Viernes 24 de agosto

Los Corrales de Buelna será desde este viernes el centro de operaciones de la fiesta Guerras Cántabras, que llega a su décima segunda edición, quinta como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Unas 1.500 personas integran las 13 legiones romanas y otras tantas tribus cántabras que se concentrarán este viernes a las ocho y media de la noche en el Circo Máximo para el Izado de Enseñas y el Encendido del Fuego Sagrado, actos que junto a la presentación de personajes, augurios y la intervención del historiador Estrabón abren una fiesta de recreación histórica preparada a lo largo de todo un año por los integrantes de Aguecan (Asociación de Guerras Cántabras). Del 24 de agosto al 2 de septiembre se celebrarán cerca de medio centenar de actos, entre el Circo Máximo, junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, y el campamento festero, instalado paralelo a la entrada sur de Los Corrales de Buelna por la A-67. En el primer fin de semana festivo se encenderá el Fuego Sagrado y se inaugurará el campamento festero, donde además se abrirán las puertas del nuevo Templo de Jano.

Sábado 25 de agosto

El sábado, destaca, a las seis de la tarde, la presentación de jóvenes festeros, incluido el Desfile General Infantil de todos los menores componentes de la asociación organizadora. En este primer fin de semana se comenzará a dar vida al campamento, con fuegos nocturnos, música y diversión, y se disfrutará de los juegos juveniles. Todo ello en un fin de semana que incluye, el sábado, en el circo romano, la llegada de César Augusto, a las ocho de la tarde. Un emperador que, acompañado de sus sobrinos, Marcelo y Tiberio, verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama la recompensa que se ha puesto a su cabeza. Escenificación que dará paso al primer enfrentamiento bélico recreado por festeros corraliegos entre una unidad romana y un grupo cántabro defensor de su poblado.

Domingo 26 de agosto

Y como uno de los actos más significativo del primer fin de semana, destaca, el domingo, el desembarco de las tropas romanas de Aquitania en Portus Victoriae, dentro de las maniobras de apoyo a la conquista del pueblo cántabro comandadas por el emperador Augusto. Serán 13 las legiones romanas que desembarcarán y desfilarán por las proximidades del puerto de Santander. Desde el paseo Pereda a la Plaza de la Porticada, la tropas desfilarán a partir de las 12 del mediodía. Este año con una novedad destacada, el estreno de la coreografía de una fiesta cántabra, en la que participan una treintena de personas dirigidas por la prestigiosa Mercedes Seco. Por la tarde, de vuelta en Los Corrales de Buelna, el propio César Augusto arengará a sus tropas para alcanzar la victoria definitiva, palabras que irán acompañadas por la Proclama de la mismísima Diosa Minerva. Antes de su marcha a Tarraco, Augusto, enfermo, cederá el mando de sus legiones a su legado, Cayo Antistio Vetus. En ese momento se pone en escena otra novedad, la rebelión de los esclavos cántabros y su regreso a sus tierras para iniciar una nueva guerra. Y, para cerrar este fin de semana, la Boda Cántabra, en el campamento festero. Aditamentos especiales para esta edición los constituyen las casetas de la feria de la hostelería local, junto ese campamento festero.

Más información en www.guerrascantabras.net

Cerca de un centenar de integrantes de la Asociación Guerras Cántabras participaron este fin de semana en la Asamblea General Ordinaria que ratificó los cambios que marcarán la próxima edición de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de Los Corrales de Buelna, una edición que mirará de frente por primera vez a la sostenibilidad, eliminando los miles de vasos de plástico que se venían repartiendo cada año.

La décimo novena edición se adelanta una semana al calendario habitual, empezando el 23 de agosto, una edición que se espera celebrar ya como la primera Fiesta de Interés Turístico Internacional de Cantabria. Para ello se ha presentado ya toda la documentación pertinente y se han invertido por parte de la asociación 14.000 euros. Bien es cierto que ya hace una década hubo que invertir 15.000 euros para que la recreación histórica fuera declarada de Interés Nacional, según recordó el presidente del colectivo organizador, Óscar del Val, ante los 92 representantes de las 13 tribus cántabras y once formaciones romanas.

Otro de los alicientes de la próxima edición será la espectacularidad de las batallas, algo que ya se notó la pasada edición con la incorporación de un maestro de armas, armas que este año serán reales para dar más vistosidad a esos actos.

También será más cómoda, habilitando un aparcamiento para festeros, lo que dejará libres más espacios para los visitantes.

Tanto la gestión de la dirección que preside Óscar del Val como el balance económico se aprobaron por unanimidad, un resultado que deja en las arcas de la asociación 24.500 euros para «organizar holgadamente» la próxima edición. Una parte servirá para comprar los 4.000 vasos de cerámica que se venderán a cuantas personas visiten la ‘Gustatio’ del último domingo festivo, evitando el uso de vasos de plástico como se venía haciendo hasta ahora. Solo el año pasado se repartieron en vasos pequeños 750 litros de distintas bebidas sin alcohol. El presidente adelantó que los beneficios se repartirán entre los grupos integrantes de la asociación.

Y como no puede ser de otra forma en este año de elecciones, en noviembre se abrirá el proceso de renovación de la dirección de la asociación más importante de Los Corrales, con más de 1.500 socios. Hasta el momento ha habido tres presidentes, los tres hombres y romanos, Juan Miguel Villamuera (IV Macedónica), fundador de la fiesta, Valentín Aguado (V Aludae) y el actual, Óscar del Val (VII Gémina).

Mujer será de nuevo la encargada del pregón. Este año la elegida es Celestina Losada Varea, directora académica del Centro Internacional de Estudios Superiores del Español de Comillas. Su actividad investigadora ha dado como resultado numerosas publicaciones. Ha colaborado con la redacción de varios planes especiales de protección del patrimonio y dirigido convenios de colaboración con otras entidades públicas y privadas.

Otra mujer, la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, resaltó el estado actual de la fiesta, asegurando que se encuentra «en un momento cumbre que hay que mantener». Destacó también la colaboración entre el Ayuntamiento y la asociación en la organización y financiación de la fiesta y agradeció el esfuerzo del propietario de la finca Mazarrasa para que el campamento festero volviera al lugar donde nació.

En ese sentido aseguró que las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana de Los Corrales permitirán «que antes de un año esa gran zona verde pase a manos del municipio». Por cierto, si los presidentes de la asociación han sido romanos, en los 19 años de la fiesta los alcaldes han sido cántabros, José Manuel López (Avariginio), Mercedes Toribio (Orgenomesca) y Josefina González (Aunigaina).

Dentro de la serie de programas que los alumnos del IES Estelas, dirigidos por su profesor Fernando Herrera, dedican a las fiestas populares de la comarca, este jueves 21 de mayo, 4 alumnos de 2º de Bachillerato nos hablaron de Guerras Cántabras. Ellos eran Denis, Andrea, Cristina y Raúl. Entrevistaron a Óscar del Val, presidente de Aguecán.

Un ejército de miles de visitantes invadió ayer Los Corrales de Buelna para tomar partido por la historia y asistir a la marcha triunfal de las Guerras Cántabras, Desfile General de Tribus y Legiones que ayer sacudió las calles de la localidad como colofón a la Fiesta de Interés Turístico Nacional que recrea la conquista de Cantabria a manos del Impero Romano.

Más de 1.500 personas participaron en lo que fue el cierre de la décimo sexta edición de una fiesta que extendió sobre la Avenida Cantabria las mejores galas, el armamento más espectacular, los complementos más vistosos portados por aguerridos cántabros y marciales romanos, mujeres de ambos bandos magníficamente engalanadas y niños que, como siempre, se hicieron con gran parte del protagonismo de la jornada.

El día comenzó muy temprano, poblando de pieles y togas las tiendas que abrían para avituallar a los festeros, ante el asombro de los turistas accidentales. Los avezados ya llenaban al mediodía el campamento festero, un parque temático de la historia que a lo largo de los últimos 10 días ha sido uno de los atractivos turísticos de Cantabria. Desde esa hora el peregrinaje de curiosos a Los Corrales de Buelna fue incesante, algo ya esperado, por lo que se habían preparado más de un millar de plazas de aparcamiento gratuitas. Se notó ya en el Certamen de Pócimas y Brebajes sin alcohol y la Gustatio, una de las citas más veteranas de la fiesta en la que tribus y legiones ofrecieron gratuitamente bebidas y pinchos, todos diferentes. En poco más de una hora se repartieron en total más de 10.000 muestras de bebida y comida entre exhibiciones de grupos de recreación histórica llegados desde distintos puntos de la geografía nacional, con especial mención a la Legio VI Victrix de Calahorra, protagonista de una parada militar que a alguno le hizo atragantarse mientras disfrutaba del pincho. Entre unos y otros, la mayoría aprovechaba para contemplar el interior de tiendas romanas y cabañas cántabras, del Templo de Jano, catapultas y escorpiones, atalayas, hornos de pan o la recreación de las fuentes tamáricas.

A las seis de la tarde ya no quedaba ni un hueco a lo largo de toda la avenida principal. Solo se veían cabezas y las cámaras de los muchos medios de comunicación presentes en el Desfile General de Tribus y Legiones. En total fueron cerca de 1.800 personas repartidas en 13 tribus y 12 legiones, grupos de otras fiestas de recreación histórica llegados desde distintas comunidades autónomas y músicos, cántabros y romanos, que marcaron el ritmo de una larguísima comitiva que recorrió toda la Avenida Cantabria, de norte a sur, desde San Mateo a Somahoz, para terminar en el campamento festero.

A todos les aplaudieron los miles de visitantes, pero sin duda con más ardor al bando cántabro y a sus personajes principales, desde Corocotta a Vadón, Selenia, Virón o la Diosa Cantabria, más vitoreados, más jaleados por el público presente. Antes, la marcial marcha de los romanos había abierto la boca de muchos, especialmente los niños, atentos especialmente a las formaciones en flecha, la famosa tortuga  o la autoridad del gran César, abriendo el desfile conquistador, marcado por el sonido de las sandalias chocando con el suelo al unísono de los tambores. Muchos niños se sentían 'traidores' ante las ganas de tener las cotas romanas, escudos, gladios, pilum, los cascos de todo tipo.

Muy implicadas también las autoridades.  Allí estuvieron, entre otras, presidente y vicepresidenta del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla y Eva Díaz Tezanos, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Lugo, Carmen Basadre, como organizadora de una de las fiestas invitadas, Arde Lucus, o el presidente de la Asociación Nacional de Fiestas de Recreación Histórica, Antonio Madrid. Todos recibidos por la anfitriona, la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González (integrante de las filas cántabras).

Sobre las ocho de la noche, con todos, festeros y visitantes, ya en un campamento abarrotado, la fiesta entró en su punto final. La sacerdotisa Drusila y el propio César Augusto protagonizaron el Cierre del Templo de Jano en señal del fin de las hostilidades. Cayo Antistio y Agripa se subieron al escenario del templo para la Proclamación de la Pax y Ley Romana, como símbolo de la victoria del ejército conquistador. Y, conteniendo la respiración, se clausuró el campamento. Las diosas Minerva y Cantabria apagaron el Fuego Sagrado que ha permanecido encendido desde el inicio de la celebración, dando por concluida la décimo sexta edición de una Fiesta de Interés Turístico Nacional que este año ha vuelto a atraer a miles de visitantes. A ello hizo mención el presidente de la Asociación Guerras Cántabras, Óscar del Val, en la despedida, escoltado por todos los representantes de tribus y legiones y su junta directiva, además de los asesores de la fiesta. Agradeció el esfuerzo de todos en una edición que precede a año de elecciones en una asociación formada por 1.400 festeros. No dejó tiempo para el descanso, anunciando que hoy empezará la organización de la próxima edición, 17 años de una recreación que mira hacia su declaración como Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Efectivamente no hay descanso, porque esta semana será la de desmantelamiento del campamento, levantando cabañas, bajando tiendas, desmontando el Templo de Jano, llevándose las toneladas de elementos que durante una decena de días han permitido hacer vida de campamento.

Las Guerras Cántabras vuelven desde hoy a su lugar en la historia. Atesorando fuerzas para revivir dentro de un año, de nuevo, en Los Corrales de Buelna. A la espera de ser para entonces Fiesta de Interés Turístico Internacional, uno de los objetivos marcados para la edición que terminó ayer con la conquista de una población ocupada por miles de visitantes rendidos ante tribus y legiones.

Aguerridos cántabros, curtidos romanos, tribus desafiantes, legiones intimidatorias, mujeres ataviadas con sus mejores galas, niños y niñas con ganas de imitar a sus mayores, bandas de música, unas al ritmo de gaitas, otras marcando el paso imperial. Más de 1.500 personas, en definitiva, participando en el Gran Desfile General de Tribus y Legiones de las Guerras Cántabras, una comitiva espectacular que hizo retroceder en el tiempo a los asistentes hasta el siglo I antes de Cristo, en el capítulo final de la décimo octava edición de una celebración que conmemoró su primera década como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Los visitantes abarrotaron desde primera hora de la mañana un pueblo volcado con una fiesta cada año más multitudinaria, disfrutando y participando de los actos del día grande. Desde las 12 del mediodía el peregrinaje de curiosos a Los Corrales de Buelna fue incesante. Para ello se habían preparado cientos de plazas de aparcamiento gratuitas. Ese continuo llegar de personas se notó ya en el Certamen de Pócimas y Brebajes sin alcohol y la Gustatio. Tribus y legiones ofrecieron gratuitamente a todos los visitantes sus bebidas y comidas particulares. Se repartieron en total más de 10.000 muestras de bebida y comida. Y entre pincho y vaso, exhibiciones de grupos de recreación histórica llegados desde distintos puntos de la geografía nacional y vistazo al interior de tiendas romanas y cabañas cántabras, al Templo de Jano, a catapultas y escorpiones, hornos de pan e incluso la arena de un corro de entrenamiento de gladiadores, todo ello como parte de un parque temático que sigue llamando la atención a cuantos repiten visita.

Antes de las seis de la tarde las huestes del ejército de visitantes ocupaba toda la avenida principal. Armados con un sinfín de cámaras, los flashes de profesionales y aficionados reflejaban el interés por no perderse detalle del despliegue de cada una de las 13 tribus y 11 legiones recorriendo la Avenida Cantabria, de norte a sur, para terminar en el campamento festero. Con ellos desfilaron los integrantes de otras fiestas de recreación histórica llegados desde distintas comunidades autónomas y músicos, cántabros y romanos, para marcar el ritmo de una larguísima comitiva.

Y si la guerra la ganaron los romanos, el desfile fue para los cántabros, mucho más vitoreados, más jaleados por el público presente. Aunque también es cierto que la marcha de los romanos llamaba mucho la atención, las formaciones en flecha, la famosa tortuga, el gran César abriendo el desfile conquistador, el sonido de las sandalias chocando con el suelo al unísono de los tambores. Muchos niños se debatían entre sus ganas de ser Corocotta y la espectacularidad de las cotas romanas, el escudo, el gladio, los cascos. La ventaja es que la imaginación, sobre todo la de los más pequeños, está libre de bandos.

Y hubo mucha música. De hecho durante el desfile se pudo escuchar el primer tema musical compuesto para la fiesta de Los Corrales de Buelna, ‘VII Gémina’, de Javier Cabañas, interpretado por la Banda de Nuestra Señora de la Virgen del Mar, dirigida por Noemí Barrera, y la Banda de Cornetas y Tambores del Carmen, del Barrio Pesquero, dirigida por José Ángel Hernández, ambos de Santander.

Sobre las ocho de la noche, con todos, festeros y visitantes, ya en un campamento abarrotado, la fiesta entró en su punto final. La sacerdotisa Drusila y el propio César Augusto protagonizaron el Cierre del Templo de Jano en señal del fin de las hostilidades. Cayo Antistio y Agripa se subieron al escenario del templo para la Proclamación de la Pax y Ley Romana, como símbolo de la victoria del ejército conquistador. Y, conteniendo la respiración, se clausuró el campamento. Las diosas Minerva y Cantabria apagaron el Fuego Sagrado que ha permanecido encendido desde el inicio de la celebración, dando por concluida la décimo octava edición de una Fiesta de Interés Turístico Nacional que este año ha batido todos los records de visitantes. A ello hizo mención el presidente de la Asociación Guerras Cántabras, Óscar del Val, en la despedida, escoltado por todos los representantes de tribus y legiones y su junta directiva, además de los asesores de la fiesta. Agradeció el esfuerzo de todos en una edición que por tener, ha tenido hasta buen tiempo, y no dejó tiempo para el descanso, anunciando que hoy empezará la organización de la próxima edición, mirando de frente a ese objetivo de ser Fiesta de Interés Turístico Internacional y, de reojo, los miles de cupones de la ONCE comprados en Los Corrales de Buelna ante el sorteo que hoy se celebra con el cupón especial dedicado precisamente a las Guerras Cántabras.

El décimo aniversario de la declaración como Fiesta de Interés Turístico Nacional de las Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna protagoniza el cupón de la ONCE del próximo lunes 3 de septiembre, cinco millones de cupones que se venderán desde este mismo miércoles por todo el territorio nacional.

En el acto de presentación, en el salón de plenos del Ayuntamiento, estuvieron Pedro Gregorio Caballero, Director Técnico Adjunto de la ONCE, y Josefina González Fernández, alcaldesa de Los Corrales de Buelna, además del presidente de la Asociación Guerras Cántabras, Óscar del Val.

Pedro Gregorio Caballero habló de la decisión de la ONCE de colaborar con pueblos y fiestas como la de Los Corrales de Buelna, aprovechando en este caso ese décimo aniversario. Del Val reconoció el "espaldarazo" para la fiesta que supone la edición de un cupón como ese, más aún, aseguró, en el año en el que se ha apostado decididamente por lugar por elevar la categoría a Fiesta de Interés Turístico Internacional, algo para lo que el "respaldo" de la ONCE supone "un importante aval".

La alcaldesa habló de un "doble motivo de orgullo", por una parte la promoción fiesta que supone ese cupón,  y por otra la colaboración con una institución como la ONCE, "que destaca por su compromiso con la sociedad".

Recordó que Los Corrales de Buelna ya cuenta con una guía turística en braille y adelantó la intención de hacer lo mismo con las Guerras Cántabras. Josefina González, afirmó que "el gobierno de Los Corrales de Buelna destaca por su compromiso social en varias facetas, de ahí nuestra especial satisfacción por la colaboración con la ONCE".

  • Municipio Los Corrales de Buelna
  • Localidad Los Corrales
  • Lugar Residencia Las Anjanas
  • Organiza Clece

La dirección de la residencia de mayores de los Corrales de Buelna, Clece - Las Anjanas, nos ha comunicado que tienen previsto que sus residentes se desplacen al campamento de Guerras Cántabras para participar de una una visita guiada en la que nuestro compañero Nacho Cavia les mostrará todos los detalles del mismo.
Para acompañar a los mayores se necesitan voluntarios. Quienes deseen colaborar deberán dejar en la recepción de la residencia su número de teléfono.

  • Fecha: miércoles 28 agosto. En caso de mal tiempo se cambiará de fecha.
  • Hora: 10,40 h. reunión de los voluntarios
  • Hora: 11,00 h. inicio del traslado de los mayores al campamento
  • Lugar: rececpción de la residencia Clece - Las Anjanas
  • Tno.: 942 84 20 38

Fotos de Las Guerras Cantabras, en Los Corrales de Buelna.

Galería antigua

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://valledebuelnafm.com/images/0010/Guerras_Cantabras

Pequeño montaje de la Fiesta de las Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna en su sexta edición.

La Fiesta de Interés Turístico Nacional de las Guerras Cántabras, en Los Corrales de Buelna, llega a su punto álgido. La jornada de hoy sábado se inicia con la apertura del Macellum, mercado de época a pleno rendimiento desde las 12 del mediodía con sus más de medio centenar de puestos de todo tipo. Y si ayer se reunía el Consejo de Tribus para declarar la guerra a Roma, hoy sábado, a partir de las ocho de la tarde, en el Circo Máximo, se celebrará la Sesión del Senado Romano. Tras recibir la noticia de la declaración de guerra por las tribus locales el Senado Romano reclama la presencia de Agripa, su mejor general, que llega al campamento para ponerse al frente de las legiones y someter las tierras cántabras definitivamente. Ya con el general Marco Agripa al mando de las legiones, las tropas romanas invadirán el campamento cántabro, encontrándose con sus pobladores muertos, representación de la Insumisión cántabra. Tras la derrota de los cántabros, los romanos crucificarán a los más rebeldes. Todo ello sin necesidad de moverse del Circo Máximo, con capacidad para unas 3.000 personas sentadas. Pero además, hoy se celebra el octavo Certamen Internacional de Lanzamiento de Uva y el tercer Concurso Internacional de Lanzamiento de Sandalia, en el campamento festero. La jornada terminará con el entierro de los guerreros cántabros muertos en batalle, también en el campamento. Y todos preparados ya para mañana domingo, día de la multitudinaria Gustatio, desde las 12 del mediodía en el campamento, y el gran desfile final por la Avenida Cantabria, al que ya ha anunciado su presencia el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, entre otras muchas personalidades.

La organización de las Guerras Cántabras ha preparado varios aparcamientos gratuitos para poder disfrutar de la fiesta. Por la entrada de la A-67 en Barros se llega al de San Mateo, junto a la gasolinera. Por la entrada sur, en Somahoz, se accede directamente a varias zonas.

Los Corrales de Buelna acoge desde hoy viernes la décimo sexta edición de la fiesta de las Guerras Cántabras, 10 días en los que se conjugarán medio centenar de actuaciones teatrales, representaciones históricas, desfiles, juegos, conferencias y talleres de todo tipo en un gran escenario de más de 15.000 metros cuadrados de extensión en el que se levantan tiendas romanas, cabañas cántabras, el Templo de Jano o el Circo Máximo.

A partir de las nueve de la noche cerca de 1.400 personas, integrantes todos de la Asociación Guerras Cántabras, se concentrarán para la apertura de los actos festivos, todos portando vestimentas, complementos y armas para dar forma a la fiesta de recreación histórica más importante de Cantabria y una de las más significativas de todo el Norte de España, declarada en 2008 de Interés Turístico Nacional.

Los integrantes de las 25 tribus, legiones y formaciones religiosas y civiles romanas, se concentrarán en el Circo Máximo, instalado junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, muy cerca del gran campamento cántabro-romano, una de las grandes atracciones de la fiesta, instalado junto a la calle Galicia, en la entrada sur a Los Corrales desde la Autovía de la Meseta.

Tras la concentración de tribus y legiones se entregarán las enseñas que representan la participación de cada uno de los grupos en las distintas ediciones. A partir de ahí, la pitonisa Selenia y la sacerdotisa Drusila encenderán el Fuego Sagrado, augurando tiempos de guerra y dando entrada al Circo Máximo a los personajes principales de la recreación histórica, desde Corocotta al César, diosas, druidas, generales y guerreros protagonistas de las Guerras Cántabras.

El siguiente paso ya será en el campamento festero, un minuto andando desde el Circo, para inaugurar oficialmente un acuartelamiento que es un auténtico parque temático de la historia de Cantabria. Allí se abrirán las puertas del espectacular Templo de Jano, símbolo del inicio de la contienda entre Roma y el pueblo cántabro, y se cerrará la jornada con la Cena de la Concordia.

Hasta el 4 de septiembre, Los Corrales se volcará con la historia, algo que ya se puede ver en sus calles, en los comercios o incluso en las largas barbas de los participantes y el trasiego constante de cuantos ultiman los preparativos del inicio de las celebraciones.

Los Corrales de Buelna vela armas ante el inminente inicio de las Guerras Cántabras, Fiesta de Interés Turístico Nacional que reunirá este viernes a cerca de 1.500 personas, integrantes todos de la Asociación de Guerras Cántabras, para el inicio de la fiesta de recreación histórica más importante de Cantabria y una de las más significativas de todo el Norte de España. Los integrantes de las 24 tribus, legiones y formaciones religiosas y civiles romanas, se concentrarán desde las nueve de la noche del viernes en el campamento festero de camino hacia el Circo Máximo, ambos instalados junto al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, dos de las grandes atracciones de la fiesta. El parque Mazarrasa vuelve a acoger el campamento cántabro romano, más de 10.000 metros cuadrados de historia viva en el centro del pueblo, el lugar donde todo comenzó hace 18 años.

Tras la concentración de tribus y legiones, la pitonisa Selenia y la sacerdotisa Drusila encenderán el Fuego Sagrado, augurando tiempos de guerra y dando entrada al Circo Máximo a los personajes principales de la recreación histórica, desde Corocotta al César, diosas, druidas, generales y guerreros protagonistas de las Guerras Cántabras.

De vuelta al campamento se abrirán las puertas del espectacular y también renovado Templo de Jano, símbolo del inicio de la contienda entre Roma y el pueblo cántabro, y se encenderán los fuegos del hogar en cada cabaña y tienda romana.

Hasta el 2 de septiembre, Los Corrales se volcará con la historia, algo que ya se puede ver en sus calles, en los comercios o incluso en las largas barbas de los participantes y el trasiego constante de cuantos ultiman los preparativos del inicio de las celebraciones.

El sábado, destaca la llegada de César Augusto, a las ocho de la tarde, al Circo Máximo. Un emperador que verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama la recompensa que se ha puesto a su cabeza. Escenificación que tendrá continuidad, en el mismo lugar sobre las once de la noche, con el enfrentamiento bélico recreado por festeros corraliegos entre una unidad romana y un grupo cántabro defensor de su poblado, este año más espectacular y con más participantes.

Y como uno de los momentos más significativos del primer fin de semana, destacan el domingo los actos protagonizados por jóvenes festeros. Habrá Senado Romano, Consejo de Tribus e incluso Gran Desfile General Infantil por la Avenida Cantabria de todos los menores componentes de la asociación organizadora por la Avenida Cantabria de Los Corrales de Buelna hasta el Circo Máximo.

Por la tarde, el propio César Augusto arengará a sus tropas para alcanzar la victoria definitiva, palabras que irán acompañadas por la Proclama de la mismísima Diosa Minerva. Antes de su marcha a Tarraco, Augusto, enfermo, cederá el mando de sus legiones a su legado, Cayo Antistio Vetus. En el lado cántabro, el pueblo celebra una boda cuando regresan los esclavos insurrectos, preparando un nuevo enfrentamiento que se vivirá la semana próxima.

El debate en Los Corrales de Buelna sobre la futura ubicación de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de Guerras Cántabras se hace cada día más necesario, sobre todo cuando la finca sobre la que se ha levantado el campamento en los últimos años es privada y codiciada por empresas que ya han expresado su interés por el solar. A partir de ahí, las opciones que se manejan para ese traslado no son muchas, dada la gran extensión de un campamento que alberga cerca de medio centenar de construcciones, entre tiendas romanas, cabañas cántabras, templos y escenarios, unos 10.000 metros cuadrados.

En ese debate la dirección de la Asociación Guerras Cántabras ya ha puesto sobre la mesa sus intenciones, volver al lugar en el que todo comenzó hace 14 años, el parque Mazarrasa, junto al Ayuntamiento, suficiente en extensión, más céntrico y bien comunicado. "Tal y como está la situación de ese solar, volver a él no es un sueño, es una posibilidad muy real", dijo ayer el presidente de Aguecan, Óscar del Val.

Lo primero que ha hecho son los cálculos necesarios para saber si todas las estructuras de la actual fiesta caben en ese parque. Y las cuentas salen porque las dimensiones de la actual finca y del parque son prácticamente iguales, 10.100 metros cuadrados en la finca de la calle Galicia, 10.000 en el parque Mazarrasa, que si se tiene en cuenta todo el entorno dobla esa capacidad, hasta los 22.000 metros cuadrados. Y por su lugar, permite mantener en su situación actual la instalación del gran Circo Máximo, en una finca de 6.000 metros cuadrados en la calle Numancia, frente al parque del Ayuntamiento.

En esa apuesta por "recuperar la ilusión que nació por la fiesta en esa finca" entran importantes variantes, como el hecho de que en el futuro Plan General de Ordenación Urbana esté calificada como zona verde. Y desde luego, la nostalgia de cuantos pusieron en marcha la fiesta por un lugar que dejó siempre "muy buenas vibraciones".

Las Fuerzas Armadas colaborarán este año con la Asociación Guerras Cántabras para alojar a distintos grupos de recreación histórica invitados a la próxima edición de la fiesta que se celebrará en Los Corrales de Buelna del 29 de agosto al 7 de septiembre. El Ministerio de Defensa, el Ayuntamiento y la asociación han firmado un acuerdo de colaboración por el que el Ejército prestará 40 literas de campaña, 80 camas en total, que permitirán acoger a miembros de otras fiestas de recreación histórica que llegarán desde Asturias, Lugo, Murcia o La Rioja.

Del Val agradeció la buena predisposición de las Fuerzas Armadas a colaborar con la fiesta facilitando su equipo de campaña sin ninguna contraprestación. También tuvo palabras para el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, que cederá el pabellón cubierto del colegio público José María Pereda para albergar hasta 80 invitados de fiestas como la de Arde Lucus, en Lugo, la Semana Santa de Calahorra o Cartagineses y Romanos de Cartagena.

Una invitación que se podrá extender a más personas, abaratando el principal coste para la asociación, el alojamiento. Del Val dijo que la medida entra dentro de los planes de ajuste presupuestario de la organización de Guerras Cántabras, que se complementarán con la instalación de un comedor independiente en el campamento para todos esos invitados, que se atenderá con el servicio de bar que este año montará la asociación con socios parados con experiencia en la hostelería.

El presidente de la asociación, Óscar del Val, aprovechó el anuncio de ese acuerdo para adelantar el nombre del pregonero de la próxima edición de la Fiesta de Interés Turístico Nacional de Guerras Cántabras, Jesús Torres Martínez, doctor en Prehistoria y Arqueología. Y anunció que esta semana se firmarán los contratos con tres personas desempleadas que, como en los dos años anteriores, se encargarán del montaje de las grandes estructuras de la fiesta corraliega gracias a un convenio con el Servicio Cántabro de Empleo.

Sobre el pregonero, Óscar del Val incidió en que es profesor de la Universidad Complutense de Madrid y director del proyecto de investigación arqueológica en el Monte Bernorio y de Estudios Prerromanos y de la Antigüedad en Cantabria. Un estudioso que conoce perfectamente la fiesta de Los Corrales ya que el año pasado participó en el ciclo de conferencia que organiza la Asociación Guerras Cántabras. Entonces Torres Martínez pronunció una charla que versó sobre Los montañeses de la Edad de Hierro, su cultura guerrera y su armamento.

Recreación de la invasión romana contra los cántabros en Los Corrales de Buelna.

La décimo cuarta edición de las Guerras Cántabras de Los Corrales de Buelna, Fiesta de Interés Turístico Nacional prepara muchas novedades para su segundo y último fin de semana. Este viernes se inaugurará un gran mercado de época, coincidiendo con una jornada en la que el protagonismo principal pasa a manos cántabras. El sábado serán los romanos los que tomen las riendas de la historia y eso se aprovechará para el estreno de una nueva representación teatral, esta vez cómica, centrada en la vida cotidiana de Roma. Y el domingo se repartirá entre una mañana de reparto gratuito de miles de raciones de comida y bebida para todos cuantos se acerquen a Los Corrales de Buelna y una tarde en la que 2.000 personas ataviadas de época tomarán la vía principal de la localidad en el Gran Desfile General de Tropas y Legiones.

Todo ello tras una semana en la que historiadores y arqueólogos han pronunciado varias conferencias centradas principalmente en el bimilenario de la muerte de César Augusto y los más jóvenes han participado en distintos talleres, todo ello en el propio campamento festero. Hoy jueves los jóvenes podrán participar en la recreación de un hallazgo arqueológico y los pasos a dar para su estudio, a partir de las cinco de la tarde, junto al Templo de Jano. Y a las ocho y media de la tarde Jesús Torres Martínez, doctor en Prehistoria y Arqueología, hablará en la Carpa de Protocolo sobre 'La vida cotidiana de los cántabros antes y después de Augusto'. Una conferencia muy esperada ya que Jesús Torres fue el pregonero de este año al inicio de la fiesta y su conferencia dejó a los presentes con ganas de más.

Mientras, continúan los ensayos de preparación del último fin de semana repleto de actos que se convierten en pequeñas obras de teatro, con participación de decenas de festeros, recreando la conquista de Cantabria a manos del Imperio Romano, todos ellos dirigidos por Anabel Díez y Carlos Troyano.

Los mismos que se preparan para retomar la actividad mañana viernes, con protagonismo especial para los cántabros, que se rebelan por segunda vez contra el Imperio, regresando a su tierra, unidos para una nueva guerra contra Roma. El sábado, serán los romanos los que reúnan su Senado para dar respuesta al nuevo levantamiento de los rebeldes cántabros. El legendario Marco Vipsanio Agripa dará respuesta militar al líder Corocotta. Y el domingo, el Gran Desfile de Tropas y Legiones, con más de 2.000 personas ataviadas con ropas y armamentos de época. Además, continúan abierto el Tabernaculum Aguecan, junto al campamento, y también muy cerca, la apertura, este viernes del Macellum, mercado de época que este año se abre en el cruce entre la calle Galicia y Los Pedriscos con más de 60 puestos.

Fotos y vídeos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/fotos

http://www.valledebuelnafm.com/index.php/videos