Artículos por fecha: Martes, 16 Julio 2019

Los concejales del PSOE, del PRC y Ciudadanos han sellado su acuerdo para el gobierno de Cieza en una sesión plenaria en la que se dio la bienvenida a la nueva edil de la formación naranja, Dolores Cuevas Saiz, sustituyendo al candidato en las pasadas elecciones, Alberto Alcubilla Villanueva. Un cambio necesario para la firma de un pacto que ha llevado a la Alcaldía a la edil socialista Lorena Pérez.

En esa sesión plenaria se repartieron responsabilidades entre los socios de gobierno, dejando en las manos del edil regionalista, José María Ceballos Aguirre, la Concejalía de Obras y Medio Ambiente, y en las de Dolores Cuevas la Comisión de Agricultura, Medio Rural y Medio Natural. El resto, Educación, Cultura, Deportes o Servicios Sociales serán responsabilidad de los dos concejales socialistas, Javier Díaz Guevara y la alcaldesa, que presidirá la Comisión Especial de Cuentas, en la que estarán todos los ediles de la Corporación, los dos del PSOE, el del PRC, la de Ciudadanos y los tres del grupo popular.

La alcaldesa cobrará al mes 1.300 euros por una dedicación del 75% al gobierno de Cieza. La asistencia a plenos le supondrá a cada concejal (excepto a la alcaldesa) 60 euros y por dietas de gobierno (también a excepción de Lorena Pérez, que no cobrará ninguna) 35 euros.

El PP ganó las elecciones municipales del pasado mes de mayo, logrando tres concejales de los siete que forman la Corporación. En un primer momento se descartó un tripartito entre los dos ediles del PSOE, el del PRC y Alberto Alcubilla por Ciudadanos. Pero la renuncia de éste último facilitó ese tripartito, según ha explicado el edil regionalista. Ese acuerdo se selló en la última sesión plenaria celebrada por la Corporación, en la que se aceptó la renuncia de Alcubilla y tomó posesión de su cargo como concejal la número dos de Ciudadanos.

Publicado en Últimas noticias

El sexto día de huelga de 24 horas convocado por el comité de empresa de Global Special Steel Products por la subcontratación volvió a paralizar este martes la actividad de la fábrica de Los Corrales de Buelna, tras ser secundado el paro por toda la plantilla de producción, tal y como ha venido sucediendo desde que se iniciaron las movilizaciones el 25 de junio.

Según precisó el presidente del comité de empresa de la fábrica corraliega, Juan José Buenaga (UGT-FICA), "si algo se ha demostrado desde que se iniciaron las movilizaciones es que la plantilla sigue muy unida porque no estamos dispuestos a que la empresa imponga en la fábrica una subcontratación a la carta, ajustada exclusivamente a sus intereses y sin respetar los acuerdos que se firmaron en su momento".

El sindicalista agregó que "por ahora, la empresa sigue sin rectificar y se niega a algo tan simple como cumplir los acuerdos de subcontratación que se firmaron en 2006 y en 2008", tras reiterar que "si algo está muy claro es que los acuerdos son para cumplirlos y, si no es así, nuestra obligación es forzar a la empresa a que los cumpla".

Una situación de desencuentro que ha llevado al comité de empresa a plantearse ya alargar el calendario de movilizaciones durante todo el mes de julio. El presidente del comité, Juan José Buenaga, explicó que ante la "pasividad" de la dirección y la "poca esperanza" de que las dos jornadas de huelga previstas para esta semana tengan consecuencias "se solicitará extender la movilización con nuevas jornadas de huelga durante todo el mes de julio, si puede ser a partir ya de la próxima semana". Se sumarían a las seis celebradas hasta ahora, la de ayer de nuevo con un seguimiento prácticamente total de la plantilla. Las dos próximas están previstas para el jueves y el sábado, ambas de 24 horas, desde las seis de la mañana, hora en la que se concentra la plantilla cada día en la portería de la fábrica de Los Corrales de Buelna.

El martes comité y sindicatos fueron convocados por la representación jurídica de la dirección, pero para "sorpresa" del comité se abordaron mejoras que no forman parte de las reivindicaciones laborales planteadas desde junio. "Desde el inicio no ha cambiado absolutamente nada, porque en lo esencial, que los puestos de trabajo sigan siendo de Trefilerías Quijano siguen en sus trece, quieren una subcontrata a la carta y no rectifican, y mientras tengamos el apoyo de la plantilla vamos a seguir presionando en la misma línea".

"La moral está altísima", aseguró Buenaga, para añadir que "viendo que ellos no se mueven, nosotros mantendremos nuestra postura que no es otra sino respetar lo firmado en 2006 y 2008, acuerdos que dejan claro que los puestos de trabajo subcontratados forman parte del proceso productivo de Trefilerías Quijano. Ahora ha crecido la subcontratación y no quieren aceptar que son de ese proceso productivo. Lo tenemos claro, si dentro de un año hay despidos no consentiremos que gente de la fábrica se vaya a la calle y las subcontrata mantengan sus puestos de trabajo".

Publicado en Últimas noticias