Artículos por fecha: Martes, 25 Septiembre 2018

El barrio de San Andrés ya tiene su pasarela peatonal para salvar el río Redondo sin jugarse la vida por el estrecho y viejo viaducto que desde el derrumbe del puente Renero ha multiplicado por cinco la densidad de tráfico. Los vecinos estaban preocupados y así se lo hicieron saber al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna. Más de uno había tenido ya un susto al cruzar el río andando por el puente y se hacía necesaria una solución que incluso reclamó en el Consistorio la portavoz popular, Mercedes Toribio.

El puente no admite siquiera que se crucen dos vehículos y cuando una furgoneta o un tractor, algo habitual, pasa por esa vieja estructura no queda apenas sitio para una persona. Tampoco da mucha seguridad la endeble valla lateral del puente, que a poco que uno se apoya en ella se tambalea. Así que a falta de poder, de momento, ampliar esa estructura para no cortar la entrada al pueblo desde San Felices de Buelna, el Ayuntamiento ha optado por una pasarela provisional para los peatones.

La alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, y el responsable de Obras y Urbanismo, Luis Ignacio  Argumosa, han inaugurado esa pasarela y comprobado los remates de su instalación.

González explicó que es una pasarela desmontable que se ha comprado para futuros usos. De momento, dijo, "da un servicio necesario para los vecinos y, en el futuro, veremos si se puede quedar aquí o la llevamos a otro lugar que lo requiera". La alcaldesa incidió en que "fue una demanda vecinal que entendimos más que justa por los desajustes que para el día a día ha causado en este barrio el cierre del tráfico por el puente del Matadero, y por eso hemos atendido cuanto antes la petición".

Avanzó también que el proyecto de mejora general del puente Baldebarreda ya se ha proyectado y está a la espera de la confirmación del plan de obra por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, "que esperamos para pronto". Una vez ese acuerdo en manos del Ayuntamiento se licitará la obra para poder acometerla "lo más rápido posible una vez se reabra el tráfico por el futuro puente Renero".

Argumosa coincidió en hablar de la necesidad de la pasarela por cuestiones de seguridad para los vecinos y paseantes al multiplicarse el tráfico por ese barrio. Recordó que la nueva pasarela se suma a las obras realizadas durante este año de mejora de la red de agua en todo el barrio San Andrés y el asfaltado de sus calles, "una inversión como no habían visto en esta zona de Los Corrales de Buelna antes". Una inversión a la que sumó la futura ampliación del puente.

Publicado en Últimas noticias

El coordinador de Ciudadanos (Cs) Valle de Buelna, Nicolás Campuzano, ha instado al Ayuntamiento a “resolver las carencias” de las dos pistas de pádel que recientemente han sido reformadas de forma integral tras 90.000 euros de inversión.

Según Campuzano, “después de los retrasos sufridos en la ejecución de la obra”, que también incluyó una nueva cubierta, decenas de usuarios “han mostrado su asombro por el estado en que el que encuentran las instalaciones” tras ser inauguradas “a bombo y platillo” el pasado 26 de julio.

El coordinador de Cs Valle de Buelna ha señalado que “el mayor problema que urge resolver es la escasa iluminación de las pistas”. “Algo que, mientras no se solvente,  impide su homologación por parte de la Federación  para el desarrollo de competiciones, incluidas las de ámbito amateur”, ha subrayado Nicolás Campuzano.

Campuzano también ha apuntado que “en relación a la nueva cubierta, a pesar de las mejoras acometidas, su disposición no es suficiente para proteger el perímetro de las pistas”, un motivo por el que “cuando llueve de forma intensa tanto las paredes interiores como el suelo sintético se empapan completamente de agua, haciendo imposible el juego”.

Asimismo, Nicolás Campuzano ha advertido de que “la situación de los canalones, que desaguan directamente en la losa, debería ser revisada a la mayor brevedad, así como el suelo de la pista, ya que las quejas son generalizadas en relación a las zonas en las que las irregularidades impiden que bote la pelota”.

Por último, el coordinador de Cs Valle de Buelna ha resaltado que el equipo de Gobierno, “antes de dar el visto bueno a unas instalaciones pagadas con el dinero de los vecinos, debería revisar y levantar un acta con todas las incidencias detectadas, en especial las que pueden ser achacables a una mala planificación o ejecución”. “No podemos estar constantemente con chapuzas”, ha sentenciado.

Publicado en Últimas noticias

Un siglo después de que cumpliera su función transportando material en las extensas instalaciones fabriles de la antigua Forjas de Buelna (hoy Trefilerías Quijano), una de las locomotoras de aquella factoría de Los Corrales de Buelna volverá a entrar en funcionamiento en los próximos meses. La 'Tonina', como se la conocía por aquel entonces, ha sido rescatada del olvido por el Ayuntamiento y la intención es que vuelva a echar humo, aunque esta vez ya solo de forma testimonial, como ejemplo de la recuperación del patrimonio industrial del municipio.

Dos de las locomotoras que cruzaban a diario aquellas instalaciones a principios del siglo XX llevaban décadas prácticamente enterradas por la vegetación no muy lejos de las también abandonadas oficinas principales de la compañía que puso en marcha el empresario José María Quijano. Cual Ave Fénix, la pretensión es resucitar al menos una para volver a ponerla en valor, convertirla en un referente del crecimiento industrial de Los Corrales y mostrarla al mundo como recordatorio del momento cumbre de la historia del municipio, cuando trabajaban en esa factoría más de 4.000 personas y el pueblo pasaba de ser 'corrales' para ganado a un enclave industrial y una de las localidades más importantes de la región.

En marzo de este año, con la idea ya muy avanzada, una delegación del Ayuntamiento se reunió con la dirección del grupo Celsa, propietario de Trefilerías Quijano. También estuvo el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes. Por parte de Celsa ejerció de anfitrión su director general, Oriol Aguiló, encargado además de hacer de cicerone no solo por las instalaciones actuales sino por el plan de crecimiento iniciado hace unos años. La alcaldesa, Josefina González, le planteó su interés por las dos locomotoras y su intención de ampliar el Centro de Interpretación de la Industria de Cantabria con más material procedente de la empresa que hizo posible la revolución industrial corraliega. Un museo que además lleva el nombre de José María Quijano.

La idea fue muy bien acogida por Oriol Aguiló, quien puso en manos del Ayuntamiento, de momento, una de esas dos locomotoras. La primera fase de ese proyecto se ha cerrado con el traslado de la máquina a una empresa especializada para un primer chorreo que sanee el deteriorado metal y una imprimación que la prepare para su reparación. Esa fase se acometerá en las instalaciones de Formación Profesional de La Salle, expertos en recuperar todo tipo de vehículos.

Todo apunta a que la última fase, su destino final, será el jardín de entrada de ese Centro de Interpretación de la Industria.

Cuando ya muy pocos se acordaban de esas locomotoras la limpieza y retirada de bardales en 2009, frente a la estación de Renfe, dejó a la vista, dentro de las instalaciones de Trefilerías Quijano y en condiciones deplorables, las dos locomotoras, completamente cubiertas de zarzas y maleza. A esas alturas, apenas quedaban ya trabajadores que las hubieran visto funcionar. Pero quedan recuerdos. Juan Miguel Villamuera, hijo y nieto de sus conductores, relata como su padre le contaba que antes de la locomotora recuperada esta semana hubo otra, más antigua, de carbón, como la 'Tonina'. Después vinieron más, de mayor tamaño y diésel.

Estuvieron en funcionamiento durante las primeras décadas del siglo XX, recorriendo una red privada de vías que partía de la entonces estación del ferrocarril (muy cerca de la actual parada de Renfe) hacia las fábricas que se levantaban en un amplísimo terreno de Los Corrales, llevando material, generalmente alambrón que recogían en la estación, de unas instalaciones a otras, así como residuos de la fundición hasta las inmediaciones de lo que fue el puente Colgante.

Publicado en Últimas noticias