castañas o la celebración de conciertos de música popular como es la necesidad de preservar el castaño, una especie en horas bajas.

En cada presentación de una nueva edición se planta un castaño. Una idea tan fructífera que este año se han cosechado ya algunas castañas del primer árbol plantado, en San Mateo. Sin duda la salud del proyecto Magostas de Buelna, extendido ya a todo el valle con citas desde octubre a diciembre, no es la misma que la de esa especie, en declive constante debido a enfermedades agravadas el año pasado por la pertinaz sequía, castaño que están pasando en Cantabria por su peor momento. Y si el primer árbol se plantó hace casi una década en San Mateo, este año ha sido en Somahoz, lugar en el que desde tiempo inmemorial se celebra el ‘Castañón’.

Rubén García, presidente de la peña Rebujas destaca como en los pueblos del valle de Buelna «se está trabajando en potenciar la Cultura de Magostas como activo integral al turismo y el desarrollo de la economía rural». Pero advierte que el castaño «carece de programas técnicos de estudio y recuperación que deberían de ser promovidos por la administración regional, como se está haciendo desde hace tiempo en comunidades autónomas con similares problemas en las castañeras».

Las ocho agrupaciones, una junta vecinal y dos ayuntamientos que participan en las Magostas de Buelna reconocen que cada vez es más complicado reunir las más de dos toneladas que se reparten en las citas organizadas por todo el valle a lo largo del otoño, buena parte de ellas llegadas desde otras regiones.

Mientras los responsables del proyecto impulsan medidas para frenar el deterioro de las castañeras, la fiesta continúa. Hoy sábado la céntrica Avenida Forjas de Buelna se llenará para asistir a la magosta del Tarumbo. Y aún quedan varias citas. El próximo sábado será en Coo de las Castañas, con reparto de carboneras incluido, organizado por la peña Los Remedios; el sábado 17 la magosta será en Somahoz, organizada por la peña Gedío en San Andrés; el sábado 23 en San Felices, en la plaza de Rivero; el día 24 en San Mateo, en la cancha cubierta; y el sábado 1 de diciembre en Mata, en La Encina.

Publicado en Últimas noticias