radio online

programas01si02 copy

   Escuchar ahora: Infor. Crónica 10

Artículos por fecha: Jueves, 13 Septiembre 2018

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna ha vuelto a poner en marcha el procedimiento de cambio de gestión del alumbrado público del municipio, y lo ha hecho comenzando de cero y con las reticencias de la oposición, alertada por los varios vaivenes de ese proceso a lo largo de esta legislatura. En sesión plenaria extraordinaria se han dado los primeros pasos, aprobando la viabilidad económica de todo el proceso e iniciando el expediente de contratación, todo ello con la abstención de PP e IU. La portavoz popular, Mercedes Toribio, ha dejado clara la "falta de confianza" de su grupo con la gestión del gobierno en ese asunto y la concejal de IU, Elsa Salas, ha vuelto a insistir en que prefiere una gestión pública del servicio.

El primer punto que se debatió fue la viabilidad económica del contrato, no en vano, dadas las cláusulas de adjudicación, se acercará a los cuatro millones de euros en los próximos 15 años. Previo dictamen de la comisión de Cuentas, Economía, Comercio e Industria se sometió a debate un punto en el que Mercedes Toribio afirmó que "por coherencia" con la posición del PP hasta ahora "y dada la escasa por no decir nula confianza que nos ofrece la gestión que se está haciendo, nos abstendremos". Dejó claro que su grupo nunca ha votado nunca en contra "porque no deseamos entorpecer el proceso y deseamos que esta sea la definitiva en beneficio de los vecinos de Los Corrales de Buelna", terminó. También IU se abstuvo y el punto se aprobó con los votos de los concejales del PSOE y PRC.

El segundo punto fue iniciar el expediente de contratación con una intención clara, la mejora del servicio y la reducción del gasto y de la contaminación lumínica. En este caso fue Elsa Salas la que habló, para destacar que "siempre hemos apostado por la gestión pública y creemos que es un error confiar en una empresa externa", más cuando, dijo, "han pasado tres años sin solucionar un problema que no existiría si el servicio estuviera en manos del Ayuntamiento". También criticó los "intentos fallidos" por privatizar la gestión a lo largo de la legislatura. Los votos a favor del equipo de gobierno fueron suficientes para aprobar el punto.

También se aprobó con los votos a favor del equipo de gobierno recuperar la gestión del Impuesto de Actividades Económicas a partir del uno de enero del año que viene, una decisión que contó con el voto favorable de la concejala de IU. El PP se abstuvo, como explicó Mercedes Toribio, por la falta de justificación de esa decisión y la escasa información trasladada a la oposición. Mostró su extrañeza ante una competencia de la administración pública del Estado que asume un Ayuntamiento, dijo, "que no va a poder ejecutarla y que tendrá que contratar una empresa externa, por lo que no lo entendemos". Josefina González explicó que esa misma decisión había tomado el PP con el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Publicado en Últimas noticias

La Vijanera de Silió ha sido galardonada con el Premio Nacional de Tradiciones Populares, reconocimiento otorgado por la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Populares, que ha fundamentado el galardón en un extenso trabajo de campo en el que destaca el trabajo realizado durante los últimos años por la Asociación Cultural Amigos de la Vijanera manteniendo la esencia de esa celebración, una asociación que ayer mismo afirmaba sentirse honrada con ese premio. No es el único. También se ha concedido un Diploma de Honor a César Rodríguez, líder de la asociación iguñesa y motor principal de ese trabajo.

Se trata de la primera ocasión en la que se dan los dos galardones anuales tanto a un colectivo como a uno de sus miembros a título personal, una distinción con la que el jurado quiere valorar especialmente el trabajo que se viene realizando tanto en la organización como en la conservación y puesta en valor de la mascarada cántabra.

En la última edición celebrada en enero miembros de la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Populares fueron testigos de primera mano del desarrollo de la fiesta, realizando un trabajo de campo sobre el que se fundamenta el galardón. Sobre el terreno pudieron vivir de primera mano los sentimientos que mueven al grupo; en especial la relación tanto con los mayores como con los más pequeños, aspecto que hace que la mascarada cada año tenga más fuerza, según destaca la asociación organizadora de La Vijanera.

Según César Rodríguez, el premio "tiene una especial significación ya que reafirma el trabajo desarrollado durante años en el pueblo de Silió, garante de su patrimonio inmaterial. Es un honor para nosotros seguir la estela de otras mascaradas ibéricas  como la de Llamas de la Ribera (León) o Viana do Bolo (Orense), referentes de la etnografía como Joaquín Díaz o fiestas patrimonio inmaterial de la Humanidad como la Patum de Berga (Barcelona)". En ese sentido deseó que sea la puerta de la declaración de la mascarada como Bien de Interés Cultural Inmaterial, un empeño en el que se han comprometido hace años.

Recordó que "desde hace tiempo, nuestros esfuerzos se centran en reivindicar y transmitir lo intangible, que a menudo queda relegado a un segundo plano, pero que representa el principal motivo por el cual esta mascarada ha llegado hasta nuestros días" y adelanta que "seguiremos defendiendo los valores de la cultura tradicional tal y como la recibimos, honrando la memoria de las generaciones que nos precedieron".

La asociación ha aprovechado la ocasión para para reivindicar también el trabajo de "aquellos jóvenes que a comienzos de los años 80 escucharon a sus mayores y generaron el caldo de cultivo necesario para que la fiesta recuperase su fuerza original. Es justo dedicar este premio a los que por desgracia ya no están entre nosotros y que tanto trabajaron para que esta ilusión se convirtiera en lo que es hoy en día". En especial, destacan la figura de Ángel Vélez, "ya que sin él no habría sido posible llegar hasta aquí". También recuerdan a "la generación de nuestros mayores que con rigor e ilusión a partes iguales, hicieron posible que, tras 45 años, el rito mantuviese sus rasgos identitarios renaciendo aún con más fuerza". Pero su mirada va también hacia el futuro,  esperando que el galardón "ayude a que los más pequeños conozcan el verdadero valor de este rito de iniciación".

La Asociación Cultural Amigos de La Vijanera acepta "con un profundo sentimiento de agradecimiento" tanto el Premio Nacional de Tradiciones Populares de 2018 como el Diploma de Honor en favor de César Rodríguez, destacando lo que supone para para el pueblo de Silió y la cultura inmaterial de Cantabria.

Publicado en Últimas noticias