radio online

Actualización 15 horas

El valle de Buelna ha sido el que más agua ha recogido en las últimas 12 horas con el temporal: hasta 91 litros por metro cuadrado se llevaban recogidos a las 14.00 horas.

En medio de un tiempo de respiro, los efectos del temporal se han notado durante toda la mañana en la comarca central de Cantabria, con dos carreteras cortadas, además del carril bici que une el centro con la costa, inundado por el río Besaya a la altura de Barros y Cartes. El Besaya ha obligado también a cortar la carretera de acceso a San Felices de Buelna por Sovilla, como destacó el alcalde, José Antonio González Linares, y la altura del río provocó que los arroyos que bajan de los montes en Santa Olalla, en Molledo, anegaran la antigua Nacional 611, que tuvo que ser cortada a media mañana.

El alcalde de Los Corrales de Buelna, Luis Ignacio Argumosa, explicó que uno de los puntos preocupantes de la jornada estaba en Coo, donde el río Mortera se había llevado por delante la nueva escollera levantada a la altura del barrio del Coiño. Se espera poder repararla a lo largo de la tarde para evitar males mayores. También habló del arroyo Redondo, en San Andrés, a punto de desbordarse por las dificultades de desagüe en el Besaya a la altura de Somahoz, donde el río ya roza el puente y el aparcamiento próximo a las instalaciones deportivas.

La Policía Local tuvo que cortar durante unas horas el acceso a la Nacional 611 por el norte, a la altura de Barros, un tramo inundado junto a la rotonda del polígono industrial. Sobre una del mediodía pudo reabrirse ese tramo. Y Protección Civil se encargó de señalizar los puntos más problemáticos de la jornada, además de colaborar en el accidente de un camión a la altura de Somahoz, en la Autovía de la Meseta, donde participaron también bomberos del parque de emergencias, Policía Local, Guardia Civil y 061.

El alcalde de Los Corrales, como el de Cartes, Agustín Molleda, destacaron la puesta a disposición de todos los recursos municipales para paliar los daños del temporal. Cartes ha aguantado bien el primer envite de las lluvias, dijo el alcalde, daños de momento centrados en las inundaciones del carril bici bajo el puente entre Cartes y Santiago. También los pueblos altos han notado especialmente los efectos de las fuertes lluvias.

En Arenas de Iguña durante la mañana el alcalde, Pablo Gómez, ha estado pendiente del Besaya y del río Los Llares, ambos al límite de su capacidad sin llegar a provocar daños. Y en Molledo, corte de carretera en Santa Olalla y preocupación por el alto nivel del río Ramureo en Silió, donde amenaza ya a varias viviendas. También preocupación por pequeños argayos, uno en la entrada a Silió y otro en caminos de montes, como adelantaba la alcaldesa, Verónica Mantecón, tan satisfecha porque la limpieza del Besaya se está notando como enfadada porque no se han podido limpiar otros arroyos que están causando los principales problemas en Molledo.

En Bárcena de Pie de Concha, Agustín Mantecón, ha detallado las avenidas de agua que afectan al Camino Real y a la vía de acceso a Pujayo, y en  Anievas, Agustín Pernía, ha informado de que, en principio, lo peor está en la carretera que cruza el valle por las obras de ensanche que se están ejecutando. También, dijo, se han sufrido algunos deterioros en caminos, especialmente el que accede a Arenas de Iguña desde Barriopalacio.

Y en Cieza, la alcaldesa, Lorena Pérez, ha revisado argayos, muros y pistas ya afectadas por el temporal de enero aún sin reparar. Centra su preocupación la pista de las Alneras, inestable y peligrosa, y los accesos al pueblo desde la Nacional 611, esperando que Cieza no vuelva a quedar incomunicada como sucedió en enero.

Los efectos del temporal ya se están notando en toda la comarca, con desbordamientos de varios ríos y arroyos que han afectado a la N611 en Barros, Los Corrales, donde la Policía Local ha tenido que cortar el acceso desde la rotonda del polígono, y en Santa Olalla, Molledo, donde también se ha hecho necesario cortar la antigua Nacional a su paso por Santa Olalla. También está cortado el carril bici y la carretera de Las Caldas a Sovilla, en San Felices, por el desbordamiento del río Besaya. Un río que amenaza ya al aparcamiento de San Andrés. En ese mismo barrio el río Redondo toca ya la plataforma del nuevo puente.

De momento lo más grave ha sido el accidente de un camión en la Autovía de la Meseta a la altura de Somahoz. El conductor ha resultado herido tras salirse de la vía el camión cuando conducía en sentido Torrelavega, cayendo hacia la antigua N611. Ha sido trasladado al hospital de Sierrallana por el 061. También acudieron bomberos del parque de emergencias de Los Corrales, Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.

Algunas imágenes de la mañana

  • 191023-a67-accidente-2
  • 191023-a67-accidente-3
  • 191023-a67-accidente-4
  • 191023-a67-accidente
  • 191023-rio-besaya-carril-bici-barros
  • 191023-rio-besaya-santa-olalla
  • 191023-rio-besaya-somahoz-10am
  • 191023-rio-redondo-san-andres

Los Corrales de Buelna ha sufrido hoy jueves el envite del río Besaya como pocas veces se recuerda en un valle acostumbrado a los empujes de ese río. Más que un envite fue todo un órdago que llegó a cortar el acceso al municipio desde el norte, dejando una única carretera de entrada, desde la Autovía de la Meseta por la calle Galicia. Otra de las imágenes del día la ofreció un río que llegó a pasar por encima del puente de Somahoz, una carretera cortada durante toda la jornada que dejó aislado el barrio de San Andrés. Otra de las vías cortadas fue la Avenida Cantabria a la altura del IES Estelas de Cantabria, que tuvo que suspender las clases. Y los accesos por el sur al polígono industrial de Barros también quedaron cortados al tráfico.

A las dos de la madrugada se instalaba en el salón de plenos del Ayuntamiento un puesto de mando avanzado para coordinar los esfuerzos de 150 miembros de Guardia Civil, Protección Civil, bomberos, Policía Local y operarios del Parque de Obras y Servicios municipal. Con ellos estaba la alcaldesa, Josefina González.

Pronto comenzaron a llegar las noticias sobre los cortes de las carreteras de acceso a Los Corrales por Cieza o Las Caldas de Besaya y Barros y se decretó el cierre del puente de Somahoz. En ese momento ya solo se podía llegar al pueblo por la calle Galicia desde la A-67.

Protección Civil tenía a primera hora de la mañana más de 30 bombas achicando agua en garajes de toda la localidad. Mientras, iban llegando más noticias preocupantes. En el barrio del Coiño el agua se llevaba la nueva escollera e inundaba la zona. En Coo un argayo cortaba la carretera, unica para llegar al pueblo. En Las Caldas el agua no dejaba opción a utilizar la carretera. En ese pueblo hubo que rescatar a tres personas que quedaban atrapadas por el río, y en el polígono a un camionero que tuvo que dejar en Barros su vehículo, como tuvieron que hacer otros trabajadores a lo largo de la mañana.

Con lágrimas en los ojos la alcaldesa, en contacto directo con el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, recomendó a las 12 del mediodía que nadie saliera de casa. Los efectivos estaban desbordados, reconocía, y se daba prioridad a «las urgencias médicas o vitales», como ratificaba el jefe de la Policía Local, Tomás Gutiérrez. La alcaldesa también envió un mensaje de tranquilidad, aunque reconocía que «nunca hemos visto nada igual». Sobre las dos de la tarde se unieron los efectivos del UME a las tareas de prevención y evacuación a la espera de que remitiera el temporal.

«El río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura»

El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, lleva toda la vida viviendo en el valle, cerca del río que le da nombre y ayer afirmaba que «el río Cieza nunca había llegado ni de cerca a esta altura». Lo decía sobre la una del mediodía, cuando habían logrado retirar un argayo a la altura de la Rueda que había dejado incomunicado el valle por los accesos a Los Corrales y la Nacional 611. Varios desprendimientos afectaban a las carreteras y en muchas viviendas los vecinos achicaban agua como podían ante una subida histórica del río Cieza, que a media mañana pasaba por encima de todos los puentes del valle, como confirmaba un alcalde que tuvo que echar mano de maquinaria propia y ajena.

Santa Olalla, comido por el agua

molledo. Cuando los vecinos de Santa Olalla se fueron a la cama el miércoles sabían que la noche iba a ser larga. Una única oración en cada casa del pueblo: que parara de llover. Pero la Naturaleza es inclemente y el agua no cesó en ningún momento. Sobre las tres de la madrugada Arancha se levantó. No podía dormir. Lo hizo con la esperanza de que el río bajara con menos fuerza, pero fue todo lo contrario. Ya había desbordado el puente de acceso a Santa Olalla. Levantó a su marido, Isamael, y fueron a casa de su madre, para ayudarla a sacar a la abuela, Anita, de 87 años. «He visto muchas crecidas del río, pero nunca llegó el agua tan arriba», decía después, alojada en los cálidos salones del colegio Torres Quevedo de La Serna de Iguña. Estaba tranquila porque los suyos estaban bien, con esa actitud ante lo inevitable que solo da la edad.

La madrugada fue frenética. Cada cual hacía lo que podía llevando lo imprescindible, lo más importante, de los pisos bajos a los de arriba, salvando lo que podían. Antes de las seis de la mañana se decretó la evacuación del pueblo. Desde Presidencia Paula Férnández Viaña, vecina del valle, pudo contactar con la primer teniente de alcalde de Molledo, Verónica Mantacón, y  se habilió el pabellón deportivo del colegio de La Serna para albergar a unos 60 vecinos del pueblo que se esperaba sacar por una carretera de media montaña que allí llaman el paso del Mulo.

Pero los joyetos (gentilicio de Santa Olalla) no querían moverse, abandonar sus casas. El dispositivo se pausó porque se esperaba una mejoría de las condiciones meteorológicas y del río.

Pero no fue así. Arancha era una de las vecinas que se habían concentrado en las casas del centro de Santa Olalla, «30 años viviendo aquí y no había visto nada igual». «Hemos cogido un chandal cada uno, al perro y al gato, y nada más, el resto lo hemos llevado al piso de arriba». El trabajo estaba hecho. Lo ratificaba su marido, Ismael, ocupado echando una mano a quien lo necesitara. Arancha miraba al cielo: «¿que qué siento?, impotencia porque no deja de llover».

Algunos luchaban contra lo invencible, poniendo parches en portillas para evitar un caudal que se abría paso algo más allá para enfado de un pueblo en el que la tensión empezaba a crecer. Sobre las nueve y media tiraron una pared que obstaculizaba el caucel del río, pero ya no había remedio.

Verónica Mantecón cogió a Fernando y Fonsi y les metió en su coche. Estaban preocupados. Fueron los primeros que tuvieron que dejar su casa a la entrada de Santa Olalla y allí se quedaron medicamentos imprescindibles para ellos, además del móvil. Había que dar toda la vuelta al valle pero les metió en su pequeño coche y se fueron. Pasadas de largo las nueve de la mañana estaban de nuevo en Santa Olalla. Los tres con caras de cansados. Como el resto de vecinos al calor del hogar en casa de los Navarro. Una casa que olía a fuego de chimenea y café de puchero. Fuera, los jóvenes iban de aquí para allá, cogiendo maletas donde meter lo imprescindible, por si acaso, porque para disgusto de todos, no cesaba la lluvia y el agua seguía subiendo.

A las nueve y media llegaba la alcaldesa, Teresa Montero, tras una gira por un pueblo en el que el agua hacía estragos, en Cobejo, en la carretera a Silió, en Santa Cruz. Junto a Verónica Mantecón decidieron que había llegado el momento de evacuar el pueblo. El agua llegaba ya al centro de Santa Olalla y la única carretera de escape, el paso del Mulo, corría riesgo de volverse impracticable. Eran las diez menos cuarto de la mañana cuando se tomó la decisón. Entonces algunos preguntaban la hora porque parecía que había pasado todo un día.

La Guardia Civil recomendó salir del pueblo todos juntos para evitar contratiempos mayores, a ser posible en vehículos altos porque a esa hora los turismos ya pasaban mal por el único camino hacia Molledo.

Los efectivos de la Guardia Civil iban casa por casa avisando a los vecinos. En dos de ellas les contestaron que no abandonarían su hogar. Pero no había tiempo que perder. Sobre las 11 del mediodía el dispositivo arrancó, comprobando que la carretera empezaba a presentar muchos problemas por los ríos que bajaban por las laderas, uniéndose en la calzada para tomar más fuerza.

Concha, una de las vecinas más veterana de Santa Olalla, tenía otra forma de verlo todo. «Llover ha llovido así muchas veces y el agua ha subido mucho pero antes nos teníamos que quedar en casa, que no había cosas de estas», decía, en alusión al todo terreno en el que viajaba, abriendo camino al resto de vehículos que poco a poco iban abandonando un pueblo tragado por el agua.

En uno de esos coches iba Pedro Luis con su madre. El día se estaba haciendo largo. Se había levantado a las cuatro de la mañana alertado por su vecino. Tuvo la ayuda de los bomberos para sacar a su madre de casa, cuando el agua ya superaba los 30 centímetros. «Aún no me he hecho a la idea de lo que he visto», reconocía al llegar al colegio Torres Quevedo. Era una de las muchas personas que habían pasado lo peor, el agua entrando en sus casas sin remedio, quedándose con la duda de qué se encontraría a la vuelta y cuándo podría regresar.

También fue una de las personas que contempló como troncos y ramas bloqueaban el paso del agua bajo los puentes, empeorando más si cabe la situación. Teresa Montero ya había incidido en ello desde Santa Olalla: «entiendo el enfado de la gente, como no, pero algunas de las cosas que pasan vienen por la imposibilidad de limpiar adecuadamente los ríos, a pesar de nuestras constantes reclamaciones ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico». Entre tanto hablaba con la dirección de la residencia de Madernia, en Molledo, para saber si había posibilidad de que algunos vecinos que no encontraran alojo pudieran pasar la noche en ese edificio. Algo que confirmó la directora. Había camas libres para los vecinos que lo necesitaran.

Al colegio de La Serna había llegado una veintena de personas desalojadas de Santa Olalla. El resto se iban a quedar en las casas de familiares y amigos. El profesorado y trabajadores del colegio habían dispuesto todo para acoger con calor ambiental y humano a los vecinos que iban llegando. Incluso de algún lugar habían sacado un cajón lleno de zapatillas de toda la vida, para sentirse como en casa. Y no dejaban de llegar llamadas de otros habitantes del valle e incluso empresas y comercios ofreciendo alimentos. La lluvia había podido con lo material, pero no con la solidaridad.

Fotos de la jornada, enviadas por oyentes a Radio Valle de Buelna

  • cieza-1
  • fraguas-2
  • fraguas-4
  • fraguas-9
  • igunia-1
  • muriago-1
  • puente-somahoz
  • santa-margarita

 

El polígono industrial de Barros ha sido protagonista esta madrugada de un espectacular robo de cobre molido, reventando puertas y paredes de tres naves para terminar accediendo a la que albergaba sacas de ese material, en el bloque de edificios más al sur de ese polígono industrial.

Según fuentes de la investigación, sobre las cuatro y cuarto de la mañana un grupo de personas accedió a la primera nave, seguramente forzando una de las grandes puertas laterales. Ya dentro se apropiaron de vestimenta de trabajo que se almacenaba allí y destrozaron un panel de hormigón que la separaba de un depósito de chatarra. En el interior de esta nave, en principio, pusieron en marcha las máquinas que se encontraban en el lugar (una la dejaron arrancada tras la huida) para hacer un gran boquete en la parte trasera de la nave, cargar sacas de cobre molido y llevárselas del lugar.

No se puede determinar la cantidad de cobre robada pero se estima que pudieran ser varias toneladas.

La Guardia Civil y la Policía Local se desplazaron hasta el lugar de los hechos para iniciar el reconocimiento y las investigaciones pertinentes.

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación del Servicio de Emergencias 112).

Se encontraba en una zona de monte de su propiedad haciendo limpieza cuando al hacer un esfuerzo le ha dado un ataque al corazón

Santander – 09.08.2019

En la tarde del viernes 9 de agosto un hombre, de 65 años y residente en Muriedas, ha fallecido por muerte natural al sufrir un infarto cuando hacía un esfuerzo mientras realizaba labores de limpieza en una zona de monte de su propiedad en Coo (Los Corrales de Buelna). Se encontraba con uno de sus hijos en el momento del suceso.

El Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido aviso del incidente por parte de su hijo minutos después de las 15:30 horas. Para acudir en su ayuda se ha movilizado al equipo helitransportado medicalizado del Gobierno de Cantabria, a los bomberos autonómicos del parque de Los Corrales de Buelna, a personal sanitario del 061, a la Guardia Civil y a la Policía Local de Los Corrales de Buelna.

A la llegada de la aeronave al lugar, el técnico de rescate y el médico han asistido sin éxito a la víctima con maniobras de reanimación. Tras realizar el protocolo pertinente, el médico del helicóptero del Gobierno de Cantabria ha confirmado su fallecimiento por muerte natural. El cuerpo del fallecido ha quedado bajo la custodia de la Guardia Civil a la espera del levantamiento del cadáver.

Una niña de tres años ha fallecido este domingo a consecuencia de un accidente de tractor ocurrido en la zona alta de Los Corrales de Buelna, antes de llegar a Collado de Cieza, según informan fuentes de la Policía Local.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido una llamada alertando del accidente minutos antes de las 12.00 horas.

Para atender el suceso ha movilizado a bomberos del propio servicio autonómico, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna; a sanitarios del 061 y el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de este último municipio; a miembros de la Guardia Civil, y al equipo de rescate helitransportado del Ejecutivo, por si era necesario realizar traslados de urgencia a centros hospitalarios, como ha sucedido.

A su llegada los bomberos del 112 han sacado la menor del lugar en el que se encontraba y han comenzado las labores de reanimación hasta la llegada de los equipos médicos que han continuado con su atención. También han sido los bomberos los que han liberado al adulto, le han procurado una primera atención y le han trasladado en camilla hasta la ambulancia donde personal del Servicio Cántabro de Salud ha continuado con las labores sanitarias necesarias.

Una vez valorada la gravedad de ambos, se ha decidido el traslado de la pequeña, en estado crítico, en el helicóptero del Gobierno de Cantabria bajo la atención del médico del equipo de rescate del Ejecutivo. Pese a todos los esfuerzos de los facultativos por salvarle la vida, tanto en el lugar del accidente, en la aeronave, como en el aeropuerto, la niña ha fallecido en el Seve Ballesteros.

El padre, que conducía el tractor, ha sido evacuado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en una ambulancia del 061 bajo la atención de personal del SUAP, en estado grave.

Ambos se encontraban en una finca de su propiedad realizando trabajos de limpieza de un argayo ocasionado por las últimas lluvias. El terreno se hundió, lo que hizo que se desequilibrara la máquina y volcara para rodar durante varios metros, hasta detenerse a mitad de la ladera.

Dedicados con anterioridad al reparto de butano, la familia es muy conocida en Los Corrales de Buelna y llevaban años quejándose del mal estado de la zona y pidiendo algún tipo de actuación para mejorarla.

La alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, estuvo durante toda la mañana en contacto directo con la Policía Local. Al confirmarse la noticia del triste fallecimiento de la pequeña expresó su "inmenso dolor como vecina y como madre", y trasladó "de todo corazón" sus condolencias a la familia "en unos momentos en los que las palabras y los gestos quedan en un segundo plano, ahora solo podemos desear que el padre se restablezca y acompañar y apoyar a una familia a la que, en nombre de toda la Corporación, traslado nuestro más sentido pésame".

En el pueblo no pasó desapercibido el vuelo del helicóptero y el revuelo de los desplazamientos de Guardia Civil, Policía Local, bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna, Protección Civil y 061. Al poco la noticia impregnaba de dolor la mañana dominical, especialmente al tratarse de una familia conocida y querida en Los Corrales de Buelna. El abuelo había sido repartidor de butano durante muchos años, cuando la mayoría del pueblo aún tiraba de bombona de gas, siempre amable.

(Nota de prensa remitida por el servicio de Emergencias 112 Cantabria el domingo a las 14,30 h.).

Fallece una niña de tres años y un adulto resulta herido grave tras el vuelco de un tractor en Collado de Cieza
La menor ha sido evacuada en el helicóptero del Gobierno en estado crítico, perdiendo la vida ya en el aeropuerto

Una menor de tres años ha fallecido este mediodía tras volcar el tractor en el que viajaba en una pista de Collado de Cieza. El adulto que la acompañaba presenta un traumatismo craneoencefálico severo y su estado es grave. Ambos circulaban por una vía hormigonada y, por causas que se desconocen, han caído unos 15 metros por la ladera de una finca.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido una llamada alertando del accidente minutos antes de las 12:00 horas. Para atender el suceso ha movilizado a bomberos del propio servicio autonómico, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna; a sanitarios del 061 y el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de este último municipio; a miembros de la Guardia Civil, y al equipo de rescate helitransportado del Ejecutivo, por si era necesario realizar traslados de urgencia a centros hospitalarios, como ha sucedido.

A su llegada los bomberos del 112 han sacado la menor del lugar en el que se encontraba y han comenzado las labores de reanimación hasta la llegada de los equipos médicos que han continuado con su atención. También han sido los bomberos los que han liberado al adulto, le han procurado una primera atención y le han trasladado en camilla hasta la ambulancia donde personal del Servicio Cántabro de Salud ha continuado con las labores sanitarias necesarias.

Una vez valorada la gravedad de ambos, se ha decidido el traslado de la pequeña, en estado crítico, en el helicóptero del Gobierno de Cantabria bajo la atención del médico del equipo de rescate del Ejecutivo. Pese a todos los esfuerzos de los facultativos por salvarle la vida, tanto en el lugar del accidente, en la aeronave, como en el aeropuerto, la niña ha fallecido en el Seve Ballesteros.

El adulto de mediana edad que conducía el tractor ha sido evacuado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en una ambulancia del 061 bajo la atención de personal del SUAP, en estado grave.

 

(Nota de prensa remitida por la Oficina de Comunicación del Servicio de Emergencias 112)

Bomberos del 112 extinguen un incendio en una vivienda de Los Corrales de Buelna

Se han producido daños por fuego y temperatura en el salón, sin que se hayan registrado en personas ya que el domicilio estaba vacío

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria han extinguido, esta tarde, un incendio originado en una vivienda situada en la calle José María Pereda de Los Corrales de Buelna. Se han producido daños por fuego y temperatura en el salón, mientras que el resto de estancias del domicilio han quedado afectadas por humo.

El suceso ha tenido lugar en una segunda planta de un edificio de tres alturas, que no ha tenido que ser desalojado. Han sido los vecinos del inmueble los que al ver salir humo por debajo de la puerta de entrada han dado aviso del fuego al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Ejecutivo.

Para atender el suceso se ha movilizado a bomberos del propio servicio de emergencias autonómico, con parque en la localidad, a sanitarios del 061 y a miembros de la Policía Local. Los efectivos del 112 han sofocado el fuego, que ha concentrado muy alta temperatura en el salón, y ha generado una intensa masa de humo que se ha extendido por toda la vivienda. No ha habido que lamentar daños en personas ya que el domicilio se encontraba vacío.

Ayer domingo a las 21,30 h. la Policía Local de Los Corrales recibió la llamada del servicio de Emergencias 112 comunicándoles la salida de vía de un vehículo en la antigua carretera Nacional 611, a la altura de San Mateo. En ese momento llovía. El coche descendía del puente que supera la autovía en sentido Torrelavega, a la altura de Talleres Motor F. R. y ha perdido el control estrellándose contra las protecciones del lado izquiero de la vía. La conductora y una menor acompañante fueron trasladadas al hospital Sierrallana para observación sin que afortunadamente se apreciasen lesiones en ninguno de los casos.

Grave accidente en la rotonda de acceso a la Autovía de la Meseta a la altura de Barros, Los Corrales de Buelna. Tres heridos, dos de un vehículo y uno de una furgoneta que han colisionado de forma frontolateral. Dos heridos trasladados a Valdecilla y uno a Sierralana con pronóstico reservado. Según la Policía Local de Los Corrales todo apunta a que el accidente se ha debido al exceso de velocidad del vehículo. Se aprecia en la rotonda una larga derrapada. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local, Guardia Civil, parque de emergencias de Los Corrales y ambulancias del 061.

(Nota de informativa remitida por la Oficina de Comunicación del Servicio de Emergencias 112)

Colisión frontal de un vehículo y una furgoneta en la N-611 a la altura de Barros
Bomberos del 112 han tenido que excarcelar al copiloto del vehículo que permanecía atrapado

Esta mañana se ha producido un accidente de tráfico tras impactar frontalmente un vehículo con dos ocupantes, conductor de 29 años y copiloto de 34 años, y una furgoneta conducida por un hombre de 51 años, en el punto kilométrico 176 de la N-611, en la rotonda de acceso al polígono de Barros (Los Corrales de Buelna).
El Centro de Coordinación de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido una llamada alertando de lo sucedido minutos antes de las 10:00 horas. Hasta el lugar de los hechos se ha movilizado a bomberos del propio servicio autonómico pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna, al 061, a la Guardia Civil de Tráfico, a la Policía Local de Los Corrales de Buelna y a mantenimiento de carreteras.
A su llegada, los bomberos se han encontrado con el conductor del vehículo que había salido por sus propios medios, y han excarcelado al copiloto que permanecía atrapado dentro del mismo.
Una vez liberado ha sido puesto a disposición del personal sanitario que le ha estabilizado y trasladado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. El 061 también ha atendido y evacuado al hospital de Sierrallana al otro varón afectado y al conductor de la furgoneta.

Guardia Civil y Policía Local de Los Corrales de Buelna preparan un protocolo que refuerce la acción conjunta en el municipio y mejore las pautas de colaboración entre ambos cuerpos. Esa ha sido una de las conclusiones del encuentro mantenido por representantes de ambos institutos armados con la alcaldesa de la localidad, Josefina González Fernández, "muy satisfecha" ante la "práctica resolución de la gran mayoría" de los últimos actos delictivos cometidos en el pueblo. "La colaboración es crucial tanto en la fase preventiva como resolutiva, como se está demostrando estos días, periodo de calma reforzado por la alta presencia de guardias civiles y agentes policiales en las calles", dijo.

También se han reunido con representantes de los grupos municipales y el comercio de la localidad para abordar temas como la instalación de cámaras de video vigilancia que refuercen la labor preventiva y faciliten la labor investigadora tras la comisión de algún acto delictivo. Con todo, el promedio de delitos en Los Corrales de Buelna sigue siendo bajo, con lo que será complicado justificar la instalación de cámaras de seguridad. Pero en ese punto entra otra posibilidad, la colocación de cámaras de vigilancia del tráfico, que cumplirían el mismo cometido con la identificación de vehículos utilizados para la comisión de posibles delitos. En ese punto se barajó la colocación de 17 cámaras, lo que supondría una inversión de 50.000 euros. Grabarían las 24 horas al día, almacenando las imágenes en una única unidad con acceso por clave, imágenes que solo podrían utilizarse en caso de "causa justificada" y se borrarían al cabo de un mes de forma automática.

Si las cámaras de seguridad provocaban ciertas reticencias entre los grupos, las de vigilancia de tráfico fueron mejor acogidas, por lo que se quedó en ahondar en el tema, convocar una comisión informativa específica y dejar la decisión final en manos del pleno de la Corporación, al recaer en el Consistorio las competencias de tráfico.

En cualquier caso, el carácter disuasorio de las cámaras se puso sobre la mesa, lo mismo que la presencia de agentes de Guardia Civil y Policía Local en las calles. Algo que se ha traducido en 20 días sin delitos en Los Corrales de Buelna. Aunque los representantes de ambos cuerpos han advertido que las 'rachas' delincuenciales son cíclicas y podrían repetirse.

Uno de los ejemplos de esa presencia y efectividad, dijo la alcaldesa, ha estado en la celebración de las últimas fiestas patronales de Los Corrales de Buelna, "con apenas algún mínimo incidente resuelto sin ninguna consecuencia".

Los buenos resultados en la lucha contra la delincuencia también tendrán como consecuencia la ampliación de reuniones previas a las fiestas y eventos de relieve que se celebren en la localidad. De momento habrá plan de seguridad para Guerras Cántabras, como ha sucedido en los últimos años, y se establecerá un plan así como novedad para el festival Rebujas Rock. Incluso se estudia extender esa decisión a otros eventos multitudinarios como pueden ser las magostas.

Por lo demás, la Policía Local anunció que se instalará un radar para controlar la velocidad en las calles de Los Corrales de Buelna, y adelantó que en los próximos diez días, a petición de la Dirección General de Tráfico, se harán controles de documentación e ITV en distintas zonas del municipio.

También se adelantó en la reunión la organización de dos charlas impartidas por miembros especializados de la Guardia Civil, una dirigida a las personas mayores y otra a los comerciantes.

Tal como adelantábamos ayer lunes por la mañana, una vivienda de San Mateo, situada junto al camino que asciende hacia el barrio de La Cuesta de Los Corrales, sufría un incendio que obligó a actuar a los servicios de emergencias. Según parece, el fuego se originó en la salida de humos de una chimenea de salón.

(Nota de prensa facilitada por la Oficina de Comunicación del Servicio de Emergencias 112 Cantabria).

El incidente no ha provocado heridos, pero ha causado daños por fuego en el suelo de una de las habitaciones

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria han extinguido un incendio originado en una vivienda de San Mateo, localidad perteneciente al municipio de Los Corrales de Buelna. El incidente no ha provocado heridos.
Concretamente, el incendio se ha producido en una vivienda unifamiliar de dos alturas, de la que se ha visto afectada parte de la estructura de la entreplanta. El fuego, que ha generado una importante cantidad de humo, ha quemado mobiliario y el suelo de una de las habitaciones del primer piso, de unos ocho metros cuadrados, dejando a la vista la planta baja.
El Centro de Coordinación de Emergencias del propio 112 ha recibido llamada alertando del incidente este mediodía, momento en el que se ha movilizado para atender el suceso a los bomberos autonómicos, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna, a personal del 061 y a agentes de la Policía Local.
A su llegada los bomberos han procedido a localizar el foco del incendio y a la extinción del mismo. Cortada la propagación, han ventilado la densa nube de humo generada y han saneado la zona afectada por las llamas.

Tomás Gutiérrez nuevo responsable del Cuerpo de la Policía Local de Los Corrales de Buelna ha adelantado la puesta en marcha de nuevas iniciativas que pretenden mejorar la situación del tráfico en el casco urbano, explicar al ciudadano la actividad de los agentes en el día a día, contabilizar las llamadas que se reciben y la respuesta que se da o acercar la labor policial a los vecinos. La intención, dijo es "dar transparencia y claridad a nuestro trabajo, logrando una presencia participativa en las calles".

Adelantó que uno de los primeros pasos será trabajar para ir eliminando los puntos negros de tráfico en el municipio y afirmó que, en ese sentido "se va a acabar esa impresión de que como esto es un pueblo vale todo, no es así y hay que respetar las reglas para que vivir en Los Corrales sea más cómodo para todos", conductores y peatones. Entre las novedades, la Policía contará con un radar de tráfico a partir del mes de mayo. De momento esta semana se está aplicando la campaña de la Jefatura Provincial de Tráfico sobre vigilancia del uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantiles.

También anunció una "guerra al aparcamiento en doble fila", una de las preocupaciones de los vecinos en calles como Felisa Campuzano o Andalucía: "habilitaremos zonas de aparcamiento para un corto periodo de tiempo en lugares donde se requiere una parada rápida, pero no consentiremos aparcamientos en doble fila por sistema". La Policía Local irá anunciando cada semana los objetivos propuestos para ese tiempo y en qué puntos se hará especial hincapié e incluso en los que habrá tolerancia cero, dijo, "porque el objetivo no es sancionar más, sino un mayor cumplimiento de las normas de tráfico".

Un Cuerpo que, reconoció, necesitará la inclusión de nuevos agentes, ante la pérdida progresiva de policías, y también de medios materiales. En este sentido en unos días se incorporará el nuevo vehículo contratado por el Ayuntamiento para la Policía. "A veces nos vemos desbordados por la intensa actividad que tenemos que acometer cada día y eso lleva a que nos puedan achacar en ocasiones tardar en la atención a un caso concreto que no requiera prioridad, pero es que no siempre podemos estar en todos los frentes a la vez", explicó. Puso el ejemplo de lo sucedido hace unos días, con la aparición de una persona fallecida en su hogar y, a la vez, un aparatoso accidente de tráfico que requirió la realización de un control de alcoholemia, "dos circunstancias coincidentes con dos agentes en servicio". Aun así se atendieron los dos casos y se ha diligenciado el positivo en alcoholemia con su correspondiente sanción.

También se incorporará un nuevo programa informático para registrar todas las llamadas que se reciben en Jefatura, qué se pide y qué tiempo de respuesta. A partir de ahí se harán públicos los datos del número de llamadas y motivos genéricos, además del tiempo de respuesta policial. En ese campo apuntó que solo en los días de las inundaciones en Los Corrales de Buelna la Policía recibió más de 400 llamadas.

Control e informes de tráfico, expedientes de convivencia en muchos ámbitos, participación en los programas de violencia de género, seguimiento de personas en distintas circunstancias, controles de reinserción, licencias urbanísticas, señalización o educación vial son algunas de las responsabilidades de un Cuerpo en el que "hay actuación, respuesta y consecuencia", dijo.

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha aconsejado a otros tres vecinos de San Mateo que busquen otro alojamiento mientras no se garantice la seguridad en el barrio del Calero, afectado por un corrimiento de tierras que podría terminar afectando a más de una decena de viviendas. Son en total una quincena de vecinos desalojados que se han trasladado a casas de familiares o amigos, a excepción de una persona que ha sido alojada en un establecimiento hostelero de la zona, según informó el Ayuntamiento. La Policía Local también ha advertido de los riesgos de nuevos corrimientos de tierra en el barrio de Santián, en Barros, donde no se descarta aún una nueva evacuación.

Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y los técnicos municipales siguen pendientes de la evolución del argayo que amenaza a las viviendas del barrio, aunque sin poder tomar medidas de ningún tipo mientras persistan las fuertes lluvias, como explicaba a primera hora la alcaldesa, Josefina González. Algunos vecinos han solicitado volver a sus casas pero el Ayuntamiento ha dejado claro que no puede ser, porque "la situación de la Peña de San Mateo es realmente grave", dijo la alcaldesa.

A primera hora del domingo el Servicio de Emergencias del 112 decretó la evacuación de 11 vecinos de un barrio amenazado por una gran fractura de la ladera que nace en ese barrio, alertando desde el gobierno local de que se tardarán días en saber con certeza la gravedad de ese corrimiento de tierras. "Entendemos el nerviosismo de los vecinos por lo que pueda pasar, como no, pero no podemos permitir que regresen a sus casas mientras el riesgo esté ahí", dijo. "Ahora mismo, en las condiciones en las que está el terreno, no podemos meter maquinaria, es un terreno muy arcilloso y solo podemos esperar que el suelo aguante".

Presa de Quijano en el Basaya

Pero la situación es tan preocupante que ahora la inquietud se centra en otras cien familias, las que dependen de una empresa afectada directamente por el temporal, Trefilerías Quijano. La riada del jueves se llevó por delante la histórica presa de Somahoz, construida hace décadas para abastecer de agua una factoría que energéticamente depende de ese suministro. La alcaldesa habló a primera hora con sus responsables para conocer la situación "y no es tranquilizadora". La empresa, explicó González, está en contacto con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para hallar cuanto antes una solución a "una situación que está afectando muy seriamente a la producción, con lo que están haciendo todo lo posible en tiempo récord para paliar ese problema y no tener que parar".

"Es tan grave lo que está pasando en general que hay soluciones que no son de hoy para mañana debido al enorme calado que pueden tener", apuntó la alcaldesa, para terminar asegurando que se están preparando para el temporal anunciado para esta semana "dentro de las posibilidades de un Ayuntamiento que cuenta con un equipo humano excepcional, desde la Policía Local a la Guardia Civil, los operarios municipales, Protección Civil y personas que nos han ofrecido su ayuda, además de la Guardia Civil y el respiro que supuso la presencia de la UME". "Estamos haciendo todo lo humanamente posible, pero hay cosas que tendrán que esperar ante las prioridades que nos vamos marcando y el tiempo que nos anuncian para esta semana".

Análisis de situación

El responsable de la Policía Local, Tomás Gutiérrez, ha hecho balance de la situación general de Los Corrales de Buelna, pidiendo tranquilidad a los muchos vecinos afectados y precaución ante un temporal que parece arreciará a lo largo de la semana.

En primer lugar ha explicado que en la actuación de todo el equipo dependiente del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna seguirán prevaleciendo las urgencias vitales y médicas, para a partir de ahí atender el resto de incidencias. En ese contexto alertó sobre la situación los corrimientos de tierra provocados por los regatos que llegan hasta el barrio de Santián, en Barros, una situación que, como la de San Mateo, están analizando los técnicos por si fuera necesario evacuar las viviendas afectadas. Otro barrio con accesos complicados es el de Genales, donde un corrimiento de tierras cierra los accesos. Habló del argayo de las Rozas, en Somahoz, toneladas de barro y piedra sin estabilizar, dijo, para el que se están buscando soluciones desde distintas instancias. Se han retirado ya tres argayos de la carretera Nacional 611 entre Los Corrales de Buelna y Cieza pero el agente de la Policía corraliega advirtió de que seguirá cortada al tráfico ante el riesgo de que en esas zonas sigan cayendo rocas y piedra a la calzada.

A lo largo de lunes se seguirán buscando soluciones a los problemas causados por la rotura de la presa de Somahoz en las grandes empresas de la Avenida Quijano y ADIF sigue estabilizando el terreno de la línea férrea, explicó. También se ha actuado en los daños provocados por el temporal en Las Caldas de Besaya, donde el río Besaya llegó a superar los seis metros de altura, según el medidor del puente.

Para terminar explicó que se sigue trabajando en evacuar el agua de decenas de garajes subterráneos, labor que se continuará realizando dentro de las posibilidades de un equipo en el que trabajan sin descanso toda la plantilla de Policía Local y Protección Civil, operarios municipales, Guardia Civil y bomberos del parque de emergencias de Los Corrales de Buelna, además, terminó, de empresas como ASV, que ha donado toda la señalización que se ha ido colocando en las zonas afectadas, señales que, en algunos casos, han 'desaparecido'.

Cieza

En Cieza el alcalde, Agustín Saiz, explicó que se trabaja en consolidar las comunicaciones con el exterior y agradeció el esfuerzo del Servicio de Carreteras en ese sentido. También señaló que a mediodía volvió la energía eléctrica a todo el valle, tras un corte debido a una avería en Viesgo.

Bárcena

Por otra parte el Ayuntamiento de Bárcena de Pie de Concha ha recomendado no beber ni utilizar para cocinar el agua de la red municipal en Media Concha y Pujayo, algo que había hecho también el Ayuntamiento de Molledo hasta mediodía de hoy lunes.

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha realizado a lo largo del pasado año 280 atestados de todo tipo, casos de agresiones, estupefacientes, robos o daños en patrimonio público o privado, en este caso cerca de un centenar de intervenciones. Además, intervinieron en 45 accidentes de tráfico, un 20% menos que en 2016. Una persona falleció en esos accidentes y nueve resultaron heridas leves.

El Cuerpo corraliego participó en dos casos de violencia doméstica, tres agresiones y en ocho de amenazas. A lo largo del año pasado contabilizaron una decena de robos y 13 hurtos, fundamentalmente carteras y artículos de vehículos ocurridos en el casco urbano.

En cuanto a los accidentes, la gran mayoría se debieron a la colisión entre dos vehículos, pero también se contabilizaron dos atropellos o un vuelco, en el que resultó muerto el ocupante del vehículo. También destacan las 26 ocasiones en las que han tenido que intervenir por la presencia de vehículos abandonados en vía pública. Según consta en Jefatura, en Los Corrales de Buelna hay registrados 7.032 vehículos para 11.079 vecinos.

En la memoria de 2017 de la Policía Local destacan las actuaciones que tuvieron como protagonistas a menores de edad, con cinco implicados en robos con fuerza y hurtos, siete en consumo de estupefacientes y otros dos por vandalismo ó 27 en casos de botellón.

Por lo demás, los agentes interpusieron prácticamente una multa por día a lo largo del año pasado, 342, la gran mayoría, 244, por estacionamientos prohibidos.

En 2017 también actuaron en 208 casos de auxilios humanitarios, ayudando, atendiendo o trasladando a otras tantas personas. En otras 200 ocasiones intervinieron en casos relacionados con establecimientos públicos y en más de 350 situaciones relacionadas con el incumplimiento de ordenanzas municipales. Se han tramitado 34 infracciones urbanísticas, obras sin permiso o que no se ajustaban al permiso, y en cuanto a números, los más significativos tienen relación con los informes realizados en distintos ámbitos, más de un millar, de los que 800 se debieron a casos de convivencia.

Actualmente el Cuerpo corraliego cuenta con un sargento jefe, Ricardo Fernández, y 12 agentes, tres de ellos en segunda actividad y uno en Comisión de Servicios. En la memoria se recuerda que es un número muy por debajo de la media exigida para un municipio como Los Corrales de Buelna, que tendría que contar al menos con 16 agentes. La propuesta es cubrir las dos plazas de cabo y una de agente vacantes en la plantilla e incorporar tres agentes más. Sobre todo teniendo en cuenta que el sargento y ocho agentes superan ya los 50 años de edad y que el resto están por encima de los 30 años.

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha detenido en la mañana de hoy a dos personas como presuntas autoras de varios delitos de hurto de carteras en el transcurso del mercado semanal de la localidad.

Los agentes tuvieron constancia de los hechos por la denuncia verbal de una de las mujeres afectadas, declaración a la que se sumó la de los vendedores y guardias de seguridad del mercadillo. Gracias a la colaboración ciudadana se logró identificar a dos mujeres de Santander como presuntas autoras del hurto de al menos tres carteras.

Las pesquisas han llevado a la Policía Local a recuperar dos de esas tres carteras. La patrulla puso a disposición de la Guardia Civil a las detenidas, sobre las que constan antecedentes por hechos semejantes en otras comunidades autónomas como Asturias o el País Vasco.

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha coordinado un taller sobre seguridad vial dirigido a los alumnos más jóvenes del centro la Salle de Los Corrales de Buelna, teoría y práctica para que los más pequeños tengan las primeras nociones sobre cómo comportarse en un entorno urbano, contando con la colaboración de la Dirección General de Tráfico. La situación de pueblos en crecimiento como Los Corrales de Buelna hace necesario trasladar a los niños las normas básicas de seguridad vial, señaló el responsable del cuerpo, Tomás Gutiérrez, quien adelantó que esos talleres tendrán continuidad en el resto de centros de educación e incluirán iniciativas como la entrega de carnés de educación infantil y policiales, convirtiéndoles en agentes de urbanidad, implicando a los más pequeños en un comportamiento "que debemos seguir todos, respetando pasos de cebra, evitando tirar papeles al suelo o manteniendo en buen estado el mobiliario urbano". Gutiérrez auguró que "seguro que serán nuestros agentes en la calle y trasladarán a sus familiares el respeto por las normas de urbanidad".

Dentro de esas nuevas iniciativas adelantó que el Cuerpo policial se fijará objetivos periódicos para reforzar la idea de respetar zonas de aparcamiento o de tráfico, rebajes o pasos de peatones. Este mes serán las fiestas patronales de San Juan las que se lleven parte del tiempo de los agentes, que serán "estrictos" con los permisos necesarios. Dentro de esas campañas se vigilará los aparcamientos indebidos, poniendo también soluciones, por ejemplo, plazas de estacionamiento junto a las farmacias para paradas de cinco minutos.

La Policía Local de Los Corrales de Buelna ha identificado a los tres presuntos autores de varios robos perpetrados en la localidad esta semana, poniéndolos a disposición judicial. Entre los tres habían cometido en pocas horas varios actos delictivos, entre otros, robos en el interior de vehículos o apropiarse de un bolso al descuido.

Tras recibir varias llamadas en la sede de la Jefatura alertando de esos hechos comenzó una investigación que dio sus frutos en el entorno de la iglesia parroquial de Los Corrales de Buelna sobre las cinco y media de la tarde, cuando, atendiendo a las descripciones hechas en esas llamadas, los agentes pudieron localizar a uno de los presuntos autores. En ese momento se le incautaron diversos objetos, parte del botín logrado con anterioridad.

En la práctica de las diligencias el retenido identificó a los otros dos cómplices, a los que también se pudo poner a disposición judicial, uno de ellos hermano del primero. Según declararon ante la Policía Local los tres se habían fugado de un centro para menores de Pamplona.

La Policía Local ha comunicado a las personas afectadas que ya pueden poner la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil, en el Cuartel de Los Corrales de Buelna el próximo miércoles.